Seis planes para disfrutar el ecoturismo en Chocó

El departamento es una joya biodiversa colombiana, que merece ser visitada y apreciada con conciencia de conservación

Fotografía cedida por el Ministerio de Ambiente de Colombia fechada en septiembre de 2014 que muestra ballenas jorobadas en el departamento del Chocó (Colombia). EFE/Ministerio de Ambiente de Colombia
Fotografía cedida por el Ministerio de Ambiente de Colombia fechada en septiembre de 2014 que muestra ballenas jorobadas en el departamento del Chocó (Colombia). EFE/Ministerio de Ambiente de Colombia

Chocó es uno de los departamentos con vocación ecoturística con mayor potencial en Colombia. Las visitas al lugar siguen aumentado conforme su oferta en actividades de turismo de naturaleza se fortalecen; algo que evidencian cifras como las de Aeronáutica Civil, que evidencian un aumento del 126 % en vuelos a este y otros destinos de la región Pacífica en agosto de este año.

Y es que la enorme biodiversidad del territorio es un atrayente indiscutible para los viajeros y aventureros que llegan al destino, ansiosos de conocer los parajes naturales de destinos como Bahía Solano y Nuquí, que descrestan por sus manglares, tortugas, ballenas y hermosas playas.

Pensando en ello, en Infobae Colombia le contamos sobre seis planes imperdibles para disfrutar la oferta ecoturística de Chocó:

Senderismo en Nuquí

Playas de Nuquí en el departamento del Chocó.  Foto: Colprensa.
Playas de Nuquí en el departamento del Chocó. Foto: Colprensa.

Nuquí es uno de los municipios chocoanos con más belleza natural. Allí, uno de los planes imperdibles es conocer la cascada del Amor, que se encuentra a 20 minutos caminando desde el pueblo, recorriendo un sendero selvático en la rivera del río. Al llegar se puede gozar de un baño en un pozo de dos metros de profundidad, que se origina luego de una refrescante caída de agua.

Avistamiento de ballenas en Bahía Solano

Bahía Solano, uno de los lugares para poder observar las ballenas jorobadas. (Colprensa).
Bahía Solano, uno de los lugares para poder observar las ballenas jorobadas. (Colprensa).

Este municipio ubicado al occidente del Chocó es reconocido por contar con paisajes únicos de selva y mar. En el destino, los turistas pueden embarcarse en recorridos marítimos donde pueden presenciar de cerca a los cetáceos.

Asimismo, es posible hacer otras actividades como bucear en los arrecifes de coral o hacer senderismo hasta misteriosos arroyos, cascadas paradisíacas y avistar otras especies migratorias que llegan a esta zona del país.

Conocer el<b> </b>Jardín Botánico del Pacífico

También en Bahía Solano, es posible conocer el Jardín Botánico del Pacífico que cuenta con 170 hectáreas de variada fauna y flora en medio de una selva tropical húmeda.

El área de conservación e investigación incluye 25 hectáreas de manglares navegables, así como extensos escenarios que son el hogar de especies de árboles nativos como el abarco, huino, choibá, nató, caracolí, entre otros. Además, incluye una línea de playa de 500 metros donde prosperan diversos ecosistemas.

Recorrido ecológico en la Reserva Natural El Cielo

Se trata de un área protegida ubicada a una hora de Capurganá, municipio ubicado a orillas del territorio del mar Caribe que ocupa este departamento. En el destino, los visitantes pueden disfrutar de piscinas naturales, cascadas, así como de un mirador al que es posible llegar después de una caminata por un sendero de 360 escalones.

Los viajeros además de deleitarse con la enorme biodiversidad, también pueden disfrutar comida típica de la región en el restaurante ubicado en la zona.

Relajarse en las aguas termales de Nuquí

Se encuentran cerca de la playa de Termales, a 40 minutos en lancha desde el pueblo de Nuquí. En el lugar se puede disfrutar de masajes relajantes, además de un baño en las aguas termales de color turquesa. También ofrece opción de alojamiento en posadas turísticas.

Apreciar la biodiversidad de Guachalito

Para llegar a Guachalito, una de las playas más visitadas del Chocó, es preciso tomar una lancha desde Nuquí. El trayecto dura media hora y permite conocer el paisaje de montaña selvática que compone este hermoso paraje.

Estando allí, uno de los mayores atractivos es hacer senderismo hasta las cascadas, que se encuentran frente al mar y que permiten apreciar la enorme y hermosa biodiversidad de la costa Pacífica.

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR