Dos haitianos murieron en Necoclí esperando avanzar en su ruta migratoria

Uno murió en medio de una riña y otro por problemas respiratorios

Migrantes, en su mayoría haitianos, esperan para abordar botes con destino a Acandí, Colombia para luego cruzar a Panamá y continuar hacia Norteamérica, en Necoclí, Colombia, 23 de septiembre, 2021. REUTERS/Luisa González
Migrantes, en su mayoría haitianos, esperan para abordar botes con destino a Acandí, Colombia para luego cruzar a Panamá y continuar hacia Norteamérica, en Necoclí, Colombia, 23 de septiembre, 2021. REUTERS/Luisa González

El mes terminará con más de 19.000 migrantes varados en Necoclí, en el Urabá antioqueño, esperando la posibilidad de conseguir un tiquete para seguir su ruta migratoria. Este represamiento está generando problemas que afectan a los extranjeros hasta el punto de afectar su vida. De hecho, este 28 de septiembre las autoridades confirmaron la muerte de dos haitianos que estaban en el municipio.

Uno de los extranjeros murió en medio de una riña que se produjo el sábado. Las autoridades relatan que el hombre resultó herido con arma cortopunzante y tuvo que ser trasladado al hospital de Apartadó, a unos 70 kilómetros de Necoclí, para ser atendido oportunamente. Desde ese entonces estuvo allí y falleció hoy.

“En estos momentos se están realizando las acciones necesarias para la respectiva judicialización”, informó la Policía Nacional.

En cuanto al otro haitiano sin vida, se informó que la causa del deceso fue por problemas respiratorios. Además de esta información, las autoridades no revelaron más detalles.

Existe una gran preocupación que se presenten más casos donde se vea afectada la salud de los locales y extranjeros, pues actualmente el Hospital San Sebastián de Necoclí se encuentra colapsado. En total son entre 50 y 60 migrantes diarios los que acuden a ese centro hospitalario para recibir atención por urgencias médicas.

“Por las condiciones socioculturales de ellos, se dirigen siempre a urgencias, donde se les hace la clasificación. Consultan muchos niños con problemas respiratorios, virales, intestinales y por la piel. También maternas que presentan algunos síntomas que se pueden agravar y no tienen control. También personas con enfermedades crónicas, pero que no llevan ningún tratamiento”, dijo Neyder Pupo Negrete, gerente del hospital.

Ante la situación, el gerente del Hospital San Sebastián de Necoclí manifestó al mismo medio que se encuentran preocupados, debido a que el personal de salud se encuentra agotado debido a la alta demanda de pacientes que deben atender a diario, por lo que hizo un llamado para que se contrate más personal en el centro médico.

La situación es preocupante, cada día llegan más migrantes de los que salen

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo son entre 1.000 y 1.200 personas las que arriban al municipio antioqueño cada día, quienes esperan para poder continuar su tránsito hacia los Estados Unidos, situación que genera hacinamiento en el lugar.

Por el contrario, de acuerdo con lo establecido entre las cancillerías de Panamá y Colombia, las empresas de transporte marítimo Catamaranes y Caribe S.A.S. solo pueden vender 250 tiquetes diarios para movilizar a los migrantes y sacarlos de Colombia.

Es de mencionar que esta escena de la llegada de migrantes a Necoclí se ha repetido en los últimos meses y de hecho no para de aumentar. Según el último informe de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, en lo que va de 2021, en total son cerca de 70.000 migrantes que han llegado a Necoclí en su camino hacia los Estados Unidos, entre los cuales se encuentran más de 13.000 menores de edad.

En ese sentido, las condiciones del lugar han puesto en alerta a los 72.000 habitantes de Necoclí, quienes se enfrentan a la escasez de agua y recursos sanitarios, además de que se encuentran en riesgo por la acumulación de basuras en el lugar, situación que puede generar brotes infecciosos entre los migrantes y la población autóctona.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR