Delincuentes secuestraron a una familia para saquear una bodega en Bogotá

Varios de los criminales fueron detenidos por la Policía Metropolitana que llegó al lugar para frustrar el hurto a una bodega de licor

Una familia de la localidad de Usaquén fue retenida en su propia casa por un grupo de delincuentes que utilizaron su vivienda para acceder a una bodega contigua. La Policía logró responder a tiempo y dio captura a varios de los implicados.

Los delincuentes no escatiman en violencia para lograr sus objetivos. Así lo evidenció esta familia en el norte de Bogotá, que tuvo que permanecer por varios minutos bajo amenaza, mientras un grupo de criminales buscaba la forma de ingresar, a través de una pared a una bodega de licor.

Según informó la emisora Blu Radio y el Ojo de la Noche, los delincuentes ingresaron a la vivienda para romper una pared y crear un túnel de acceso a la bodega y luego saquear la mercancía. Se encontraba en ese objetivo cuando la comunidad logró alertar a las autoridades.

Los vecinos de la familia secuestrada se percataron de que había una situación extraña en la vivienda y llamaron al cuadrante. Miembros de la Policía llegaron pocos minutos después, cuando los delincuentes ya habían logrado hurtar varios elementos.

El coronel Miguel Camelo, comandante operativo del norte de Bogotá, informó a Noticias Caracol que las autoridades detuvieron a cuatro criminales que se encontraban en la vivienda y estaban cometiendo el hurto a la bodega.

Además, encontraron en su poder herramientas con las que buscaron atravesar la pared de las edificaciones, así como algunos de los elementos hurtados que habían logrado obtener en medio del proceso. Todos fueron puestos a disposición de la Fiscalía para iniciar su judicialización.

La localidad de Usaquén, al norte de la capital del país, ha sido una de las zonas más afectadas por la delincuencia en Bogotá. De enero a agosto, de acuerdo con las cifras de la Secretaría de Seguridad, en esta zona se han presentado 4.697 hurtos a personas, registrando un aumento del 15% con respecto al año 2020. En cuanto al hurto a residencias, se han presentado 379, lo que representa una reducción de casos del 6.4% respecto al año anterior.

En las últimas semanas se han conocido varios casos de delincuencia en esta localidad. Por ejemplo, el pasado 17 de septiembre se conoció que un grupo de tres delincuentes, dos de ellos soldados activos del Ejército Nacional, robaron un vehículo con armas traumáticas que usaron para amenazar a las víctimas.

En la emisora RCN Radio informaron que el robo ocurrió exactamente en la calle 172 con carrera Séptima, donde los señalados delincuentes interceptaron a sus víctimas y los amenazaron con armas traumáticas. Esas personas tuvieron que descender atemorizadas del automotor, mientras que los ladrones huyeron en el mismo.

Ante lo ocurrido, los afectados se comunicaron con las autoridades que iniciaron la búsqueda del carro por la autopista Norte, la carrera Séptima y la vía Tunja-Bogotá, y precisamente allí, sobre el kilómetro 69, en inmediaciones de Chocontá (Cundinamarca), fue donde la Policía de Tránsito detuvo el vehículo con los delincuentes.

Allí, reseñaron en RCN Radio, fueron identificados y capturados los soldados regulares Yoiner Joel Ballena Duarte, de Tame (Arauca), quien está vinculado con el Batallón de Artillería N°.13, y Nelson David Orduz Guillén, oriundo de Bogotá, y adscrito a la Décima Brigada. Junto a ellos se capturó también a Nelson Téllez, también proveniente de Arauca (Arauca).

Otro de los casos, por ejemplo, sucedió en una fundación de la transversal séptima bis A con calle 118, según informó el diario El Tiempo el pasado 24 de septiembre, donde un grupo de delincuentes ingresó y se llevó los celulares, computadores y otros elementos tecnológicos de un grupo de estudiantes que eran beneficiarios de un programa del Estado.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR