A pesar de tener una pierna lesionada, Carlos Ramírez logra su segunda medalla de bronce en los Olímpicos de Tokio

En lo que fue una gesta reñida, el antioqueño de 27 años logró clasificarse y ofrecer un excelente espectáculo en la final. El esposo de Mariana Pajón, por su parte, no tuvo la potencia suficiente para salir del sexto lugar en la semifinal

Carlos Ramírez, con el número 278, y Vincent Pelluard, con el 120, durante la última carrera de semifinales en el BMX Olímpico. / Comité Olímpico Colombiano
Carlos Ramírez, con el número 278, y Vincent Pelluard, con el 120, durante la última carrera de semifinales en el BMX Olímpico. / Comité Olímpico Colombiano

Tras 45 minutos de retraso, provocados por una tormenta eléctrica que obligó el aplazamiento de las pruebas de semifinales del BMX con el objetivo de evitar accidentes en la pista mojada o por la caída de un rayo, finalmente se celebraron este 29 de julio las pruebas de la categoría masculina del BMX, en las que compitieron los representantes de Colombia Carlos Ramírez y Vicent Pelluard, clasificados en tercera y cuarta posición de sus grupos en los cuartos de final de ayer.

Si bien los colombianos se rezagaron en la salida del primer heat, ambos lograron incorporarse al grupo en la primera curva. No obstante, sólo Ramírez logró ubicarse en zona de clasificación al conseguir el cuarto puesto detrás de Mahieu, Andre y Fields. Pelluard, por su parte, ocupó la sexta plaza detrás de Torres y delante de Harmsen y Van Gendt

Ramírez y Pelluard, que se posicionaron juntos en los carriles cinco y seis de la largada respectivamente, asumieron la segunda carrera con mentalidades más aguerridas: el francés nacionalizado se tomó la delantera desde la salida, pero fue retrocediendo con el avance de la pista hasta quedar en el sexto lugar, mientras que el antioqueño arrancó desde atrás, adelantándose a la cuarta posición por la parte baja del segundo peralte. En primer lugar quedó Connor Fields, quien se había llevado el oro en Río 2016.

Tras esa salida, que los dejó en exactamente las mismas posiciones que la primera, Ramírez se perfilaba para clasificación, mientras que Pelluard veía como se le hacían más angostas las posibilidades para seguir hacia la final del BMX olímpico. “Está duro, hay que seguir con ganas y con la ayuda de dios seguir trabajando. La pista mojada cambió un poco las cosas, que es lo importante”, dijo tras la segunda carrera el antioqueño, que ya había ganado medalla de bronce en las pasadas olimpiadas

La tercera carrera selló el paso a la final de Ramírez, que tras eludir una aparatosa caída protagonizada en la primera recta por Fields, Van Gendt y Sylvain, logró adelantarse hasta la segunda posición, detrás de Mahieu, y seguido por Torres, Harmsen y Pelluard en quinto. De esta forma, el joven de Medellín termina clasificándose en segundo lugar a la final en la tercera posición.

Con menos suerte corrió el esposo de Mariana Pajón, que a pesar de poder superar el accidente no logró conseguir los puntos suficientes para pasar a la ronda final de la categoría masculina. Sus 17 puntos lo dejaron en el sexto lugar de la general, por detrás del argentino Torres que tuvo 13. Así, los clasificados fueron, en orden, Mahieu, con 4 puntos; Carlos Ramírez con 10, Sylvain Andre con 11 y Connor Fields quien, a pesar de no terminar la última salida, se benefició de los buenos resultados en las dos primeras carreras.

Así, los cuatro ganadores de la primera semifinal pasaron a encontrarse con el holandés Niek Kimmann, el británico Kye Whyte, el francés Joris Daudet y el ecuatoriano Alfredo Campo, que se configura como el segundo nombre latinoamericano en la final, frente a tres franceses que poseían una clara ventaja estratégica al poder competir en equipo, un estadounidense, un holandés y un británico.

La final llegó, entonces, en la forma de una carrera reñida: tuvo un arranque lento, quedando en las dos ultimas posiciones, pero no tardó a alcanzar la cuarta durante el primer peralte, guerreó la tercera durante el segundo, y logró alcanzarla en el tercero, tras lograr esquivar la caída del francés Daudet, quien ocupaba esa posición, demostrando su control absoluto sobre la bicicleta. Por delante del colombiano llegaron Kimmann que se lleva el oro y Whyte, que se quedó con la plata.

“No me la creo, pocos saben, vengo de un mes duro, tengo una rodilla que no la dejé ver durante un mes largo, entonces es un sabor mucho más rico montarme en este podio. La dimos toda, fue muy duro lejos de mi familia, pero sin ellos no estaría en mi segundo podio olímpico que no fue fácil. Tuve una caída en preparación en la cual se me inflamo la pierna de tobillo a ingle, lo tuve callado y no me hice las cosas, pero ya, lo logramos, una locura estar aquí en Tokio dejando a Colombia en lo alto”, dijo el campeón olímpico tras salir de la línea de meta.

SEGUIR LEYENDO: