La promesa de Rodallega a su padre que no podrá cumplir por decisión de Juan Carlos Osorio

Hugo Rodallega confesó que quería llegar al América de Cali y hacer realidad el sueño que en vida tuvo su padre. Entretanto, Osorio explicó por qué no lo recibió en el club.

En la imagen Juan Carlos Osorio, director técnico de América de Cali. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
En la imagen Juan Carlos Osorio, director técnico de América de Cali. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Para afrontar la temporada, que empieza con el encuentro ante Atlético Paranaense por Copa Conmebol Libertadores, la hinchada de América de Cali esperaba el fichaje del delantero Hugo Rodallega, hasta hace poco agente libre, tras su salida del Denizlispor (Turquía). Se esperaba todavía más dada la salida Duván Vergara, Yesus Cabrera y Rafael Carrascal, tres de sus piezas clave en los dos últimos títulos del club, el Torneo Finalización 2019 y la Liga BetPlay 2020.

Pese a que Rodallega siempre ha manifestado su deseo de retirarse en el conjunto escarlata, en especial porque fue una promesa que le hizo a su padre, y las conversaciones que había adelantado con el máximo accionista del club, Tulio Gómez, el ariete de 35 ficho por el Esporte Clube Bahía (Brasil).

La piedra en el zapato del futbolista, si cabe la expresión, fue el nuevo director técnico del América, Juan Carlos Osorio. Así lo dio a entender ‘Hugol’ el pasado 6 de julio en una publicación en Twitter: “Yo fui muy claro con ustedes y dije que siempre y cuando me lo permitan estaría dispuesto, pero al parecer dentro de el nuevo proyecto no encaja mi nombre así que les agradezco de todo corazón por sus mensajes”, sostuvo.

Pues bien, frentero, fiel a su estilo, el técnico risaraldense explicó por qué no recibió a Hugo Rodallega en su club, pues, si bien es un jugador veterano, sigue de amorío con el gol. La temporada pasada fue el goleador del Denizlispor, con 14 anotaciones, y el octavo artillero de la Superliga turca.

En conversación con DirecTv Sports, Osorio explicó:

“Hugo Rodallega es un muy buen jugador, pero al igual que otro que me contactó, que admiro y debo llamar mañana a agradecerle profundamente, le dije que lo tenía que pensar muy bien. Ayer otro nuevo llamó a lo mismo: a querer llegar acá a rematar su carrera deportiva. A mí me parece que los jugadores colombianos de los que estoy hablando tienen derecho a pensar que pueden venir acá, pero a mí me corresponden dos cosas: darle continuidad a los jugadores que están, en este caso Adrián Ramos”.

Ramos, bien se sabe, además de ser un referente del equipo, es el capitán, de ahí que sea un prioridad para el estratega. Pero no es el único atacante en el que el DT concentrará sus esfuerzos: “Y en esa posición hablé de Gustavo Torres. Y tenemos a Carlos Cortés Barreiro, que es selección Colombia Sub 20, y que creemos que tiene potencial de ser el próximo Duván Zapata. Y hay otro muchacho, Mateo Ortiz, entonces no podemos tener más jugadores en esa posición”.

La promesa de Rodallega

Hugo Rodallega le prometió a su fallecido padre, un líder comunitario de quien heredó no solo el apellido sino el nombre, jugar en América de Cali, el club de sus amores. De ahí que manifestará la tristeza que le genera no poder cumplirle, la menos no ahora.

Yo le hice una promesa a mi papá de que algún día iba a jugar con el América de Cali y por eso lo intenté hasta el final, pero la cosa no fue por dinero sino porque el profe Osorio ya tiene todo su proyecto y yo no estaba en sus planes”, dijo el delantero en diálogo con Caracol Radio.

El jugador también explicó que, más allá de no regresar a Cali, le hace feliz poder jugar en el continente. “Estar en Brasil me acerca más a mi familia y a mi casa, llego al fútbol brasilero a aprender más cosas y a aportar lo que aprendí en Europa. Volví a Suramérica para acercarme más a mi familia y a mi tierra”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: