Deuda del Gobierno a EPS e IPS en Bogotá pone en riesgo el proceso de vacunación

La deuda del Gobierno nacional a las instituciones vacunadoras de Bogotá asciende a 50 mil millones de pesos por las dosis aplicadas hasta el momento, alerta la Secretaría de Salud.

Vacunación en Bogotá. (Colprensa-Sergio Acero)
Vacunación en Bogotá. (Colprensa-Sergio Acero)

El proceso de vacunación en Bogotá está en riesgo por falta de liquidez, según anunció el secretario de Salud del distrito Alejandro Gómez. Por esa razón, elevaron una petición al Ministerio de Salud y al Gobierno nacional para que pague la tarifa por vacunas aplicadas a la ciudad, que acumula una deuda de más de 50 mil millones de pesos.

Según explicó el secretario de Salud, al crearse el Fondo de Mitigación de Emergencias, FOME, se estableció que podía pagarse una tarifa por vacuna aplicada; pero hasta el momento, esa asignación de recursos en la capital solamente cubre el 5,3% de las que se han aplicado.

La alerta es porque en algún momento las IPS y EPS que distribuyen las vacunas en la ciudad necesitarán de los recursos para el pago de los salarios de los vacunadores, porque “el plazo que tenía Bogotá para aguantar sin liquidez se está cumpliendo”, afirmó Gómez.

En la carta dirigida al Ministerio de Salud, las instituciones de la capital exigieron: “Que se les paguen las vacunas que han puesto desde que inició el proceso de inmunización y que se solucionen los obstáculos para el registro de las personas vacunadas en el PAIWEB 2.0, que hasta la fecha no ha permitido el cargue completo de toda la población vacunada”.

Según Julio César Castellanos, administrador del punto de vacunación del hospital San Ignacio, las demoras para completar el registro en PAIWEB han causado que solo se tenga el registro del 53% de los datos, y si hubieran seguido la directriz de no vacunar sin esa plataforma, el proceso no iría a la velocidad que se ha administrado.

Según la misiva, en Bogotá al 12 de julio de 2021 se han aplicado 4.206.054 dosis y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres tiene programado el pago de tan solo 1.280.679 dosis, lo que representa el 30 % de esas vacunas puestas. Las IPS y EPS vacunadoras estiman que el gobierno nacional les debe cerca de 50 mil millones de pesos y apenas se les ha girado cerca de 2 mil millones”, afirmó la Secretaría.

Bogotá es la ciudad que más vacunas ha aplicado en el país y ha mejorado el proceso para mantener la velocidad. Sin embargo, las autoridades advierten que de no otorgar liquidez, se podría afectar la aplicación del biológico de cara al inicio de la etapa 5.

Juan Carlos Uribe, representante de las Asociación Colombiana de vacunación domiciliaria, explicó que aunque el proceso de digitación ha sido obtuso, se ha hecho. “En principio hay información suficiente en el Paiweb como para que hubiera habido pagos por las dosis aplicadas. En el caso de las 6 IPS las cuales hemos aplicado más de 800 mil vacunas, no se nos ha pagado por la primera”, sostuvo.

La Secretaría de Salud explicó que las dificultades en el cargue de datos al Paiweb 2.0 y las fallas en la plataforma, hacen que haya información incompleta y por tanto se demore el proceso de validación y asignación del pago por las dosis. Por eso pidieron al Ministerio de Salud mejorar los canales de comunicación para solución de inquietudes y acompañamiento.

“La red hospitalaria completa de Bogotá ha hecho un esfuerzo extraordinario que permite tener los números optimistas que tenemos, bajar el número de pacientes en UCI; pero ese esfuerzo debe pagarse y está debidamente cotizado, lo tiene muy claro el Ministerio de Salud y el Gobierno nacional y tienen los recursos para eso. Lo que estamos pidiendo, con todo respeto pero con toda claridad y franqueza, es que esos recursos se muevan en el sistema para garantizar que el proceso siga a la velocidad que lo llevamos”, afirmó el secretario de Salud.

Las IPS afirman que han comprometido los recursos propios en el proceso de vacunación, pero en este momento están en “verdadero riesgo de colapso económico” y quebrar por caja, manifestó Uribe, responsable de los puntos de vacunación en centros comerciales.

“Hay IPS, por ejemplo las responsables de todos los puntos de vacunación en centros comerciales (13), estas ya han dicho claramente: se nos acabó la caja. Se nos acabó porque llevamos tres meses vacunando, todos los días, horarios extendidos que conllevan costos mayores, sábados y domingos, estos últimos tienen un costo mayor”, explicó el secretario de Salud.

Gómez aseguró que la situación y la iliquidez podría llevar a detener el proceso de vacunación. Por esa razón piden solucionar las fallas del Paiweb, otorgar liquidez, y así evitar que “Bogotá sea víctima de su éxito”, como afirmó el secretario.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR