En 2021 se han registrado 30.164 tutelas contra las EPS y 879 peticiones digitales por el respeto al derecho a la salud en Colombia

Solo en mayo de este 2021 se presentaron 72.385 peticiones, quejas, reclamos o denuncias, de acuerdo con un informe de Change.org. Las EPS que más se rajaron: Medimas y Coomeva.

En las acciones de tutela interpuestas contras las Empresas Promotoras de Salud (EPS) y las peticiones digitales se exige, entre otras, la prestación de tratamientos médicos para enfermedades como el cáncer. Foto: Colprensa
En las acciones de tutela interpuestas contras las Empresas Promotoras de Salud (EPS) y las peticiones digitales se exige, entre otras, la prestación de tratamientos médicos para enfermedades como el cáncer. Foto: Colprensa

El derecho a la salud sigue siendo uno de los más vulnerados en Colombia. Así lo evidencia un informe revelado este 12 de julio por la plataforma Change.org, que recoge las acciones de tutela interpuestas contras las Empresas Promotoras de Salud (EPS) y las campañas digitales en las que se exige, entre otras, la prestación de tratamientos médicos para enfermedades como el cáncer.

Solo entre enero y mayo de este año 30.164 ciudadanos interpusieron tutelas contras las EPS, mientras que en el 2020 se registraron 81.899 de estos recursos, de acuerdo con Change.org, que recopiló datos de la Defensoría del Pueblo, la Corte Constitucional y la Superintendencia Nacional de Salud.

En en 2020 Antioquia fue el departamento con el mayor número de tutelas radicadas, con 4.925, seguido Valle del Cauca (3.807), Bogotá (3.181) y Atlántico (856). Entretanto, las dos EPS más entuteladas el año fueron Medimas, con 59 casos por cada 10.000 usuarios, y Coomeva, con 40.

Las tutelas, sin embargo, no son las únicas que muestran la ineficiencia del sistema de salud. “Por peticiones, quejas, reclamos o denuncias (PQRD) ante la SuperSalud, el informe confirma que solo en mayo se presentaron 72.385 casos. Bogotá comanda la lista de PQRD (92.515), Medellín (32.797), Cali (32.649) y Barranquilla (16.574)”, explicó Change.org

Peticiones digitales

Además de acudir a los recursos de tutela, los ciudadanos han comenzado a exigir el respeto del derecho a la salud mediante plataformas digitales como Change.org, en la que, entre 2020 y 2021, fueron creadas 879 peticiones que exigen a la SuperSalud y a las EPS la autorización de tratamientos, entrega de medicamentos y la realización de cirugías.

De las 879 iniciativas, que fueron apoyadas, firmadas y compartidas por más de 5′587.000 ciudadanos, solo 48 respuestas obtuvieron respuestas directas de las autoridades, menos del 6 %.

También le puede interesar: Change.org revela las siete movilizaciones digitales más virales durante el paro nacional en Colombia

Uno de las iniciativas de esta plataforma, que ayuda no solo a visibilizar las denuncias, sino a ejercer presión a las autoridades en redes sociales para obtener respuestas, es la de Luciano, un niño de 8 años que hoy busca vencer un tumor cerebral. Al no obtener respuestas de su EPS para iniciar el tratamiento de quimioterapias y radioterapias que necesitaba, su familia creó una petición en Change.org que logró más de 24.000 firmas de apoyo. Luego de ello, la EPS se comunicó directamente con los padres de Luciano y logró agendar una cita para iniciar su tratamiento.

Otro de los casos representativos es el de Ana, quien esperó cerca de cuatro años para recibir una cirugía con el fin de corregir su displasia de cadera. En menos de tres semanas logró reunir más de 16.000 firmas de colombianos que la apoyaron en exigir que su operación se hiciera realidad. Recibió respuesta de la SuperSsalud y su EPS, y así logró que le autorizaron el procedimiento quirúrgico.

“El apoyo ciudadano virtual ha sido vital en situaciones como la Luciano y Ana, ya que de otra forma sus historias difícilmente habrían salido a la luz y llamado la atención de las autoridades para dar una respuesta efectiva”, afirmó el director de Change.org en Colombia, Jonatan Rodríguez.

Contrario a la solución que obtuvieron los casos de Ana y Luciano es el caso de Mateo, un niño de Barranquilla que durante dos de sus cuatro años de edad lleva esperando la autorización para una cirugía que le permita respirar y comer por sí solo.

En febrero, una persona allegada a su familia creó una petición en Change.org, que hasta el momento acumula más de 44 mil firmas. Y, pese a que la EPS Cajacopi autorizó el procedimiento luego de la solicitud virtual, aún no se ha programado la fecha de la cirugía.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR