“Desearía borrar todo el dolor”: exparamilitar ‘Pablo Sevillano’ pide perdón por ordenar el asesinato de lideresa social en Nariño

Yolanda Cerón Delgado murió en 2001 tras denunciar violaciones de derechos humanos en Tumaco. Su autor intelectual dijo en la Comisión de la Verdad estar arrepentido y le pidió perdón a su familia.

Guillermo Pérez Álzate en la Comisión de la Verdad
Guillermo Pérez Álzate en la Comisión de la Verdad

Este viernes la Comisión de la Verdad escuchó en una acto de reconocimiento al excomandante del Bloque Libertadores del Sur de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Guillermo Pérez Álzate, alias ‘Pablo Sevillano’, quien admitió su responsabilidad en el asesinato de la hermana y lideresa social Yolanda Cerón Delgado el 19 de septiembre de 2001, figura importante en el trabajo por las comunidades afrodescendientes en Nariño.

En su testimonio, el exparamilitar pidió perdón y aceptó su responsabilidad en el asesinato de Cerón. Admitió que estaba cegado por la postura de la guerra. “No, la hermana no era guerrillera, era una gran líder social y no merecía morir”. Este es uno de los puntos que tocó su familia quienes pidieron que dejaran de estigmatizar, incluso después de su muerte, a Yolanda, que muchas veces fue señalada de guerrillera.

Pérez Álzate indicó que asesinar a una líder social es terminar con el buen vivir de las comunidades, “por eso también pido perdón a las comunidades del Pacifico nariñense porque con su muerte más que la vida de una persona, les quité oportunidades de desarrollo con comunidades que traen consigo la paz”.

“Hoy vivo convencido, entre las más de 2000 mil muertes y los 6 millones y medio de desplazados, que la población humilde es la que más sufre. Cometí muchos errores, decisiones equivocadas y me digo a cada momento cuán equivocado estaba en medio de la guerra”.

En su acto de solicitud de perdón se cuestionó las razones por las cuales hizo parte de la muerte de Yolanda: “cómo pude haber hecho las cosas, ¿en qué estaba pensando cuando tomé esa decisión? No se imaginan cuánto desearía borrar todo el dolor”. Señaló que de su parte algo como lo ocurrido ese día no va a volver a suceder. “El silencio de los fusiles es la única manera de avanzar en el camino de la paz”, concluyó el excomandante paramilitar.

“El arrepentimiento en una experiencia dolorosa y es penosa para nosotros habitantes de un mundo en el que más que enfrentar los problemas nos enseñaron a evitarlos”.

Por otro lado, el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, le envió un mensaje al Eln, a las disidencias de las Farc, a la Segunda Marquetalia y a las Autodefensas Gaitanistas: “caigan en cuenta que a los líderes los estigmatizan por culpa de ustedes. Hacerlo es muy fácil cuando quieren matar a una persona. La guerra no nos lleva a nada. Seguirá destruyendo todo lo que toca”.

La muerte de Yolanda Cerón

Homenaje a Yolanda Cerón en la Comisión de la Verdad
Homenaje a Yolanda Cerón en la Comisión de la Verdad

La nariñense lideró por casi 20 años el reconocimiento de los derechos rurales y culturales de las comunidades afrodescendientes en su departamento. Desde ahí logró la titulación de al menos 550 mil hectáreas para familias. Además aportó a la legalización de los consejos comunitarios con la Ley 70 de 1993.

Yolanda muró el 19 de septiembre de 2001 afuera de la iglesia La Merced, en Tumaco (Nariño). La lideresa estaba junto a su sobrino cuando hombres llegaron en una moto y dispararon en tres ocasiones contra su humanidad. Al parecer, su muerte se debió a las denuncias que había hecho Cerón durante un Consejo Extraordinario de Seguridad del municipio por las violaciones a los derechos humanos por acción y omisión de los militares de la Brigada de Infantería No 2.

Esas denuncias las conoció ‘Pablo Sevillano’ (Guillermo Pérez Álzate) quien la calificó de guerrillera del Eln y ordenó su asesinato. Por estos hechos y otros homicidios, en 2014 fue condenado a ocho años de cárcel. Pérez se acogió a la Ley de Justicia y Paz con la que se desmovilizaron los paramilitares en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

SIGA LEYENDO