Santander, al borde del colapso total: ocupación UCI superó el 99% este miércoles

El CRUE del departamento reportó que tan solo quedan seis camas disponibles para tratar pacientes que requieren cuidados intensivos.

Imagen de referencia. Red hospitalaria en Santander. Foto: Gobernación de Santander.
Imagen de referencia. Red hospitalaria en Santander. Foto: Gobernación de Santander.

Santander vive horas críticas en medio de la pandemia por la COVID-19. Desde hace varias semanas el departamento se encuentra al límite en la capacidad de su red hospitalaria, sin embargo, desde este miércoles 16 de junio, la región amaneció al borde del colapso total, pues la gran mayoría de municipios que cuentan con Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) ya se encuentran al 100% de ocupación.

El Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) de Santander expuso en su último informe que el departamento tiene actualmente una ocupación UCI del 99,11%. De esta cifra, el 60,71% corresponden a camas para tratar pacientes con coronavirus, mientras que el 38,39%, a personas con otras patologías. Ello deja una disponibilidad de apenas 0,89%, que se refleja en seis unidades de emergencia.

De los siete municipios que cuentan con unidades UCI, cuatro ya se reportaron al 100%: Piedecuesta, Comunera, Guanentina y García Rovira y Vélez. Entretanto, Barrancabermeja, Floridablanca y Bucaramanga informaron ocupaciones del 97,50%, 98,68% y 99,34% respectivamente, a la fecha de corte.

Reporte del CRUE Santander al corte del 16 de junio de 2021. Ocupación UCI. Pantallazo.
Reporte del CRUE Santander al corte del 16 de junio de 2021. Ocupación UCI. Pantallazo.

A este panorama hay que sumarla la falta de insumos en varios centros de salud por la alta demanda de pacientes. Por ejemplo, el médico Víctor Raúl Castillo, presidente de la Fundación Cardiovascular, manifestó que se quedaron sin tanques de oxígeno: “En Santander estamos en una situación realmente caótica, ocupación 100% cuidados intensivos e intermedios, urgencia al tope, no hay camillas ni conexiones de oxígeno, el grupo médico cansado, faltan insumos y medicamentos para tratar a los pacientes con COVID”.

Los hospitales como el Local del Norte y el Universitario ya reportaban también un desabastecimiento desde hace varias semanas. “Estamos en un momento crítico, vendrán más pacientes y no nos queda más que insistir en el autocuidado, en el uso del tapabocas, el distanciamiento social, el lavado de manos y evitar las aglomeraciones”, concluyó el doctor Castillo.

El crecimiento de los casos de contagio ha sido evidente en esta región, así como en gran parte de las regiones en el país. Acorde a las estadísticas del CRUE, del 18 al 24 de abril la ocupación UCI era del 79.1%, y en la última semana de mayo ya se presagiaba una crisis en la red hospitalaria, pues había crecido hasta el 96%.

Reporte del CRUE Santander: ocupación UCI por departamento en Santander al 16 de junio del 2021. Pantallazo.
Reporte del CRUE Santander: ocupación UCI por departamento en Santander al 16 de junio del 2021. Pantallazo.

Bucaramanga no da abasto:

En la capital de Santander la situación da cuenta de situaciones muy delicadas, ya que varios pacientes deben aguardar en ambulancias por un cupo a una cama UCI al no haber disponibilidad. De hecho, los servicios hospitalarios reportaron en las últimas horas un hacinamiento del 200%.

El director de la Clínica Chicamocha, Luis Francisco Silva, manifestó en diálogo con Noticias Caracol que los ciudadanos que requieren atención deben esperar varias horas en los vehículos de emergencia para poderles asignar un espacio físico en los hospitales: “Llegan ambulancias al servicio urgencias, pero no se puede recibir al paciente y demoran 2-3 horas con el paciente dentro de la ambulancia porque no hay dónde colocarlo físicamente y tampoco para colocarle oxígeno entonces, es un problema gravísimo”.

Por su parte, Luis Felipe González, el gerente departamental de estrategia COVID-19 en Santander, manifestó que las autoridades sanitarias continúan intentando ubicar a las personas que necesitan servicios de urgencia. “El CRUE departamental sigue ubicando en diferentes zonas del departamento y del país a pacientes que requieren atención severa y en atención crítica”, precisó al citado medio.

Este martes 15 de junio, la Superintendencia de Notariado y Registro tomó la determinación de cerrar la oficina de Instrumentos Públicos de Bucaramanga a raíz de un brote de COVID-19 entre varios trabajadores del lugar. Por ahora, se encuentran a la espera de los resultados PCR para conocer quiénes de estos funcionarios pueden asistir al lugar: “Desde el martes pasado empezaron a aparecer los casos y se decidió cerrar el pasado viernes. Esperamos los resultados para que se habilite la oficina rápidamente”, dijo Dehiby Villamizar, presidente del sindicato, a Caracol Radio.

SEGUIR LEYENDO: