El relato de un periodista inglés atacado a las afueras del estadio Metropolitano: “Esto es una zona de guerra”

El reportero lleva diez años cubriendo fútbol colombiano para diferentes medios internacionales. “Nunca había visto algo así”.

Miembros de la Policía retienen por la fuerza a un hombre en medio de los enfrentamientos entre manifestantes e integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
Miembros de la Policía retienen por la fuerza a un hombre en medio de los enfrentamientos entre manifestantes e integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

El día de ayer se llevo acabo el Partido de Colombia contra Argentina que cerro con un empate que se dio en el último minuto de juego. Aunque la Tricolor inició perdiendo 0-2 al minuto 7′, en el segundo tiempo los dirigidos por Reinaldo Rueda lograron la hazaña que les permitió empatar el marcador. Luis Muriel, de tiro penal, y Miguel Borja en el cuarto minuto de descuento, le dieron la calma al combinado nacional.

Sin embargo, casi que simultáneo en la ciudad de Barranquilla a las afueras del estadio Metropolitano Roberto Meléndez comenzaron los desmanes y alrededor de las 6:00 p. m. usuarios en redes empezaron a denunciar enfrentamientos entre la fuerza pública y manifestantes, junto con videos e imagenes que registraron la situación.

Como era un partido tan importante y con cobertura internacional, diferentes medios tuvieron la oportunidad de ingresar al estadio para hacer el cubrimiento del encuentro de los equipos latinoamericanos. De acuerdo con la Revista Semana, un total de 25 medios pudieron presenciar el partido en el escenario. Entre esos se encontraba el periodista inglés Carl Worswick, que lleva 10 años cubriendo fútbol en Colombia como colaborador para medios como World Soccer Magazine, The Guardian y The Blizzard.

El reporto que estuvo a las afueras del estadio antes del inicio del partido contó que en ese momento fue victima de agresión policial.

10 años en Colombia y nunca antes me habían arrojado contra una pared ni me habían amenazado con una multa “por tomar fotos [a la Policía]”, escribió por twitter el periodista deportivo y agregó “Cuando respondí que tomaría fotos de quienquiera que me gustara, me dijeron agresivamente que me llevarían a una camioneta de la Policía. ¿Por qué? Por mi “mala actitud”.

Cabe recordar que, para este martes en Barranquilla se convocó una ‘Gran concentración de la resistencia’, programada para realizarse a las afueras del estadio desde las 3:00 p. m. Los organizadores de la protesta indicaron que el lema de la convocatoria era “si no hay paz, no hay fútbol”, para hacer entender a las autoridades que no se pueden programar este tipo de eventos mientras el paro nacional sigue vigente y los casos de contagios de covid están disparados.

La denuncia del ingles no quedo ahí, pues señaló que todo estaba poniéndose “feo” por las manifestaciones y que se escuchaban explosiones producidas por los gases lacrimógenos.

¡Y ha comenzado! Parece que la Policía se enteró del plan y de la nada cargó contra el grupo principal. Explosiones cada pocos segundos, se disparan gases lacrimógenos. Caos absoluto, una zona de guerra, nunca había visto nada igual. Idea clara de alejar las protestas antes de las 6 de la tarde”, describió la situación.

En su relato por twitter el periodista internacional, contó que pudo evadir los efectos de los gases lacrimógenos y sumergirse entre la multitud gracias a una familia que le permitió ingresar en una vivienda y le dio leche para poder combatir el ardor en los ojos producido por el gas.

“Una familia muy amable me acaba de arrastrar a su casa sin siquiera saber mi nombre. Estamos sentados en su pequeña sala de estar frotándonos leche en los ojos porque el gas entra por las ventanas. Ni siquiera tengo ganas de ver el partido después de la mierda que acabo de ver”, señaló Carl Worswick.

luego, de ingresar a la casa donde lo acogieron mientras pasaban los disturbios siguió denunciando como de forma arbitraria el Esmad estaba entrando en las casas de la zona en busca de manifestantes para llevárselos.

“Esto continuará toda la noche. He vivido aquí toda mi vida y nunca he visto lo que acabo de presenciar, todo por un partido de fútbol”, cita el periodista a un ciudadano colombiano mientras evidencia la situación.


SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR