Cúcuta Deportivo confirmó que saldó sus deudas y pide regresar a la Dimayor

El pasado 18 de marzo, el equipo ‘motilón’ fue desafiliado del balompié nacional por la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la Dimayor.

El pasado 18 de marzo el equipo ‘motilón’ fue desafiliado del balompié nacional por parte de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la Dimayor. Foto: Archivo
El pasado 18 de marzo el equipo ‘motilón’ fue desafiliado del balompié nacional por parte de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la Dimayor. Foto: Archivo

Una importante noticia respecto al Cúcuta Deportivo, equipo desafiliado al fútbol colombiano por tener varias cuentas por pagar, se conoció en los últimos días. Todo parece indicar que, en medio de toda la crisis económica que se vive en el país, y más en el fútbol, el equipo ‘motilón’ gestionó sus finanzas y a pesar de sus limitaciones pedirá volver al balompié colombiano.

Según se conoció este miércoles gracias a un comunicado oficial, el equipo asegura que ya pagaron todas las deudas laborales que en su momento impulsaron a la pérdida del reconocimiento deportivo por parte de la Dimayor, y por ende el liquidador Arturo Acosta Villaveces le solicitó al Ministerio del Deporte el levantamiento de la suspensión que tienen desde el pasado 29 de octubre.

“El suscrito liquidador y representante legal de la sociedad Cúcuta Deportivo Fútbol Club S.A. en Liquidación Judicial, NIT 890.500.817, tiene el gusto de confirmarle que el pasado 31 de mayo de 2021 quedaron debidamente pagadas las obligaciones laborales que en su momento dieron lugar a la suspensión provisional del reconocimiento deportivo del Club en el 2020, sanción adoptada mediante Resoluciones Nos. 000858 de julio 30 y 001320 de octubre 28 de 2020 de la Directora de Inspección Vigilancia y Control”, señala el comunicado.

Cabe destacar que gran parte de los fondos recaudados para ayudar al Cúcuta Deportivo llegaron por medio de la Fundación de Amigos del Cúcuta Deportivo que dirige el experimentado técnico colombiano, Jorge Luis Pinto. El santandereano de 68 años tomó la iniciativa del renacimiento del club de sus amores luego de terminar su expedición como entrenador de la Selección de Emiratos Árabes.

“A este fin, le estamos haciendo llegar la prueba del pago respectivo, mediante copia escaneada de los títulos de depósito judicial expedidos por el Banco Agrario de San José de Cúcuta”, añaden.

El pasado 18 de marzo el equipo ‘motilón’ fue desafiliado del balompié nacional por parte de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la Dimayor. Foto: Archivo
El pasado 18 de marzo el equipo ‘motilón’ fue desafiliado del balompié nacional por parte de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la Dimayor. Foto: Archivo

¿Qué pasa si vuelven a tener reconocimiento deportivo?

Si Cúcuta vuelve a recibir el reconocimiento sería afiliado nuevamente a la Dimayor y competiría en la segunda división (Torneo Betplay). Actualmente el club es dirigido por el técnico Davis Suárez y algunos futbolistas continúan a pesar de la desafiliación, entre ellos Braynner García, Juan Pablo Marín, Yeferson Contreras y Julián Rojas.

¿Por qué perdieron el reconocimiento?

El pasado 18 de marzo la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la División Mayor del Fútbol Profesional (Dimayor) ratificaron la desafiliación del Cúcuta Deportivo del balompié nacional, esta decisión fue tomada en una asamblea ordinaria, y se produjo por los incumplimientos laborales del máximo accionista del Cúcuta Deportivo, José Augusto Cadena, con sus empleados (del 31 de diciembre de 2018 al 31 de agosto de 2019).

La desafiliación, que se había ordenado desde noviembre de 2020, se hizo efectiva pese a que el Ministerio del Deporte anunciara que el agente pagó a la Superintendencia de Sociedades 106 millones de pesos, la suma que representa el total del proceso por el cual se liquidó judicialmente el equipo.

En su momento Cadena afirmó que el Cúcuta Deportivo ya había perdido todo el reconocimiento. Y si la capital de Norte de Santander quería tener un nuevo equipo debería comprar una nueva ficha, que cuesta entre $ 7.000 y $ 10.000 millones, sin contar que no podría contar con el mismo nombre.

Seguir leyendo: