Partido Comunes calificó de afrenta a la reconciliación el nombramiento del nuevo Comisionado para la Paz

Esa colectividad le solicitó a Juan Camilo Restrepo Gómez que no acepte la designación, ya que fue un opositor del proceso de cese del conflicto de la extinta guerrilla y el Estado colombiano

El Partido Comunes le sugirió al nuevo Alto Comisionado para la Paz no aceptar la designación para que sea consecuente con su oposición con el proceso de cese del conflicto entre la extinta guerrilla de las Farc y el Estado colombiano. Foto: Archivo Infobae
El Partido Comunes le sugirió al nuevo Alto Comisionado para la Paz no aceptar la designación para que sea consecuente con su oposición con el proceso de cese del conflicto entre la extinta guerrilla de las Farc y el Estado colombiano. Foto: Archivo Infobae

En una carta que publicaron en su cuenta oficial de Twitter, el Partido Comunes -colectividad que surgió tras el acuerdo de paz entre la extinta guerrilla de las Farc y el Estado colombiano- rechazó la designación de Juan Camilo Restrepo Gómez como nuevo Alto Comisionado de Paz, tras la salida de Miguel Ceballos, quien ahora es precandidato a la Presidencia de la República.

Los Comunes recordaron que Restrepo Gómez fue uno de los promotores del ‘No’ al plebiscito para refrendar el acuerdo con el otrora grupo subversivo, por lo que señalaron que su designación era una afrenta al proceso de reconciliación en el país.

“Nombrar a Restrepo como Alto Comisionado para la Paz, no solo es una burla a las expectativas de paz que tiene el pueblo colombiano, sino una afrenta en contra de la mayoría de la ciudadanía que sueña, quiere y lucha por construir la paz con justicia social y la reconciliación definitiva en nuestra patria”, afirmaron en uno de los apartes del comunicado.

Criticaron que aparte de que el presidente Duque ha sido negligente en la implementación del acuerdo, ahora designe como Comisionado para la Paz a un opositor de ese proceso.

“El compromiso del gobierno del presidente Iván Duque, durante estos dos años para la implementación ha sido no deficiente sino acomodado a sus proyectos políticos. A ello se suma el esfuerzo del partido de gobierno para sabotear el cumplimiento del acuerdo  de paz y volver a la guerra. El nombramiento de Juan Camilo Restrepo sería la cereza del pastel”, reprocharon.

Cuestionaron que un opositor al proceso de paz pudiera cumplir con lo que se acordó en el proceso de paz.

“Respetamos la decisión personal de oponerse a la paz. Pero cosa distinta es observar una postura neutral e indiferente a la decisión presidencial de nombrarlo en el cargo de Alto Comisionado para la Paz, con el falso compromiso de cumplir fielmente el acuerdo de paz, pues, ¿cómo va a implementar el acuerdo firmado, si él no comparte, ni cree en él?”, criticaron.

También le solicitaron al nuevo funcionario que no acepte la designación para ese cargo, para que fuera consecuente con su oposición al proceso de paz.

“El doctor Restrepo, consecuente con sus convicciones, debería rechazar la nominación que le ha hecho el presidente Duque y continuar en forma tranquila su trabajo al margen de las ventajas y privilegios derivados de las instituciones oficiales”, le sugirieron al nuevo Comisionado de Paz.

Pero además aseguraron que con este nuevo nombramiento, el mandatario colombiano estaba atacando una vez más el proceso de paz.

“La decisión del presidente Iván Duque, de nombrar a un declarado militante del no al acuerdo de paz, en el cargo de Alto Comisionado, no puede mirarse como un simple acto de ingenuidad, descuido o ignorancia de su parte. Se trata de asestar un golpe demoledor contra la implementación del acuerdo de paz”, agregaron en la carta.

Concluyeron la misiva criticando el trabajo que realizó en ese cargo Miguel Ceballos, sobre quien dijeron usó ese cargo con fines electorales.

“No asumió las funciones que le corresponden a un alto comisionado para la paz en materia de implementación y por el contrario utilizó el cargo como trampolín para proponer su nombre en la baraja de precandidatos presidenciales”, finalizaron la carta.

Los cuestionamientos al nuevo Alto Comisionado para la Paz vienen principalmente por su último cargo como presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura) desde el 2 de octubre de 2014 hasta el 22 de abril de 2019, de acuerdo a su hoja de vida en el portal de Función Pública.

Ese gremio en el Urabá antioqueño ha sido cuestionado por la presunta financiación que realizó de grupos paramilitares en la región y el beneficio que obtuvo de la operación de esos grupos criminales.

Respecto a esos cuestionamientos, el ahora alto comisionado para la Paz calificó como legales los aportes que miembros del gremio bananero hicieron a las Convivir, unas cooperativas de vigilancia que terminaron siendo impulso para la conformación y consolidación de los grupos paramilitares.

“A mí no me puede demostrar que porque yo daba unos recursos a una entidad de carácter legal que en su momento eran las Convivir amparados por el Estado yo tenga la presunción o la conclusión de decir que eso era una ‘fachada’. Es que eso no es una ‘fachada’, es que así se daba la plata para la Convivir”, explicó Restrepo Gómez en el portal Verdad Abierta.


<u><b>SEGUIR ELEYENDO:</b></u>

TE PUEDE INTERESAR