La suegra de Jessica de la Peña falleció por complicaciones relacionadas con el covid-19

La madre del empresario Ernesto Chalela, esposo de la presentadora de noticias en RCN, fue la única miembro de la familia que no logró sobrevivir a complicaciones derivadas de la letal enfermedad.

La madre del empresario Ernesto Chalela, esposo de la presentadora Jessica de la Peña, fue la única miembro de la familia que no logró superar el covid-19. Foto: Instagram
La madre del empresario Ernesto Chalela, esposo de la presentadora Jessica de la Peña, fue la única miembro de la familia que no logró superar el covid-19. Foto: Instagram

Después de contar el drama que tuvo que pasar con su familia tras contagios de covid-19, Jessica de la Peña, presentadora en Noticias RCN, reveló que su suegra, la madre del empresario Ernesto Chalela, no sobrevivió a secuelas de la enfermedad. Por medio de una publicación en su cuenta oficial de Instagram, despidió con emotivas palabras a la abuela de sus hijos Luna y Sebastián.

“Mi suegra, mi segunda mamá, mi amiga, mi alcahueta, mi compañera”, expresó la presentadora, en una publicación en la que adjuntó dos videos y seis fotos de la matriarca. En una de las grabaciones, se ve a la mujer bailando y, en otra, se le puede apreciar junto a su hijo durante su matrimonio junto con la periodista.

En la leyenda, la periodista de origen barranquillero habló sobre las actividades que comparía con la mujer. “Entrar a la casa y saber que no vas a estar más es muy duro”, exclamó en su dedicatoria.

Además, explicó que, hasta su muerte, la familia mantuvo esperanzas por ver a la mujer recuperada completamente. “Hasta el final mantuvimos la fe y esperanza de que tú como siempre, ‘resolverías’. Pero Dios te quiso a su lado y no hay nada que cuestionar. Con el corazón partido en mil pedazos acepto tu partida, luchando como la guerrera que eras, hasta el final”.

Ernesto Chalela y su madre, quien falleció a causa de covid-19. Foto: Instagram
Ernesto Chalela y su madre, quien falleció a causa de covid-19. Foto: Instagram

De nuevo agradeció a los médicos y enfermeras de la IPS Gestión Salud, la cual también atendió a su esposo en el momento de agravarse por la enfermedad. “Tú estás mejor, ahora nos toca a nosotros superar el dolor, resignarnos a tu partida y seguir adelante”, continuó de la Peña en la dedicatoria a quien llama “mi negra linda”.

“Te prometo no dejar que Luna se olvide de ti y que Sebas te conozca más, a través de fotos e historias”, expresó, sobre sus pequeños hijos. El último nació el pasado 9 de septiembre de 2020.

La experiencia con el covid-19

Hace un poco más de un mes, la presentadora barranquillera, activa en redes sociales, desapareció de sus perfiles por los contagios de covid-19 a todo su núcleo familiar. La mujer de 43 años reapareció en la noche del 26 de abril, para compartir con sus seguidores el duro paso por la enfermedad que tuvo Ernesto Chalela, su esposo, y su suegra.

“Estoy aquí porque muchas personas me han escrito preguntándome que qué me pasa, que si estoy bien de salud y que si mi familia está bien porque tengo un mes sin aparecer en redes sociales. La verdad es que sí y estoy aquí para contarles qué ha pasado y de antemano darles las gracias por preocuparse”, dijo, en un video publicado en su cuenta oficial de Instagram.

Según su testimonio, el contagio se dio en la casa de la pareja en Cartagena, en la cual el virus fue el que llegó al hogar. “Mi esposo y yo ya estamos bien gracias a Dios. No medio nada, solamente una tos. Los niños están perfectos, a mí esposo le dio duro y mi suegra sigue dando la batalla por cosas adicionales porque el covid-19 ya lo superó”, dijo, justificando que por la adversidad, no tenía “ganas ni cabeza” de nada.

Además, agradeció a aquellos seguidores y fanáticos que preguntaron por su bienestar y, finalmente, pidió oraciones por la salud de su suegra, quien murió recientemente. Al pie del video, dijo que seguía con fe de que todo mejorara para la familia de ella y del empresario Chelala. La tormenta sigue, pero soy una mujer de fe, extremadamente positiva y con una fortaleza inmensa que sólo me la da el de arriba, ¡que siempre piensa que en algún momento sale el sol! Y sí, también me pongo sentimental cuando cuento algo personal. ¡Estoy lista para volver a compartir con ustedes! ¡Los quiero!, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: