“En 10 departamentos del país se han registrado hechos vandálicos contra la infraestructura cultural”: MinCultura

Algunas estatuas de ciudades capitales como Pasto, Manizales y Popayán han sido derrumbadas. En Bogotá, la obra del Teatro Colón fue vandalizada, al igual que la biblioteca municipal de Dosquebradas, en Risaralda.

El Ministerio de Cultura dio a conocer este jueves que en 10 departamentos del país se han registrado hechos vandálicos que atentan directamente contra la infraestructura cultural y bienes patrimoniales e inmuebles.

“Tenemos reportes de afectaciones en Antioquia, Bogotá, Caldas, Cauca, Cesar, Huila, Nariño, Risaralda, Santander y Valle del Cauca. La cultura es uno de los aspectos más fundamentales en la libertad de expresión y estos hechos de violencia están atentando contra ese derecho fundamental”, señaló el ministro de Cultura, Felipe Buitrago.

Según lo ha evidenciado por esa cartera, se han presentado afectaciones en la estación del ferrocarril de Medellín, que tiene declaratoria en el ámbito nacional. En Bogotá, se afectó el cerramiento posterior y se sustrajo material de construcción de la obra nueva del Teatro Colón, que representa un bien de interés cultural del ámbito nacional.

Sobre este hecho, la entidad se manifestó el pasado 1 de mayo en el Teatro Colón en Bogotá, y por medio de un comunicado narraron lo sucedido.

“En medio de las protestas que se realizaron en el centro de la capital, un grupo de vándalos irrumpió con violencia en las obras de ampliación del Teatro. Alrededor de 100 manifestantes ingresaron al lugar, amedrentando al personal de seguridad que tuvo que buscar refugio por alrededor de una hora”, informaron en ese momento.

Según la información, los vándalos también hurtaron y destruyeron materiales y equipos. Aunque todavía no hay balance total de las pérdidas, se espera que lo sucedido no genere retrasos, ya que la ampliación está destinada a entregarse en diciembre de este año.

Cabe recordar que, esta construcción, que se inició en 2017 y hace parte de la restauración del Teatro Colón, contempla una nueva sala alterna con capacidad para 600 personas, llamada Delia Zapata Olivella, en honor a la bailarina y folclorista afrocolombiana. Además tendrá una sala permanente de ensayo para la Orquesta Sinfónica, un espacio multiuso, la restauración de la casa Liévano, entre otros atractivos.

Continuando con el balance, en Manizales, Popayán y Valledupar fueron derribadas las estatuas de Gilberto Alzate Avendaño, la del Poeta Soldado, Julio Arboleda; y la de Peter Manjarrés, respectivamente.

Estos momentos fueron capturados por algunos manifestantes que posteriormente compartieron los videos en redes sociales. Uno de ellos fue el de Manizales, cuando los protestantes a transitaban por la carrera 21, en el centro de la ciudad y con la ayuda de un separador arrancaron el monumento de la base de concreto.

Twitter

Así mismo, el Ministerio de Cultura reveló que fueron derrumbadas las estatuas de Misael Pastrana y del Fundador de la ciudad, Diego de Ospina y Medinilla, en Neiva. En el departamento de Nariño, más exactamente en Pasto, fue violentada la estatua de Antonio Nariño; la estatua de Bolívar en el municipio de Taminango y el busto Piedra de Bolívar, en el municipio de Cumbal.

En Risaralda, la biblioteca pública del municipio de Dosquebradas sufrió daños en la fachada y en los vidrios. De igual manera, la biblioteca pública de Pereira, ubicada en el tercer piso del Centro Cultural Lucy Tejada, sufrió daños en la fachada y en los vidrios de las ventanas.

Por otro lado, en Bucaramanga fue vandalizado con pintura el monumento conocido como la Glorieta del Caballo de Simón Bolívar. Adicionalmente, en Cali, un grupo de manifestantes pintaron graffitis en la fachada de la biblioteca pública departamental. También, fue incendiado el contenedor del Biblio Mio, sus colecciones, mobiliario y equipos; y derribaron la estatua de Sebastián de Belalcázar.

Este último fue uno de los primeros casos de afectación al patrimonio y se presentó el pasado 28 de abril sobre las 6:00 a. m., cuando un grupo de indígenas misak tumbó la estatua en un acto que denominaron “justicia histórica”.

Cerca de las 6:00 a.m. de este miércoles un grupo de personas intentó derribar la estatua de Sebastián de Belalcázar, ubicada en el barrio La Arboleda del oeste de Cali. El monumento quedó colgado desde su propia base, a pocos metros del piso.
Externos
Cerca de las 6:00 a.m. de este miércoles un grupo de personas intentó derribar la estatua de Sebastián de Belalcázar, ubicada en el barrio La Arboleda del oeste de Cali. El monumento quedó colgado desde su propia base, a pocos metros del piso. Externos

“El Ministerio de Cultura respeta las manifestaciones sociales, pero rechaza categóricamente los actos vandálicos que se han registrado en el país. Nada justifica el daño a la propiedad pública o privada, mucho menos cuando pone en riesgo la integridad física de la ciudadanía y nuestros colaboradores”, agregó el jefe de la cartera de Cultura, invitando al país a construir un diálogo nacional que permita poner fin a los hechos violentos.

SEGUIR LEYENDO: