Colombia rendirá cuentas sobre desaparición forzada ante ONU

El Estado Colombiano reportará avances con respecto a este delito, pero organizaciones sociales señalan que se ha hecho poco para contrarrestar el aumento de las desapariciones en el país.

Imagen de referencia: Un hombre observa hoy la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, frente a la Basílica Nuestra Señoora de la Candelaria, en el centro de Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.
Imagen de referencia: Un hombre observa hoy la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, frente a la Basílica Nuestra Señoora de la Candelaria, en el centro de Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.

En una presentación virtual ante el Comité de las Naciones Unidas contra las Desapariciones Forzadas y diversas organizaciones sociales, agrupadas en la Mesa de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas, el Estado Colombiano informará de avances, así como escuchará denuncias relacionadas con el manejo de este tema.

La reunión multilateral tendrá una duración de dos días, entre el 19 y el 20 de abril, luego del cual tanto el Comité como la Mesa de Trabajo entregarán una serie de recomendaciones para que el país combata de manera eficaz este flagelo.

Esta comparecencia es la segunda a la que asiste el país en cinco años. Cabe señalar que Colombia es uno de los 52 estados signatarios de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, firmada en octubre de 2016 después de que una comisión gubernamental viajó hasta Ginebra, Suiza, a presentar este informe y recibir las observaciones finales de la ONU.

No obstante, el balance no es favorable para el Estado Colombiano, con el añadido de que el escenario se complejizó con el incremento de las denuncias sobre desaparición forzada, la situación de migración, la lucha por los territorios indígenas, el asesinato de líderes sociales y la tensión en la zona de frontera con Venezuela.

Según el Movimiento Nacional de Víctimas, actualmente el Gobierno tiene una deuda en cuanto a la reparación de las víctimas, sus derechos, especialmente en temas de juzgamiento y sanción para los responsables de los casos de desaparición.

Entre sus cuestionamientos se encuentra la falta de gestión de la Jurisdicción Especial para la Paz ante los altos mandos del Ejército por la no entrega de información que conduzca a avanzar en el desarrollo de estos casos.

Se trata de más de 400 estructuras óseas, entre las que "se encontrarían víctimas de desaparición en el conflicto armado", según explicó la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que trabaja de la mano con la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, en un comunicado. EFE/Efrain Patiño/Archivo
Se trata de más de 400 estructuras óseas, entre las que "se encontrarían víctimas de desaparición en el conflicto armado", según explicó la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que trabaja de la mano con la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, en un comunicado. EFE/Efrain Patiño/Archivo

Señala dicha organización “un pacto de silencio y una política negacionista y justificatoria por parte de los oficiales”, haciendo referencia a la actitud dilatoria de las Fuerzas Militares.

Para Adriana Arboleda, portavoz de la Mesa de Trabajo sobre Desaparición Forzada y del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice): “La gran conclusión a la que hemos llegado en este tiempo es que el Estado no ha acatado las recomendaciones que se le hicieron en 2016, año en el cual sugerimos avanzar en las investigaciones para que no haya impunidad”, informó el medio Sputnik Mundo.

Desde el pasado viernes 16 de abril, representantes del Movice, entre quienes se encuentra Arboleda, arribaron a Ginebra, Suiza, para entregarles una serie de recomendaciones a los delegados de Comité de la ONU.

De acuerdo con Sputnik Mundo, éstas tendrían la intención de que los delegados llamaran la atención de las acciones del Estado Colombiano con respecto a sus acciones para contrarrestar el delito de desaparición forzada: “Dada la persistencia de las desapariciones forzadas es fundamental que Colombia acepte esa competencia del Comité, para que éste pueda ayudar en los temas de búsqueda y en las acciones urgentes para atender la situación de los casos que se denuncien. Esa aceptación es la pelea que estamos dispuestos a dar en las audiencias”, señaló Arboleda.

La última comparecencia del país ante el Comité de las Naciones Unidas contra las Desapariciones Forzadas fue en 2016; según consta en actas de seguimiento, el Estado Colombiano describió retos en cuanto a la consolidación de un sistema de información que referenciara información acertada sobre el total de desaparecidos en el conflicto, así como el fortalecimiento del aparato judicial para abordar este delito.

SEGUIR LEYENDO: