Iván Cepeda cuestiona al director del Inpec por pedir reubicación de Juan Guillermo Monsalve

El director del Inpec, el general Mariano Botero Coy, le envió a la Corte Suprema de Justicia una carta en la que solicita que se reubique al preso Juan Guillermo Monsalve de la casa fiscal de La Picota a otro pabellón el cual no especifica.

A la izquierda, el director General Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario INPEC,  general Mariano Botero Coy. A la derecha, el senador Iván Cepeda quien es víctima dentro del proceso contra Álvaro Uribe.
A la izquierda, el director General Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario INPEC, general Mariano Botero Coy. A la derecha, el senador Iván Cepeda quien es víctima dentro del proceso contra Álvaro Uribe.

Este martes el director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario INPEC, general Mariano Botero Coy, solicitó al magistrado César Augusto Reyes reubicar al interno Juan Guillermo Monsalve, quien es el testigo protegido dentro del caso contra el expresidente Álvaro Uribe por presunto fraude procesal y manipulación de testigos.

Recordó el general Botero que fue el magistrado Reyes quien ordenó el pasado 2 de abril de 2018 trasladar a Monsalve a la casa fiscal del centro penitenciario La Picota en Bogotá por motivos de seguridad.

Comentó Daniel Coronell en una columna ala que tituló ‘El Siguiente’, que el exparamilitar condenado y quien señaló a la familia Uribe Vélez de auspiciar la conformación del llamado bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), tuvo que ser trasladado ya que en su celda fue encontrada una sustancia venenosa que según el análisis de Medicina Legal es “un compuesto altamente tóxico que es usado como insecticida y rodenticida, se comercializa con el nombre de Matarratas Guayaquil. En Colombia está prohibida su venta”.

Sin embargo, con el caso de Uribe ahora en manos de la Fiscalía quien ya pidió precluir la investigación porque asegura no encontró pruebas de que el exmandatario haya cometido un delito, sumado al escándalo que Monsalve protagonizó por posesión de trago y otros elementos que están prohibidos dentro de la casa fiscal, el director del Inpec solicita su traslado.

“El 7 de enero de 2020 se solicitó a su honorable Despacho que se permitiera reubicar al privado de la libertad en otro pabellón dentro del mismo establecimiento, con ocasión del hallazgo de elementos de prohibida tenencia en operativo realizado el 4 de enero de ese mismo año”, detalló el Inpec.

Y pidió al magistrado del alto tribunal reconsiderar la orden de permanencia en la casa fiscal de Monsalve, “teniendo en cuenta que este no es un lugar destinado para la reclusión de personas privadas de la libertad, no es un pabellón de seguridad ni hace parte del mismo”.

Ante esta posición, el senador Iván Cepeda quien funge como víctima dentro del proceso cuestionó al director del Inpec. “¡Vaya, vaya! Ahora el director del INPEC dice que no puede garantizar la seguridad de Monsalve en una casa fiscal, pero en cambio sí la puede garantizar en un patio, donde hace algún tiempo ya intentaron envenenarlo. ¿Qué piensan ustedes?”, señaló en su cuenta de Twitter.

Así mismo, señaló que “el Inpec debe garantizar la disciplina y el régimen que debe imperar en los centros carcelarios y penitenciarios, pero no significa poner el riesgo de un testigo que está en riesgo y que tiene poderosos enemigos”.

Los lujos de Monsalve en la casa fiscal

Las imágenes, en las que se evidencian comodidades por fuera del alcance de un preso común, se ven privilegios como costosas botellas de alcohol, computadores, decoraciones, comidas ostentosas y demás lujos. Semana afirma que, por lo improbable que puede ser ingresar dichos objetos, Monsalve puede tener guardias del Inpec de su lado como cómplices.

Entre las grabaciones, se le puede ver a Monsalve entre amigos, con figuras notables e incontables mujeres. Fanático de capturar momentos, al preso se le veía en veredas bacanales disfrutando tragos finos al ritmo de la música.

Semana afirma que el preso ha podido mantener su estado de privilegiado entre los demás privados de la libertad por temor por su seguridad. Sin embargo, desde que se decomisaron sus pertenencias, se encontró en su área de reclusión consolas de videojuegos con las que se entretenía. A pesar de las irregularidades, se le perdonó cancelándole visitas.

SEGUIR LEYENDO: