Profamilia revela datos sobre el comportamiento sexual y afectivo de los colombianos durante la pandemia

De acuerdo con el estudio dado a conocer por la organización, el 14 % de las mujeres encuestadas enfrentó barreras para acceder métodos anticonceptivos y el 64 % de los consultados terminó su relación durante el confinamiento.

Una pareja es vista mientras camina hoy sábado en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda /Archivo
Una pareja es vista mientras camina hoy sábado en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda /Archivo

Profamilia es una organización privada sin ánimo de lucro que promueve el respeto y el ejercicio de los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de la población colombiana. Mediante su gestión, se realizó la encuesta I-SHARE aplicada a 2.444 personas de 5 regiones del país, que reveló detalles sobre cómo la pandemia ha afectado el acceso a los métodos anticonceptivos, las relaciones de pareja y la actividad sexual en el país.

El estudio, que fue dirigido por la Universidad de Gante (Bélgica) y del London School of Hygiene and Tropical Medicine (Reino Unido), permitió reconocer los efectos de coyuntura sanitaria en la salud sexual y reproductiva de los colombianos.

“Entre los resultados más destacados, se encontró que el 80 % de las mujeres encuestadas, sexualmente activas, usa un método anticonceptivo. Sin embargo, el 14 % de ellas enfrentó barreras para acceder a su alternativa en anticoncepción como: temor al contagio por salir de su hogar, largas filas y tiempos de espera en centros médicos, así como la escasez del método anticonceptivo debido a las medidas preventivas contra la Covid-19″, señaló el informe difundido por la organización.

Asimismo, dio a conocer que, “el 9 % de las personas que participaron en el estudio necesitó una prueba diagnóstica para la detección de Infecciones de Transmisión Sexual - ITS, de ellas el 28 % refirió que no pudo acceder a las respectivas pruebas debido al confinamiento”.

De acuerdo con Marta Royo, directora ejecutiva de Profamilia, “las cifras de I-SHARE son una nueva evidencia de que la pandemia incide en diversos aspectos de la salud y el bienestar de las personas más allá del contagio de la covid-19″.

Por eso, para la directiva es necesario que, como sociedad “sigamos trabajando por la garantía plena e integral de los derechos, incluyendo los sexuales y reproductivos”. Al mismo tiempo Royo indicó que en el caso de Profamilia, no se escatiman esfuerzos para fortalecer su capacidad de respuesta en áreas como: telemedicina, asesoría virtual y visitas domiciliarias, lo cual califica como métodos claves “para mitigar las barreras de acceso en contextos de pandemia”.

El 80% de las mujeres encuestadas, sexualmente activas, usa un método anticonceptivo. Sin embargo, el 14% de ellas enfrentó barreras para acceder a su alternativa en anticoncepción.
El 80% de las mujeres encuestadas, sexualmente activas, usa un método anticonceptivo. Sin embargo, el 14% de ellas enfrentó barreras para acceder a su alternativa en anticoncepción.

Resultados sobre relaciones de pareja e insatisfacción sexual

Según el reporte dado a conocer por Profamilia, la pandemia también tuvo un efecto significativo en las relaciones de pareja. Los resultados develaron que, “el 64 % de las personas que estaban en una relación afectiva de 3 meses antes de la pandemia, terminaron su relación durante las medidas más estrictas de la cuarentena. Asimismo, 4 de cada 10 personas encuestadas que finalizaron su relación durante el confinamiento señalaron que esta ruptura estuvo relacionada con la situación de salud pública”.

La organización indicó que dicha encuesta permitió identificar también, “cambios en la frecuencia de prácticas como la actividad sexual con la pareja, la masturbación, el sexo ocasional, el consumo de pornografía, el sexting y el cibersexo”.

De igual forma, indicó que durante la vigencia de las medidas para mitigar el contagio de la covid-19, entre las personas encuestadas se encontró que:

-El 18 % aumentó la frecuencia de la actividad sexual con su pareja y el 30 % la disminuyó.

-El 35 % aumentó la frecuencia de la masturbación y el 32 % la disminuyó.

-El 10 % aumentó la frecuencia de las relaciones ocasionales y el 8 % la disminuyó.

-El 27 % aumentó la frecuencia del sexting y el 18 % la disminuyó.

-El 27 % aumentó la frecuencia con la que ve pornografía y el 35 % la disminuyó.

-El 12 % aumentó la frecuencia del cibersexo y el 8 % la disminuyó.

Otras cifras que dio a conocer el estudio revelaron que, el 67 % de las personas encuestadas que tienen hijos no experimentó tensiones en la relación con sus hijos durante la cuarentena más estricta. Además, durante las medidas de distanciamiento social más estrictas, el 85 % de las mujeres encuestadas no cambió sus decisiones reproductivas, el 10,4 % decidió posponer el embarazo y el 4,4 % decidió tener un hijo pronto.

SEGUIR LEYENDO: