Entra en vigencia la estrategia contra la corrupción asociada al narcotráfico del Gobierno colombiano

Inicialmente, el plan se aplicará en quince municipios de cuatro departamentos del país donde se registra mayor incidencia de grupos ilegales.

Con el fin de reducir los casos de corrupción relacionados con funcionarios públicos envueltos en el tráfico de estupefacientes, el Gobierno nacional puso en marcha, este 24 de marzo, la “Estrategia anticorrupción asociada con el narcotráfico en Colombia”. Esta iniciativa será liderada por la Vicepresidencia de la República y la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, que aseguraron que buscan endurecer la ofensiva del país contra ambos crímenes.

“Sabemos que, desafortunadamente, las acciones del Estado en relación con la lucha contra la corrupción se han concentrado en las sanciones que, sin duda, son determinantes, son un disuasivo y deben ser drásticas. Pero para nosotros lo más importante es avanzar mucho más en transparencia, en lograr que, mediante una estrategia integral, podamos evitar la corrupción y las vinculaciones con los dineros del narcotráfico”, expresó Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta colombiana, durante el lanzamiento del plan.

Esta estrategia tiene tres objetivos: diagnosticar la relación de la corrupción con el narcotráfico, identificar y evaluar sus principales riesgos y formular lineamientos que permitan contrarrestarlos, tanto en las instituciones públicas como en actores privados. Además, se contempla la construcción de un mapa de riesgos de corrupción sobre la Cadena de Valor del Narcotráfico (CVN). Esta idea sería ejecutada con ayuda de la academia, organizaciones de la sociedad civil, servidores públicos y las entidades encargadas del control del narcotráfico.

También se trabajará en la construcción, socialización y adopción de una hoja de ruta dirigida a las instituciones públicas competentes, con el objetivo de que se formulen y adopten acciones tendientes a mitigar los riesgos de corrupción que facilitan dicha cadena en los diferentes procesos. En este punto se contempla emitir recomendaciones para la adopción de controles precisos que impidan que los hechos de corrupción se materialicen.

Inicialmente, el plan se aplicará en quince municipios de cuatro departamentos del país, donde se registra mayor incidencia de grupos ilegales. Los lugares son:

Nariño: Policarpa, Pasto, Ipiales y Tumaco

Norte de Santander: Tibú, Ocaña, Cúcuta y Sardinata

Antioquia: Apartadó, Tarazá, Valdivia y Medellín

Valle del Cauca: Buenaventura, Cali y Calima.

El Gobierno destaca que esta estrategia hace parte de los compromisos adquiridos por en el marco del Acuerdo de Paz. Además, al estar priorizado en los lugares mencionados, contribuirá a restablecer el orden de estas zonas del país que durante lo que va de 2021 ya demuestran un aumento importante de la violencia.

“Abordando el problema de las drogas ilícitas en los territorios más afectados por el conflicto, con la acción coordinada de todas las autoridades, podremos cerrar brechas o los puntos de mayor riesgo de corrupción, tanto en procesos como en conducta de funcionarios públicos”, dijo Beatriz Elena Londoño Patiño, secretaria de Transparencia.

Así mismo, se mencionó que la “Estrategia anticorrupción asociada con el narcotráfico en Colombia” cuenta con el apoyo de la la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la Embajada Británica y otros organismos del Estado que se encargan de atender las situaciones relacionadas a ambos delitos.

“Reconocer el peligro que representa esta problemática es un asunto de interés y responsabilidad global. El objetivo es claro: solo avanzando en el conocimiento y la construcción de esfuerzos comunes que apoyen la prevención y el abordaje del narcotráfico como un escenario sensible a la corrupción, será posible combatir este fenómeno. La estrategia que hoy se pone en marcha, es un paso importante para el logro de esta meta”, dijo Olivier Inizan, Oficial Encargado en Colombia de UNODC.

SEGUIR LEYENDO: