Mataron a cuatro millones de abejas para robar miel en Ciénaga

Ocurrió en una granja dedicada a la apicultura

Apiarios rociados con químico que mató a 4 millones de abejas.
Apiarios rociados con químico que mató a 4 millones de abejas.

En Magdalena este año se ha intensificado el robo en las colmenas por parte de delincuentes que fumigan para matar a las abejas y sustraer la miel.

El más reciente de los robos dejó cerca de 4 millones de abejas envenenadas por desconocidos que buscaban quedarse con la miel de una de las granjas dedicadas a la apicultura en el corregimiento de Cordobita, zona rural del municipio de Ciénaga.

Según la información oficial, los ladrones atacaron 18 colmenas, las destruyeron y envenenaron para llevarse la miel que es cultivada y cuidad por los campesinos del sector. El delito afectó directamente a 30 familias que viven de esta actividad. Dejando perdidas de cerca 30 millones de pesos y más de dos meses de trabajo que no se va a recuperar.

Sobre el robo Juan Gabriel Ramírez Silva, quien hace más de 10 años se dedica a esta actividad, aseguró en entrevista con El Tiempo que los delincuentes “Ingresan en horas de la noche y primero fumigan la colmena para matar a las abejas y poder acceder sin problemas a la miel que luego comercializan”.

La muerte de estos insectos, preocupa al gremio pues, además, de perjudicar la economía y el medio de trabajo de los apicultores, trae consecuencias al medio ambiente. Pues, las abejas son los agentes polinizadores más relevantes del ecosistema, junto a otros animales como las mariposas y las avispas.

La polinización es el intercambio de polen entre las flores y su principal motivo es lograr la reproducción de cualquier tipo de semilla y de frutas, proceso fundamental para el mantenimiento de la vida sobre la tierra. Incluso, los investigadores señalan que de cada 10 cosas que comemos, al menos cinco han tenido acción directa de las abejas en un 75 u 80 %.

Según la FAO, más del 75 % de los cultivos alimentarios del mundo
dependen en cierta medida de la polinización. El INTA trabaja para que las
abejas sean indicadoras de las Buenas Prácticas Agrícolas
Según la FAO, más del 75 % de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización. El INTA trabaja para que las abejas sean indicadoras de las Buenas Prácticas Agrícolas

Los trabajadores que extraen la miel, están preocupados pues, aunque es la sexta vez que ingresan a robar la miel, esta vez usaron el veneno para controlar a las abejas sin considerar los daños que esto causaría. Por ejemplo, las colmenas, no pueden volverse a usar, en cuanto a la salud, trae afectaciones a quienes consuman esta miel contaminada y el impacto ambiental, es fuerte en cuanto a la polinización.

Por estas razones, los apicultores piden el acompañamiento de las autoridades ambientales y judiciales para dar con los responsables de este crimen ambiental.

“Queremos que no sigan permitiendo estos hechos, que no siga siendo el pan de cada día, que afecta a nuestro apicultores del Magdalena, a la comunidad le pedimos que no consuma, que no compre esta miel que está contaminada con este químico que se utilizaron para matar estas abejas” indicó a RCN Radio, Jhoana Zaens representante de los apicultores.

El gremio también hizo un llamado a la comunidad de abstenerse a comprar miel en las calles, porque además de contribuir al robo, podrían estar consumiendo un producto infectado. Pues, por la manera como se sustrajo no se encuentra en condiciones aptas y puede ser perjudicial para su salud.

Finalmente, se investiga si personas extranjeras que han sido identificadas por robar la miel en otras oportunidades puedan ser los causantes de este daño ambiental en esta zona del departamento del Magdalena; y por otra parte, las autoridades igual que los apicultores sospechan que “lorsban” fue el insecticida usado para ejecutar el crimen contra las abejas.


SEGUIR LEYENDO

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS