Hay tensión en el CNE por la elección del nuevo presidente de la corporación

A pesar del tradicional sistema de turnos que suele regir las elecciones dentro del organismo, existe incertidumbre por un posible repunte en votos por parte de uno de los magistrados.

Jorge Enrique Rozo Rodríguez y César Augusto Abreo Méndez. / CNE
Jorge Enrique Rozo Rodríguez y César Augusto Abreo Méndez. / CNE

La salida de Hernán Penagos Giraldo de la presidencia del Consejo Nacional Electoral, CNE, el pasado 18 de febrero, tiene en aprietos a la corporación, que se había propuesto elegir a su reemplazo en la tarde de este miércoles 3 de marzo, teniendo en cuenta que el plazo máximo para llenar la vacante es hasta el próximo 10 de ese mismo mes.

De acuerdo con un informe del diario El Espectador, el proceso de elección habría resultado en una pelea interna por la dirección de la entidad entre los magistrados Jorge Enrique Rozo y César Augusto Abreo, quienes tendrían diferentes razones para defender su aspiración al cargo.

Por un lado, señalaron fuentes internas al diario colombiano, está el exrepresentante a la Cámara de Cambio Radical entre 2006 y 2018, Rozo, quien aparentemente tendría derecho a la presidencia del Consejo, dados los acuerdos a los que suelen llegar los miembros de esa corporación para turnarse la investidura, de forma que haya cierta noción de equidad y calma.

El togado, oriundo de Sibaté, Cundinamarca, es abogado de la Universidad Libre, especialista en Gestión de Entidades Territoriales en la Universidad Externado de Colombia, y, entre otros cargos, también fungió como diputado de la Asamblea Departamental de dicho departamento de 2000 a 2003 y concejal con el aval del Partido Liberal de 1982 a 1994, siendo presidente de este organismo en 1986.

Por el otro lado, Abreo, de corriente liberal y quien, a pesar del mencionado sistema de turnos ya tendría asegurados varios votos necesarios para alcanzar el puesto más alto dentro del CNE. Esto, en un contexto en el que el elegido debe ganar por mayoría simple en los votos, o dar paso a una elección por orden alfabético, en la que él mismo se vería beneficiado.

Este último es abogado de la Universidad Libre de Colombia sede Cúcuta, su ciudad natal, y especialista en Derecho Laboral y Seguridad Social. Se ha desempeñado como docente y secretario académico y general de su alma mater; abogado asesor laboral, magistrado suplente y principal del órgano del Consejo de Control Ético del Partido Liberal Colombiano, y magistrado del tribunal de garantías del mismo partido.

La situación ha generado malestar al interior de la corporación dado el contexto actual en el que, como organismo rector y vigilante de la actividad electoral en el país, se tiene que comenzar a preparar para las elecciones presidenciales 2022, así como para atender con por lo menos 57 peticiones de revocatoria de alcaldes con las que vienen lidiando desde inicios de este año y la investigación a la financiación del comité que busca aplicarle dicho proceso al mandatario de Medellín, Daniel Quintero Calle.

Eso sin contar el proceso que continúa abierto en contra del expresidente de la República Juan Manuel Santos, por el presunto ingreso de dineros provenientes de la multinacional Odebrecht para el financiamiento de su campaña de reelección en 2014 y por el que desde la semana pasada se llamó a declaratoria al exsenador Bernardo ‘El Ñoño’ Elías Vidal, quien el pasado lunes 1 de marzo volvió a faltar a la cita.

La tensión se genera, entonces, luego de la renuncia del actual presidente, Hernán Penagos Giraldo, quien argumentó razones personales para dejar el cargo, luego de un año y medio en el mismo. No obstante, y de acuerdo con un reporte de Caracol Radio, el togado continuará trabajando como magistrado de la corporación.

Penagos, abogado de profesión, cuenta con especializaciones en derecho administrativo de la Universidad de Caldas y en derecho de los servicios públicos domiciliarios de la Universidad Externado de Colombia. Además, ha participado en diplomados de docencia universitaria, con lo que ha podido ser profesor de derecho administrativo y derecho electoral.

Entre otros cargos citados en su perfil en la página del CNE se destacan los de asesor y consultor de entidades territoriales; diputado de la Asamblea del departamento de Caldas y representante a la Cámara en el Congreso de la República. Llegó, incluso, a ser presidente de ambas corporaciones, así como de las comisiones de Paz y de Ordenamiento Territorial de la última.

Paralelamente, fungió como ponente coordinador de las normas de implementación de los Acuerdos de Paz suscritos entre el Gobierno nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, incluyendo el Acto Legislativo para la Paz, la Jurisdicción Especial de Paz y la ley que reglamenta la segunda.

Hasta el momento de esta publicación no se conocen los resultados de la elección al interior del CNE. No obstante, existe preocupación sobre la misma y cómo esta pueda afectar la elección de futuros presidentes del organismo electoral.

Seguir leyendo

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS