Padre de Julián Ortegón, un cantante popular, contrató a prestigioso abogado para la defensa de su hijo en el caso de Ana María Castro

El abogado tiene como principales pruebas, para defender a Julián, supuestas irregularidades temporales en el relato de la defensa de Ana María, joven a la que, presuntamente, lanzaron de un carro en movimiento.

Julián Ortegón, implicado en la muerte de Ana María Castro.
Julián Ortegón, implicado en la muerte de Ana María Castro.

El crimen sin resolver de Ana María Castro está a tan solo días de cumplir su primer aniversario. La noche del pasado 5 de marzo de 2020, Ana María, una joven universitaria de 21 años, salió a departir con unos amigos. Horas más tarde, después de salir de uno de los bares en los que estaba, falleció violentamente luego de, presuntamente, haber sido arrojada de un vehículo en movimiento. Mateo Reyes, Paul Naranjo, y Julián Ortegón, fueron los últimos en verla con vida y, quienes se presume, tendrían que ver con lo que la Fiscalía ha calificado, en repetidas ocasiones, como un feminicidio. Desde México, el padre de Julián Ortegón, mueve fichas para la defensa de su hijo.

Tras la muerte de Castro, lo que ha rodeado al caso ha sido el misterio. Múltiples versiones de lo que realmente ocurrió esa noche han enredado el caso que las autoridades tratan de resolver. Sus implicados, Reyes, Naranjo y Julián, a pesar de haber estado juntos esa noche, con Ana María, han otorgado versiones diferentes de los hechos o, peor aún, han cambiado sus propios testimonios a la hora de ser cuestionados.

La Fiscalía General de la Nación insiste en tener pruebas suficientes que demuestran que la muerte de Ana María fue un feminicidio.
La Fiscalía General de la Nación insiste en tener pruebas suficientes que demuestran que la muerte de Ana María fue un feminicidio.

El periódico El Tiempo, en una de sus más recientes investigaciones, hizo un recuento del panorama que actualmente tiene detenidos a Julián y a Paul, y en libertad a Mateo, de quien se supo que lleva varios días fuera del país: en Miami, en los Estados Unidos.

El más reciente dato, otorgado por ese diario nacional, tiene que ver con las movidas del padre de Julián, un cantante de música regional mexicana conocido como Fernando Valente Ortegón. De acuerdo con el periódico, desde México, país de residencia del progenitor de Julián, se gestionó la contratación de un prestigioso que, según El Tiempo, fue excongresista y dos veces candidato a Contralor: se trata de Gilberto Rondón González.

Valente Ortegón, padre de Julián, según información del periódico, ya estaría en Colombia para estar al lado de su hijo mientras se le da resolución al caso. La familia Valente Ortegón sería la dueña de varias taquerías y restaurantes/bares en el norte del país, justamente, según el diario, serían dueños del lugar en el que Ana María se encontró con Paul y Julián la noche de los hechos.

Archivo Particular
Archivo Particular

De acuerdo con ese medio colombiano, que además habló con González, el hombre, actualmente, apodera a 7 senadores en temas electorales.

“Asumí el caso porque, con la evidencia que hay hasta ahora, estoy absolutamente convencido de que Julián no cometió ningún feminicidio”, le dijo el ahora abogado de Ortegón, al periódico El Tiempo.

A pesar de que la Fiscalía General de la Nación asegura tener las pruebas suficientes para demostrar que la muerte de Ana María fue un feminicidio, Julián Ortegón, imputado por ese mismo delito, en calidad de coautor, no aceptó cargos.

En contra de los dos hombres recaen varias pruebas: además de haber sido grabados saliendo del bar cantina Plaza México, con Ana María y Mateo, en una camioneta negra, está el relato de un conductor de plataformas que, al llegar a su casa, aseguró haber visto que, de una camioneta Kia, habían tirado a una persona “como si fuera un muñeco”. Esa persona sería, según el relato del hombre que llamó a la línea de emergencias 123 para informar de lo sucedido, Ana María Castro.

De acuerdo con la unidad investigativa de El Tiempo, Ortegón, de la mano de su nueva defensa, mantendrá su versión de inocencia, contraria a la de Paul Naranjo que, según información a la que tuvo acceso el medio, pretende aceptar cargos por homicidio culposo accidental. Naranjo está bajo la defensa de Jhon Cadena, y la familia de Ana María Castro está representada por Abelardo de la Espriella.

Rondón, nuevo apoderado de Julián, y quien es actual conjuez del Consejo de Estado, aseguró, en una audiencia en la que ya participó por equipo de defensa del joven, que, “hay videos de la hora exacta en la que subieron al carro, cómo se ubicaron dentro del vehículo, dónde y por cuánto tiempo frena la Kia y a qué hora reportan el caso en el 123. Las cámaras no mienten (...) si los botaron del carro, ¿por qué Mateo no tiene lesiones ni rasguños ni lesión alguna?”

Paul Naranjo - Ana María Castro.
Paul Naranjo - Ana María Castro.

De acuerdo con Rondón González, el relato temporal que busca explicar el presunto feminicidio de Ana María no tendría sentido, y desvirtuaría que Paul y Julián sean los culpables de la muerte de la joven que, en febrero de este año, cumpliría 22 años.

“Según los videos, ellos arrancaron a la 1:26 de la madrugada del 5 de marzo; y a la 1:40:18 cámaras captaron a la Kia parando en la calle 80 con carrera 68 K. A la 1:41:05 se reinicia la marcha. Ese fue un tiempo suficiente para que Ana María y Mateo bajaran del carro, como lo han narrado Julián y Paul”, recalcó.

Para el 24 de marzo, según informó aquel medio colombiano, se prevé que la defensa de Ortegón conozca el resultado de la apelación que presentaron frente a la medida de aseguramiento impuesta sobre el joven.


Le puede interesar:


MÁS LEIDAS AMÉRICA