El escándalo por asesinato en el que estuvo involucrado Jorge Oñate y que manchó su carrera

La hipótesis de las autoridades es que el crimen de Efraín Ovalle, quien era familiar del cantante, habría tenido motivaciones políticas.

Jorge Oñate durante una presentación de música vallenata en Colombia- (COLPRENSA-ARCHIVO)
Jorge Oñate durante una presentación de música vallenata en Colombia- (COLPRENSA-ARCHIVO)

Aunque el reconocido cantante vallenato Jorge Oñate pudo superar el covid-19, y otras afecciones como una pancreatitis que tuvieron que tratarle en Medellín, Antioquia, a donde fue trasladado de emergencia esta semana, las complicaciones terminaron por desencadenar su deceso, que se confirmó en las primeras horas de este domingo 28 de febrero.

El maestro Jorge Oñate, que nació en 1949 en la población de La Paz (Cesar), partió en dos la historia del vallenato, ya que por sus sentidas interpretaciones los cantantes de este género del folclor colombiano se convirtieron en protagonistas, antes de 1969 eran los acordeoneros a los que se reconocían en este ritmo.

Al artista, que además lo conocían como ‘El ruiseñor del Cesar’, le otorgaron el Grammy Latino a la excelencia en 2010 por su trayectoria de más de 50 años en los escenarios, donde tuvo destacados éxitos como Paisaje de sol, Volví a llorar y su siempre reconocida e inmortal Nunca comprendí tu amor.

Sin embargo, no todo en la vida del cantante vallenato fueron fiestas y música. El artista había sido mencionado como responsable del homicidio del exconcejal de La Paz Efraín Ovalle, asesinado el 25 de febrero de 2012, en el cual estuvo involucrado hasta el último día de su vida.

El nombre del ‘juglar’ apareció en el expediente luego de que cinco testigos de los hechos, entre ellos sicarios, les dijeran a las autoridades que el cantante era uno de los determinadores del homicidio.

Por este hecho, el cantante fue llamado a juicio en varias ocasiones, sin embargo, los abogados del intérprete manifestaron que tenían pruebas de que “terceros pagaron dinero a falsos testigos para vincularlo en este terrible y doloroso suceso”, además, en el documento aseguraron que ni la esposa de Oñate ni su hijo fueron llamados a interrogatorio.

Julián Quintana, defensa del intérprete vallenato, ‘entuteló’ a la Fiscalía primera especializada de Bogotá contra el crimen organizado y a la 113 especializada contra organizaciones criminales, en Villavicencio. Según argumentó, envió derechos de petición, en 2017, en los que solicitaba información sobre la vinculación de Jorge Oñate González y de Jorge Luis Oñate Zuleta (su hijo), sin obtener respuesta. Cabe recalcar que la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá, rechazó la acción de tutela presentada.

Por su parte, la Fiscalía tiene en su poder varias interceptaciones, en las que Oñate habla con investigados, que fueron capturados en el 2014 por la Dijín. La hipótesis de las autoridades es que el crimen de Ovalle, quien era familiar del cantante, habría tenido motivaciones políticas. Al parecer, las diferencias entre Oñate y Ovalle habrían surgido luego de que la víctima no apoyó a Nancy Zuleta, esposa de Oñate, en su Aspiración a la alcaldía de La Paz.

En marzo de 2020, justo antes de que se declarara la emergencia sanitaria por covid-19, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá negó la tutela que presentó su abogado con la que buscaba que se le ampararan sus derechos al debido proceso y la administración del proceso, por lo que seguía una cita por parte de la Fiscalía para rendir una ampliación de interrogatorio.

Asimismo, fue mencionado en el proceso penal que se adelantaba contra John Carlos Landeros Linares, jefe de la banda criminal de ‘Los Urabeños’, quien antes de ser asesinado en prisión, dijo que a él lo habían contactado para asesinar a Ovalle, declaración en la cual se vio relacionado el artista quien perdió la batalla este domingo.

Le puede interesar


MÁS LEIDAS AMÉRICA