Disputa por el poder en el Clan del Golfo: cabecillas estarían filtrando movimientos de otros líderes para acabar con Otoniel

De acuerdo con un investigador del caso, son los mismos miembros de la estructura los que, en medio de una carrera por el liderato del grupo, entregaron a alias ‘Marihuano’ y a ‘Dimax’ a las autoridades.

Dairo Antonio Úsuga David, conocido como ‘Otoniel’ es el jefe del 'Clan del Golfo' Foto: Captura de pantalla
Dairo Antonio Úsuga David, conocido como ‘Otoniel’ es el jefe del 'Clan del Golfo' Foto: Captura de pantalla

El pasado 7 de febrero, se dio uno de los golpes más certeros al Clan del Golfo por medio de la neutralización de Nelson Darío Hurtado Simanca, alias ‘Marihuano’, segundo hombre en la estructura criminal y quien fuera lugarteniente de alias ‘Otoniel’, líder máximo. El 23 del mismo mes, Iván Duque anunció la captura de Juan Camilo Goes, alias ‘Dimax’, mano derecha del jefe de la organización.

Después de los resultados de las Fuerzas Armadas de Colombia, se habla de un posible debilitamiento de la estructura del Clan del Golfo que deja sin hombres de confianza a Dairo Antonio Úsuga David, nombre de quien se hace llamar ‘Otoniel’. Sin embargo, en entrevista con Semana, uno de los investigadores de las autoridades colombianas afirma que distintos cabecillas tienen un plan de debilitamiento para acabar con el jefe máximo de la estructura criminal y posicionarse en el poder.

De acuerdo con el sujeto, al cual se le protegió la identidad, los recientes golpes son hombres cercanos y, en el caso de ‘Dimax, es un hombre que manejaba las finanzas, narcotráfico, compra de material bélico y bienes. “Información muy importante que viene de integrantes de la organización los cuales tienen disputas por las rutas del narcotráfico y la hegemonía del poder en la organización. (...) La línea de alias ‘Otoniel’ se está debilitando con la neutralización de ‘Marihuano’. Ahora, con la captura de alias ‘Dimax’ otros cabecillas quieren asumir un rol más importante dentro de la organización”, dijo el informante al medio semanal.

De acuerdo con el uniformado anónimo, la información se integraba de los sitios que frecuentaban los cabecillas, los lujos y el gusto por las mujeres prepago, las cuales tenían millonarios costos por servicio.”Les pagaba entre tres y cinco millones de pesos para que lo visitaran en el lugar donde esta persona se escondía. Finalmente, nos llevó a su ubicación”, reveló. Tanta era la confianza de ‘Otoniel’ en ‘Dimax’, que la comunicación era constante y directa, ya que manejaba las finanzas en Medellín y se encargaba de brindarle seguridad a la familia del líder máximo.

“Hay desconfianza entre ellos mismos, ya que se están delatando unos a otros con el fin de posicionarse en la organización. Clara posibilidad que estas personas estén abriendo camino para entregar a alias ‘Otoniel’ y tomar su lugar”, aseveró el agente, revelando un posible complot en contra de Otoniel, quien, de acuerdo con el medio, prontamente será golpeado personalmente por las autoridades.

Por ‘Otoniel’, se ofrece una recompensa de hasta 3.000 millones de pesos. Sin embargo, cada vez se ve más factible su neutralización o captura. En un audio que envió ‘Otoniel’ a sus lugartenientes para alertarlos por los constantes operativos militares y revelado por Blu Radio se puede oír que dice: “Organizando cositas también por aquí. Volteando mucho, mantengo en el monte tropeleando ahorita casi a diario. En el monte monte, no en maricadas… pero han tirado mucho operativo, hay mucha bulla de operativos para el Chocó también; tienen que estar muy pendientes, muy ‘en la juega’”, dijo el cabecilla máximo, en clara preocupación por un posible golpe militar.

Según la emisora, Dairo Antonio Úsuga se estaría escondiendo en la selva de la frontera entre Colombia y Panamá, y es muy probable que la autoridades puedan dar un importante golpe al Clan del Golfo en los siguientes días.

Además, es evidencia una carta revelada por Noticias Caracol, que data del pasado 17 de febrero, escrita de puño y letra de ‘Otoniel’. En el documento se refleja la inseguridad que siente el jefe de la organización, que aseguró que, con los días, se siente más asediado por las autoridades colombianas.

“Ya no se confía en nadie y las cosas cada día se ponen más difíciles, mejor dicho, jodidos. Los últimos operativos nos jodieron, ya no hay antiguos y por la caída de ‘R20’ y ‘el Viejo Pueblo’ no hay a quién escoger”, se lee en el papel que, según conoció el noticiero, estaría dirigido a alias ‘Chiquito Malo’, quien subió en el escalafón de esta organización criminal.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS