El expediente que vincula a Pablo Escobar con el padre de Paola Holguín, senadora que aspira a la presidencia de Colombia en 2022

Frank Holguín, el fallecido padre de la senadora del Centro Democrático, le compró tres bienes a Pablo Escobar en diciembre 1991, cuando estaba preso en La Catedral. La Fiscalía lo señaló de ser testaferro del narcotraficante porque no tenía poder adquisitivo para esas transacciones.

Pablo Escobar y su esposa María Victoria Henao.
Pablo Escobar y su esposa María Victoria Henao.

“Pablo Escobar no fue condenado por narcotráfico”: con esa afirmación el abogado Francisco Javier Salazar Pérez, representante de Frank Holguín, el fallecido padre de la senadora Paola Holguín, buscó demostrar que su defendido no fue el testaferro del terrorista y mayor capo del narcotráfico en el Colombia.

La afirmación del jurista se puede leer en distintos apartados del expediente 31402 del proceso de extinción de dominio en contra de Frank Holguín, revelado este 23 de enero por el medio independiente Vorágine. Al padre de la senadora del Centro Democrático se le señaló desde la década del 90 de figurar como titular de una de las propiedades de Pablo Escobar.

El inmueble en mención es un apartamento en el edificio Las Lomas, en El Poblado, que en 1997 entró un proceso de extinción de dominio. En ese entonces, la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) interpuso una demanda ante la Fiscalía para hacerse con esta propiedad, además de un depósito y un parqueadero, vendidos supuestamente por Escobar a Holguín.

Hace 23 años, el ente investigador ha sido enfático en que el padre de la senadora Paola Holguín, del Centro Democrático, que hoy apoya la revocatoria de Daniel Quintero como alcalde de Medellín, nunca pudo demostrar la capacidad adquisitiva para comprar los bienes, el apartamento en especial; ni él, ni los siguientes dos propietarios que también estuvieron vinculados al proceso judicial.

En el expediente conocido por Vorágine, tanto la Fiscalía como la Procuraduría coinciden en que la compra del inmueble “no fue más que una simulación: se efectuó cuando el primero —Pablo Escobar— ya estaba privado de libertad y el segundo —Frank Holguín—carecía de la capacidad de compra”.

La única foto que se tiene de Pablo Escobar,cabecilla del Cartel de Medellín, durante su reclusión en lacárcel La Catedral, de Envigado.
La única foto que se tiene de Pablo Escobar,cabecilla del Cartel de Medellín, durante su reclusión en lacárcel La Catedral, de Envigado.

Fue un 4 de diciembre de 1991 cuando el máximo líder del Cartel de Medellín vendió los tres bienes a Frank Holguín. En esa fecha y desde el 19 de junio de ese año, Pablo Escobar estaba preso en la cárcel La Catedral (Envigado), de la cual se fugó el 22 de julio de 1992. En el expediente 31402 se lee además que La Dirección Nacional de Estupefacientes comprobó que entre 1984 y 1992 Holguín “incrementó sus activos en forma considerable sin contar con los recursos para justificar tal incremento”.

Comprado por Escobar por $ 550.000 de la época, en 1980, el inmueble fue vendido a Frank Holguín por $ 5,5 millones un poco más de diez años después.

Hubo extinción de dominio, pero a su padre no se le condenó, dice Paola Holguín

Desde 1997, año en que comenzó la extinción de dominio el inmueble, un proceso que duró seis años, el jurista Francisco Javier Salazar sostuvo que Holguín compró “prevalido de buena fe, exento de culpa” el inmueble, aun cuando el capo de la mafia ya estaba preso y era conocido en el país no solo por narcotraficante, sino por desatar una ola de violencia que se acrecentó desde 1989 en Colombia.

Paola Holguín, senadora de Colombia. Foto: senado.gov.co
Paola Holguín, senadora de Colombia. Foto: senado.gov.co

En el expediente conocido por Vorágine, la defensa del padre de Paola Holguín, que hace una semana anunció su candidatura a la presidencia de Colombia en 2022 “ganándose el corazón de los colombianos”, afirmó que el apartamento en efecto perteneció a Escobar, pero que no existía “soporte legal probatorio alguno de que fue el jefe de cartel de Medellín”. El texto evidencia que Salazar sostuvo:

No hay prueba de la actividad de narcotráfico desplegada por Pablo Escobar

En marzo de 2019, Paola Holguín afirmó que cuando comenzaron los escándalos por la supuesta relación de su papá con Pablo Escobar le solicitó a la DNE y Fiscalía información sobre si su padre había sido condenado por testaferrato, pero que “no existe un solo registro”. No obstante, el 7 de febrero de 2003 el juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado de Medellín sentenció que el apartamento y las otras dos propiedades que había comprado Frank Holguín debían pasar a manos de la Fiscalía y del DNE, fallo ratificado en junio de ese mismo año por el Tribunal Superior de Medellín, sin que la defensa apelara la decisión.

Finalmente, la investigación de Vorágine cita el concepto del Tribunal superior de Medellín en 2003, año en que falleció Frank Holguín: “Es testaferrato, o la enajenación aparente del dominio de unos a otros, aun en cadenas sucesivas, era un práctica habitual de los narcotraficantes para encubrir el origen ilícito de sus bienes”.

También le puede interesar:





,