Luto en la iglesia: obispo de Santa Marta y sacerdote en Cartagena, las más recientes víctimas del Covid-19

La Conferencia Episcopal de Colombia lamentó la muerte de sus integrantes e invitó a los fieles a cumplir las normas establecidas por los mandatarios locales, para mitigar los contagios del segundo pico del virus.

Monseñor Luis Adriano Piedrahita - Sacerdote Edwing de Jesús Marzán Portillo.
Monseñor Luis Adriano Piedrahita - Sacerdote Edwing de Jesús Marzán Portillo.

En las últimas horas, se registró la muerte de Monseñor Luis Adriano Piedrahíta, quien se encontraba hospitalizado desde el pasado 23 de diciembre en la UCI de la Clínica Avidanty, en la ciudad de Santa Marta.

“Con profunda pena y dolor, pero con la esperanza puesta en Nuestro Señor Jesucristo vencedor de la muerte y del pecado, comunicamos a ustedes que a las 5:15 p.m. Nuestro obispo, Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, ha sido llamado a la Casa del Padre”, indicó en un comunicado la Conferencia Episcopal de Colombia, tras la pérdida de la batalla por parte de Piedrahíta.

De acuerdo con el diario barranquillero El Heraldo, el clérigo, de 74 años, que era oriundo de Palmira, municipio del departamento del Valle del Cauca, empezó a presentar síntomas a mediados de diciembre de 2020, por lo que se realizó la prueba que arrojó resultado positivo.

En ese momento el vicario de la Diócesis, monseñor Dairo Navarro, comunicó que tras dar positivo, se inició el tratamiento médico, por lo que fue atendido en la Casa Episcopal y posteriormente, tras presentar un nivel más fuerte de los síntomas, fue trasladado a la clínica Avidanti, lugar en donde Monseñor falleció este lunes.

Recordemos que, el 5 de agosto de 2014, el papa Francisco lo nombró obispo de la diócesis de Santa Marta y tomó posesión de la jurisdicción casi dos meses después.

Este es el primer fallecimiento de un alto prelado de la Iglesia católica en Colombia a causa de la pandemia que deja en el país 1.801.903 contagiados y 46.451 fallecidos.

Por otro lado, el obispo emérito de Santa Marta, monseñor Ugo Puccini Banfi, antecesor de Piedrahita, está internado en la Clínica Medihelp de Cartagena de Indias por presentar también síntomas de Covid-19.

Sin embargo, Monseñor PiedraHíta no ha sido la única víctima que ha cobrado el letal virus, el pasado 9 de enero, en la ciudad de Cartagena, falleció el sacerdote Edwing de Jesús Marzán Portillo, quien se encontraba recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario del Caribe, donde intentaba con ayuda del cuerpo médico ganarle la batalla al virus, del que ya había fallecido su madre.

El arzobispo de Cartagena, monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal, señaló a RCN Radio que hasta el momento se desconocen las causas del contagio del padre Edwing, quien fungía como sacerdote de la iglesia ubicada en el barrio El Campestre.

“Una invitación a que tomemos muy en serio lo de los contagios, el padre fue contagiado de coronavirus e igualmente su mamá a quien despedimos la semana pasada y el día de hoy el señor llamó al padre Edwing después de muchos días muy dolorosos”, manifestó a la emisora el arzobispo de Cartagena.

Asimismo, el presbítero añadió que el padre Edwing tuvo un proceso muy doloroso, “primero estuvo en la Clínica Madre Bernarda, luego requirió UCI por lo que fue trasladado al Hospital Universitario. Allí, en el hospital primero estuvo en una pieza, luego lo tuvieron en cuidados intermedios y pasó a la UCI. Cuando ya la intubada fue insuficiente, para que pudiera tener oxigenación, nos preguntaron la posibilidad de hacerle la traqueotomía” detalló a la emisora.

La iglesia ha tenido que cerrar las puertas tras la llegada del Covid

Tras la muerte del padre Mauricio Rincón en octubre de 2020, quien prestaba sus servicios en la parroquia del Sagrado Corazón, en Bucaramanga, el templo tuvo que tomar medidas drásticas el pasado 30 de diciembre, luego que varios de sus integrantes dieran positivo por Covid-19.

Tras la muerte de Rincón, el párroco Misael Meza explicó que su colega y amigo sufrió una neumonía bacteriana, secuela del COVID-19, que lo mantuvo algunos días internado en una Unidad de Cuidados Intensivos. “Estamos tristes por esta noticia y extrañaremos al padre Mauricio en nuestra parroquia. Desde el año 2018 nos prestó un servicio maravilloso con las confesiones y las celebraciones eucarísticas. Lo encomendamos con cariño al Señor en agradecimiento por su vida”.

Dos meses después, en diciembre, a través de un video, Meza Rueda dio a conocer que resultó positivo para COVID-19 al igual que el sacerdote Julio Jiménez, quien lleva varios días recluido en la clínica Foscal.

“El padre Julio Jiménez, querido compañero jesuita, resultó positivo con covid, y ya lleva varios días hospitalizado en la foscal. A partir de esta situación, el padre superior de la comunidad nos pidió a todos los jesuitas hacer una prueba de covid. Yo me la hice el día de ayer y resulté positivo”, indicó el padre Meza.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: