Santiago Montoya confesó: por el penalti que desperdició ante el Cali no le renovaron en Millonarios

El futbolista antioqueño jugará con el Atlético Bucaramanga en la temporada de este año.

Santiago Montoya, definición por penales - Deportivo Cali Vs Millonarios Copa Conmebol Sudamericana / (Caracol Radio).
Santiago Montoya, definición por penales - Deportivo Cali Vs Millonarios Copa Conmebol Sudamericana / (Caracol Radio).

Santiago Montoya fue confirmado como nuevo futbolista del Atlético Bucaramanga, la semana pasada, para disputar los campeonatos locales de 2021, luego de que los directivos de Millonarios decidieran no renovarle su contrato. En las últimas, el mediocampista antioqueño dialogó con el equipo del Vbar Caracol y contó las razones por las que no siguió vestido de azul y blanco.

“Cuando comenzaron los entrenamientos individuales, después de la pandemia, fui a uno de los primeros que le comunicaron que le iban a renovar, porque Millonarios hizo una gran inversión en mí y no había podido jugar por las lesiones. Ya se estaba trabajando en el acuerdo y el día que boté el penalti contra el Cali, por la Copa Sudamericana, todo dio un giro. Me dijeron que Gustavo Serpa quedó muy disgustado y que eso cambió su parecer, respecto a la renovación”, señaló.

El ‘mago’ hizo un balance de su paso por el club capitalino e indicó que vivió momentos buenos, pero que no pudo brillar por cuenta de los problemas físicos. “Desde el punto de vista de los títulos, estoy tranquilo, porque hice parte de la nómina que conquistó la Superliga; eso es algo para rescatar, dentro de lo poco que jugué. Después, está el tema de las lesiones, si no hubiera sido por ellas las cosas habrían sido diferentes. Considero que las veces que tuve continuidad, lo hice bien, como sucedió con el profesor Pinto”, subrayó.

Montoya escribió una historia de tres años con la camiseta del ‘embajador’; arribó en 2018, cuando Miguel Ángel Russo estaba al frente del equipo. Durante su estancia, sumó 43 presencias con el 15 veces campeón de Colombia y anotó dos goles, frente al América de Cali y el Deportivo Pasto.

Los problemas físicos fueron definitivos para que no pudiera brillar. En su primer año con la institución se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y en el segundo semestre de 2019 tuvo pasó por el quirófano nuevamente, por cuenta de su rodilla; tuvieron que reconstruirle el ligamento.

Volvió a escena en 2020, una vez finalizó su proceso de rehabilitación, y apareció esporádicamente en el campo, cuando el entrenador Alberto Gamero así lo requirió. Disputó su último partido con Millonarios, el pasado 17 de diciembre, cuando sumó siete minutos y anotó en la serie de lanzamientos desde el punto penal, ante Once Caldas, en la semifinal de la Liguilla.

Una vez se confirmó que no seguiría en el ‘albiazul’, se despidió a través de sus redes sociales. “Llegué a Millonarios con ganas de escribir mi nombre en la historia del club, pero como en la vida no todo sale como queremos, tuve momentos difíciles que me impidieron cumplir muchas de las metas que me propuse. Después de tres años vestido de azul y blanco, tengo que decir adiós, con la cabeza en alto y la tranquilidad que me deja saber que siempre intenté y me esforcé al máximo para ser mi mejor versión”, reza un apartado del mensaje que escribió.

Le puede interesar:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS