Naufragio de embarcación que transportaba migrantes en Chocó deja al menos cinco muertos

Hasta ahora las autoridades reportan dos muertos y al menos cinco desaparecidos. Así mismo, nueve de los migrantes lograron ser rescatados con vida.

La ilusión de una nueva vida en el exterior terminó en tragedia para un grupo de migrantes haitianos que naufragaron en el mar caribe. El hecho sucedió en la madrugada de este lunes 4 de enero a la altura de un sector conocido como Bahía Pinorroa, a 30 minutos de Capurganá, corregimiento del municipio de Acandí (Chocó), justo en los límites marítimos entre Colombia y Panamá.

Las autoridades han reportado distintos datos relacionados a la cantidad de víctimas del accidente, pero en la noche del mismo lunes la Armada Nacional confirmó a través de la Alcaldía de Acandí que hay dos embarcaciones involucradas en el hecho, en las que se movilizaban un total de 16 personas.

Hasta ahora los informes confirman la muerte de dos migrantes, de las cuales una era una mujer en estado de embarazo que esperaba dos bebés y la otra víctima mortal fue una niña de 6 años. Así mismo, se reportan al menos cinco desaparecidos y nueve migrantes rescatados con vida de los cuales seis son hombres, dos son mujeres y uno es un menor de once años.

Al inicio encontramos tres personas vivas y en un segundo bote encontramos dos personas muertas y una persona más viva. Uno de los compañeros que venían en el naufragio relató que su núcleo familiar se encuentra desaparecido”, contó Ariel Palacios, representante de la Empresa del Caribe S.A.S., quien halló a los migrantes en el mar.

Las autoridades se enteraron del naufragio a las 8:40 de esta mañana cuando el alcalde de Acandí, Alexander Murillo Robledo, recibió una llamada del inspector de Policía del municipio informando el hecho.

Desde entonces, los gobernadores locales asumieron la situación. El mandatario de Acandí confirmó que dos de los rescatados son los conductores a cargo de la embarcación. Las autoridades informaron que estos hombres serán atendidos para comprobar su estado de salud, pero lo harán bajo custodia policial, ya que presuntamente se dedicaban al tráfico de migrantes irregulares y no tenían los papeles de la embarcación en orden.

“De forma inmediata se reacciona con el personal de la subestación, dirigiéndonos hacia la playa más cercana, al llegar al punto se observa a dos sujetos nerviosos los cuales son señalados por un ciudadano de ser lancheros y verlos saliendo del mar, estos sujetos son trasladados a las instalaciones de la subestación de policía Capurganá”, informó la alcaldía.

Las autoridades indican que las víctimas zarparon desde Turbo (Antioquia) con el objetivo de llegar a Panamá para luego seguir su camino como ilegales hacia Estados Unidos. Las autoridades señalan que el grupo pagó 350 dólares por persona para ser transportados, pero no pudieron cumplir el objetivo porque durante esta época del año tiende a subir el oleaje y esto dificulta la navegación.

El alcalde de Acandí afirmó que los rescatados están siendo atendidos en centros de salud de la zona porque presentan quemaduras en su cuerpo provocadas por el combustible de las embarcaciones. Así mismo, se confirmó que los organismos de rescate están atentos a la situación y trabajan por encontrar a los desaparecidos. La Policía Nacional, la Armada, el gobierno local, e incluso la comunidad, avanzan en el proceso de búsqueda, ya que el hecho no sucedió muy lejos de la bahía.

Las autoridades especulan que se podría confirmar la muerte de más migrantes en las próximas horas, porque varios de ellos no saben nadar y la marea los pudo empujar mar adentro, dificultando así su supervivencia. Por esta razón, el gobierno local hizo un llamado de atención a la Presidencia para que ayude en el proceso de rescate y para que se creen estrategias que eviten situaciones de este tipo en el futuro.

“El número de ahogados podría ser mayor, por eso le hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que atienda esta situación y que no vuelva a ocurrir”, advirtió Murillo Robledo

Esta no es la primera vez que ocurre un accidente de este tipo en la zona. El golfo de Urabá es uno de los principales puntos de tránsito de africanos, asiáticos y haitianos que buscan llegar a Estados Unidos navegando por el mar Caribe. En los límites marítimos entre Colombia y Panamá han muerto centenares de migrantes que intentan huir a Centroamérica o Estados Unidos, y otra gran parte de esta población ha quedado a la deriva en altamar.

Uno de los últimos casos se reportó en septiembre de 2020, cuando la Armada anunció que 61 adultos y 33 menores de edad fueron abandonados en la mitad del mar caribe por un “coyote”, es decir, el traficante que había prometido al grupo movilizarlos hasta Panamá. El delincuente llamó otra lancha, se embarcó en ella y dejó a los migrantes solos en altamar, en aguas que hacen parte de la jurisdicción de Acandí.

Por fortuna, en esa ocasión un bote pesquero encontró a las víctimas y las remolcó hasta un puesto de control de la Armada.

Le puede interesar: