En Bahía Solano siguen esperando las ayudas para los 900 indígenas desplazados

La alcaldía del municipio anunció que lo prometido por la Unidad de Víctimas llegará en el transcurso de este viernes. La Gobernación de Chocó también prometió enviar kits.

Con personal de diferentes áreas, la Administración municipal, continúa atendiendo a los casi 900 indígenas pertenecientes a las comunidades de Boro Boro, Pozamansa, El Brazo y Bacuru Purrú. Foto: Alcaldía de Bahía Solano.
Con personal de diferentes áreas, la Administración municipal, continúa atendiendo a los casi 900 indígenas pertenecientes a las comunidades de Boro Boro, Pozamansa, El Brazo y Bacuru Purrú. Foto: Alcaldía de Bahía Solano.

Luego del arribo de por lo menos 900 indígenas – de los cuales se estima que unos 200 son niños– desplazados de sus tierras por grupos armados a inicios de esta semana, la Personería del municipio comunicó que siguen sin recibir las ayudas del Gobierno Nacional, necesarias para atender la contingencia.

“Requerimos, nuevamente, al Gobierno Nacional para que por favor agilicen el envío de ayudas humanitarias para atender a los más de 900 indígenas que se encuentran desplazados en este municipio. Hasta el momento no hemos recibido una sola ayuda”, afirmó Carlos Mario Cardona, personero de la población chocoana.

Según informa El Espectador, el funcionario agregó que “los indígenas están durmiendo en el suelo. Están en condiciones infrahumanas. De igual manera, se requiere de carácter urgente se designe una brigada de salud para que preste atención a todas estas personas. Ya se están presentando brotes de enfermedades”.

Es que, cuatro comunidades indígenas embera empezaron a desplazarse al municipio desde sus resguardos tras el asesinato del líder Miguel Tapí, de 59 años, el pasado 3 de diciembre, a manos actores armados ilegales de la zona. Ante la situación, la Alcaldía de Bahía Solano no tuvo más opción que albergarlos en la Institución Educativa Normal Santa Teresita, del corregimiento del Valle.

De acuerdo con un mensaje del alcalde Ulmer Mosquera Gutiérrez, publicado en la cuenta de Twitter del gobierno municipal, “ayer se recibieron algunos kits del Ministerio del Interior. Ya para el viernes están llegando 13 toneladas de ayudas que está mandando la Unidad de Víctimas”. En estos, agregó el burgomaestre, se espera la llegada de alimentos, colchonetas, elementos de bioseguridad y de aseo.

Mosquera agregó que se realizó un comité de justicia transicional con la comunidad indígena, donde los últimos expresaron que la decisión de retornar a sus tierras la toman exclusivamente ellos. “Nosotros respetamos esa situación. Ellos nos informarán en su debido momento cuándo van a retornar para nosotros propiciar las condiciones de su traslado”, agregó el gobernante. Para ello, dijo, la Armada Nacional ya se encuentra en sus resguardos indígenas, prestando la seguridad necesaria.

Con respecto a las necesidades actuales, el alcalde insistió en la necesidad que tiene Bahía Solano de contar con el acompañamiento de entidades del estado y organizaciones independientes. “Ya la Cruz Roja nos expresó su intención de mandar un equipo interdisciplinario para atender a los indígenas. Estamos a la espera de que la Gobernación del departamento del Chocó, como lo anunció, igualmente se vincule con ayudas”.

La ayuda es urgente, pues como advirtió Cardona, la situación puede llegar a ser todavía más cruda si comienzan a proliferar enfermedades en el contexto de pandemia actual.

De acuerdo con información de la Agencia EFE, la salida de las comunidades indígenas hacia el municipio de vocación turística se presentó a causa de los enfrentamientos entre diversos grupos armados –guerrillas, paramilitares y narcotraficantes– que luchan por el control de un territorio estratégico para el tráfico de drogas, por sus salidas la océano Pacífico y a la frontera con Panamá.

“Esta dinámica aumentó la vulnerabilidad de las autoridades étnicas y pobladores de la región Pacífico Norte del Chocó, ante las limitaciones por parte de las autoridades para garantizar la seguridad de los ciudadanos en los territorios abandonados por las Farc luego de su proceso de dejación de armas”, advirtió la Defensoría del Pueblo en un comunicado al respecto de la situación.

Le puede interesar: