Quite al toque de queda: 75 rumbas, 232 riñas y dos muertos, el preocupante saldo de la Noche de Velitas en Barranquilla

Los barranquilleros que sí respetaron el toque de queda elevaron las alertas de las autoridades por fiestas con alto volumen y evidentes aglomeraciones.

Agentes de la "patrulla covid" intervienen una fiesta familiar en Barranquilla (Colombia). EFE/Hugo Penso
Agentes de la "patrulla covid" intervienen una fiesta familiar en Barranquilla (Colombia). EFE/Hugo Penso

Al igual que todas las celebraciones, el Día de Velitas del 2020 fue completamente atípico a causa del COVID-19. Sin embargo, para los infractores de la ley no fue así. Esta vez, en Barranquilla, la capital del departamento atlanticense, la Policía Metropolitana entregó un informe preliminar acerca de las malas conductas de la noche de este 7 de diciembre, por encima, se evidencia que más de 100 personas fueron sancionadas por violar el toque de queda que se decretó para el día de ‘las velitas’.

De acuerdo con el informe de los uniformados, en esta noche de velas se registraron más de 70 rumbas, en las que se evidenciaron constantes aglomeraciones, un escenario inimaginable en tiempos de coronavirus. Además, de acuerdo al reporte, aproximadamente 152 barranquilleros fueron trasladados a una Unidad de Servicios Especializados en Convivencia Ciudadana y Justicia (UCJ) por causar riñas y alterar el orden público.

Por otro lado, los heridos y asesinatos tampoco cesaron durante esta velada. Según el informe policial, al menos 7 personas registraron heridas en peleas y desde las 11:00 p.m., hasta las 5:00 a.m. de hoy, hubo dos muertos. Lo que más impresiona a las autoridades es que el toque de queda había sido anunciado con bastante antelación para que los barranquilleros tomaran las medidas respectivas.

La información la entregó el general Ricardo Alarcón, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, quien aseguró, además, que él y su escuadrón intervinieron 75 fiestas y 232 riñas en diferentes sectores de La Arenosa.

Se conoció alrededor de 1.500 llamadas de requerimientos de la Policía por diferentes motivos, lo más comunes fueron por volúmenes altos en los equipos de sonidos y altas aglomeraciones de personas en diferentes partes de la ciudad”, señaló el general Alarcón, quien añadió que el total de comparendos que se impusieron fue de 190, se incautaron ocho pistolas y al menos 150 armas blancas.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Robinson Fonseca Lozano, de 57 años y quien ejercía la arquitectura. De acuerdo con información de la Policía, el hombre falleció luego de que unos rufianes lo interceptaran el barrio Los Andes y al poner resistencia ante un presunto robo, fue herido con arma blanca.

Por otro lado, Jhan Carlos Adolfo Jaramillo fue otra de las víctimas fatales de esta noche de celebración en la capital del Atlántico. Según la fuerza pública, el joven tenían 25 años de edad y recibió una puñalada en el cuello. Posteriormente, se trasladó al PASO La Manga, donde llegó sin signos vitales y minutos después, falleció.

Según el general Alarcón, el homicida del joven habría sido identificado como Néstor Manuel Flórez Urrutia, de 26 años y tendría nacionalidad venezolana, quien fue, además, capturado por las autoridades tras el siniestro.

Los barrios de la capital barranquillera en los que se evidenciaron mayores problemas y aglomeraciones están ubicados en el Distrito 3 y 4 de la Policía: El Bosque, Rebolo, Las Nieves y La Chinita.

Por otro lado, la semana pasada, Alarcón aseguró que hay una reducción de los hurtos en La Arenosa, dijo que hubo “una disminución a nivel general del 28%. Residencias con reducción del 30%, comercio con 38% y hurto a personas con 26%. Esto se debe en primera medida a los controles que se hicieron durante la pandemia, debido a que lograron generar unos espacios seguros a las personas que salieron, pero también hay que reconocer que hubo menos personas en la calle y esto contribuyó de manera satisfactoria a que las cifras bajaran visiblemente”, señaló Alarcón.

De igual forma, el informe de Medicina Legal, publicado el pasado noviembre, revela que hubo 8.938 homicidios, en diferentes modalidades, de los cuales 254 fueron en Barranquilla, 807 en Bogotá, 761 en Cali y 313 en Medellín.

TE PUEDE INTERESAR