Qué es verdad y qué no en la serie de Netflix sobre el caso Colmenares

“Historia de un crimen: Colmenares”, lanzada el 3 de mayo del 2019 por Netflix, desató una polémica en relación a uno de los casos más mediáticos del país

El presunto joven asesinado de 20 años, Luis Andrés Colmenares, junto a una de las implicadas, Laura Moreno.
El presunto joven asesinado de 20 años, Luis Andrés Colmenares, junto a una de las implicadas, Laura Moreno.

Este sábado 31 de octubre se cumplen diez años de la muerte del estudiante de la Universidad de los Andes Luis Andrés Colmenares: uno de los casos judiciales más polémicos y mediáticos en Colombia, que llegó a tener su propia serie de televisión en Netflix.

La producción “Historia de un crimen: Colmenares”, lanzada el 3 de mayo del 2019 por la plataforma de suscripción Netflix, revivió la controversia del proceso judicial en el que se investiga la trágica muerte del estudiante que ocurrió la noche de Halloween. Este caso sucedió cuando un grupo de jóvenes universitarios, en los que se encontraba Colmenares, celebraban en un bar cerca al lugar donde fue hallado su cuerpo tiempo después.

Esta serie desató una nueva polémica alrededor del homicidio, ya que transitaba entre la realidad y la ficción, y debido a que estaba inspirada en los hechos reales y realizada a partir de los archivos judiciales del caso. Por ello se infería que podía influir en las decisiones judiciales que aún se adelantan y en la percepción del público en un caso sin resolver.

Pero ¿cuáles son los datos reales y cuales los ficticios en la serie que retrata los hechos y el proceso judicial producto de esta muerte?

Según la serie, hay varios episodios y acontecimientos que no pertenecen a la realidad, estos son algunos de los evidenciados por la familia de Colmenares, los archivos judiciales y los elementos evidentes:

Lo inconsistente

En el primer capítulo de la producción, un carro llega al sitio donde Luis Andrés Colmenares se encontraba comiendo un perro caliente afuera de la discoteca donde estaba celebrando el Halloween, este, emprendió la persecución del joven a lo largo de la calle que da a parar al parque el Virrey donde Colmenares falleció.

Según el expediente judicial, no se constata la llegada de ningún vehículo a este lugar y de este momento en particular solo se conocen los testimonios de Laura Moreno y Jessy Quintero.

Por su parte, la familia Colmenares afirmó cuando se presentó el proyecto, que llegó a ser una de los más vistos de la plataforma digital, que la historia presentaba muchas inconsistencias especialmente en el desarrollo de la investigación y en la caracterización de los personajes.

Para los Colmenares no es cierta la relación de la mamá y la abuela de Luis Andrés con la brujería, ni que esta había sido usada para aclarar el caso y que muestra la serie, ya que, según la familia, ellos son muy católicos y eso está directamente en contraposición a sus creencias. Tampoco es cierta la personificación del estudiante como un hombre machista o acomplejado por su color de piel, según sus familiares.

Otro de los datos que no coinciden con la verdad, es que no fue cierto el desmayo que sufrió Laura Moreno cuando hallaron el cuerpo de Colmenares en el caño del Virrey y que muestra la producción.

Esto se conoce debido a una versión de uno de los bomberos que estaba presente en la escena, que aseguró que esto nunca sucedió. A su vez, tampoco es cierto que Jorge Colmenares, el hermano menor de Luis Andrés y su mamá, Oneida Escobar, buscaran el cuerpo del estudiante en el Hospital de Kennedy al sur de la ciudad como presenta la serie, estos sí buscaron a Colmenares, pero en la Clínica del Country cerca de donde fue hallado su cuerpo tiempo después, como lo han mencionado.

Gran parte de la historia del periodista que cubre este caso es ficticia, ya que los testimonios de los involucrados: Laura Moreno, Jessy Quintero Y Carlos Cárdenas se conocieron por filtraciones a los medios de comunicación y no por una investigación realizada por ningún periodista.

Así mismo, la producción cambió los nombres de algunos de los protagonistas como el de los reconocidos abogados Jaime Granados, que defendió a Laura Moreno, y a Jaime Lombana que defendió a la familia Colmenares, así mismo como la de exfiscal Mario Iguarán que defendió a Carlos Cárdenas.

Por otra parte, la relación que se evidencia en la serie de ocho capítulos que se originó después del fallecimiento de Colmenares entre los implicados Laura Moreno y Carlos Cárdenas nunca se confirmó en realidad, ni tampoco los hechos que le ocurrieron a Cárdenas en la cárcel que muestra la producción.

  162
162

Lo constatable

Lo que es cierto según testimonios de la familia y el expediente judicial del caso es que el cuerpo de Colmenares no fue encontrado en la primera búsqueda que se hizo en el caño el Virrey por parte del Cuerpo de Bomberos de Bogotá, el cadáver fue hallado horas después.

Un comunicado presentado por la familia de Colmenares días después de lanzamiento de la serie asegura sobre este episodio que “también que es un hecho probado que el cadáver de Luis Andrés no contaba con señales de arrastre, las cuales se darían en dado caso que hubiera caído al caño y se hubiera arrastrado hasta llegar al túnel del Virrey”.

Igualmente, fue probado en una interceptación telefónica por las autoridades que Laura Moreno le mencionó a Jessy Quintero que ellas eran las únicas testigos del caso. Algo que constató la familia en el comunicado del 5 de mayo del 2019: “tal y cómo se mostró en la serie, existen una serie de interceptaciones en las cuales Laura menciona: ‘Jessy y yo somos las únicas testigos, más yo que ella... Ella es como mi testigo’”.

De la misma forma, es verdad que Luis Andrés Colmenares había entablado una relación semanas previas con Laura Moreno a la noche de su fallecimiento, así como está comprobado que Carlos Cárdenas se encontraba en el mismo bar donde estaban celebrando la noche de disfraces Quintero, Moreno y Colmenares.

Por último, un hecho verdadero es la actitud del fiscal González evidenciada en la producción, que llegó a utilizar fotografías del cadáver del estudiante en las interrogaciones a algunos jóvenes lo que le acarreó acusaciones y llamados de atención por parte de sus superiores.

Le podría Interesar:

La carta de las Farc que produjo el ‘último llanto’ de Horacio Serpa Uribe

Colmenares: una década de intrigas, pistas extrañas y polémicas en el caso más mediático en la historia reciente de Colombia