“Eso fue por celos”, la mamá de Luis Andrés Colmenares revive la memoria de su hijo a pocos días del décimo aniversario de la muerte

Oneida Escobar visita cada octubre la tumba de su hijo en la Guajira.

infobae-image

Oneida Escobar, la mamá de Luis Andrés Colmenares, quien murió hace casi diez años en una noche de Halloween y cuyo caso ha sido de los más polémicos en la historia judicial del país, se mantiene en la teoria en que a su hijo lo asesinaron, pero esta vez agregó que no fue algo premeditado. “Le querian hacer una advertencia”, le dijo al noticiero CM&.

“Estoy segura que a mi hijo lo asesinaron. (…) Espero que los culpables paguen por el crimen. Eso fue por celos. yo no digo que a Luigi lo iban a matar, era una advertencia que le querían hacer por meterse con una niña que tenía novio”, sentenció Escobar y a la ‘niña’ a la que se refiere es Laura Moreno, de 20 años en ese momento.

La mujer afirmó que no ha perdonado a las personas que, para ella, mataron a su hijo porque todavía está en un proceso de sanación y también contó que cada año en octubre viaja al municipio de Villanueva en la Guajira para visitar la tumba de 'Luigi’.

En qué va el caso Colmenares

Después de que un juez decidió absolver a Laura Moreno y Jessy Quintero de los cargos de homicidio y encubrimiento de los que las señalaba la Fiscalía General de la Nación, la defensa de la familia de Luis Andrés apeló la decisión y desde hace tres años esperan un pronunciamiento de esa solicitud.

El caso empieza a acercarse a la fase de vencimiento de términos y a la prescripción de las imputaciones que se hicieron contra Laura Moreno y Jessy Quintero. Por ejemplo, el delito de encubrimiento que se le imputó a Quintero prescribió el pasado 7 de octubre y el de Moreno prescribirá el 7 de octubre de 2021.

Esto se debe a que los cargos desaparecen cuando se cumple la mitad del tiempo de la pena máxima fijada y se cuenta a partir de la imputación. Ambas fueron imputadas el 7 de octubre de 2011. Para Jessy Quintero la pena fue de 18 años y la de Laura Moreno fue de 20.

Hace unos días se habló de un posible vuelco al caso por una foto que se difundió en la que se veía un golpe en el craneo del joven, pero tanto Luis Alfonso como la defensa de Jessy Quintero aclararon que la foto no es nueva y que hace parte de las pruebas presentadas por la Fiscalía. El defensor de Quintero también afirmó que la fase probatoria ya estaba cerrada y por eso no se podría ‘reabrir’ el caso. Esto solo se puede si se halla nueva evidencia.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos