El Supremo de Colombia abrió indagatoria preliminar contra Álvaro Uribe por caso de perfilamientos Ejército

El alto tribunal tomó la determinación tras el escándalo que involucra a un importante sector de las Fuerzas Armadas que habría estado haciendo seguimientos ilegales a periodistas nacionales y extranjeros, miembros de la oposición , e incluso altos funcionarios del Gobierno Duque

desde Bogotá, Colombia
Álvaro Uribe Vélez expresidente y senador colombiano será investigado nuevamente por la justicia en un caso de espionaje.
Álvaro Uribe Vélez expresidente y senador colombiano será investigado nuevamente por la justicia en un caso de espionaje.

Una nueva indagación preliminar fue abierta contra el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez por la Corte Suprema de Justicia, esta vez por causa de un anónimo que lo señala como el receptor de la información de inteligencia que recolectaba de manera ilegal varias brigadas del Ejército Colombiano contra periodistas, sindicalistas, miembros de la oposición e incluso funcionarios del alto gobierno de Iván Duque.

El caso, conocido como los “perfilamientos” o “las carpetas del Ejército”, fue revelado por la Revista Semana a principios de mayo y alcanzó tal nivel de escándalo que 13 militares están hoy enfrentando un proceso disciplinario en la Procuraduría por estos hechos, entre ellos tres generales retirados, cinco coroneles, tres mayores, un teniente y dos suboficiales.

La información del anónimo que recibió la Corte Suprema de Justicia, específicamente la magistrada Cristina Lombana indicaba que el hoy senador y líder del partido de Gobierno, El Centro Democrático, era el receptor de datos reservados que fueron obtenidos por interceptaciones ilegales de comunicaciones por unidades de inteligencia y contra inteligencia del Ejército.

Una información similar, también anónima, habría llegado al despacho de la magistrada Lombana en diciembre del año pasado y motivó a la Corte Suprema a ordenar una inspección al Batallón de Ciberinteligencia del Ejército en la que encontraron indicios de las actividades ilegales que hoy se conocen como “carpetas del Ejército” las que incluso han llegado a comprometer al general Nicacio Martínez, excomandante del Ejército colombiano.

La indagatoria preliminar contra Uribe fue abierta el 15 de mayo y está siendo llevada por el magistrado Héctor Alarcón, presidente de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, quien quedó a cargo del caso luego de que la magistrada Lombana considerada que había elementos suficientes para hacer el reparto e iniciar una indagación preliminar.

Esto significa que el magistrado Alarcón tendrá, de acuerdo con los términos de ley, 18 meses para reunir las pruebas suficientes que le permitan determinar si se cometió o no un delito en el caso aperturado y si hay indicios claros de que en tal delito esté implicado el investigado, es decir Uribe. Tras cumplido ese término el Supremo deberá pronunciarse en dos vías, o se inhibe y archiva el caso contra Uribe -lo que implicaría que no encontró evidencias de delito o responsabilidad- o podría abrir una investigación formal si determina que hay méritos para ello.

Uribe no es extraño a estos procesos, ya que su condición actual de senador hace de la Corte Suprema de Justicia -máximo tribunal de Colombia- su juez natural y por principio el Supremo debe investigar las acusaciones sobre aforados que lleguen a su despacho.

Precisamente este fue el argumento del abogado del expresidente, Jaime Lombana, quien llamó a no hacer un escándalo mediático de la una situación normal de trámite judicial.

Dijo Granados que tanto al Supremo como a la Fiscalía "le corresponde verificar toda denuncia que llega a su conocimiento, el objetivo de la investigación previa es, precisamente, corroborar, entre otras cosas sí al menos ha existido algún delito, es decir se trata de una actuación rutinaria frente a toda denuncia que llega a conocimiento de la Corte. Por eso, rechazo enfáticamente que se pretenda armar un escándalo mediático sobre un caso que, además de ser absolutamente inmeritorio, apenas obedece a un trámite normal de la justicia".

Por su parte Uribe por medio de su cuenta de Twitter se pronunció descalificando la investigación por venir de un anónimo y criticando al Supremo por supuestamente estarlo investigando en dos procesos diferentes por los mismos hechos.

Respuesta de Uribe a la investigación preliminar de la Corte Suprema
Respuesta de Uribe a la investigación preliminar de la Corte Suprema

Se refiere el expresidente a una investigación en curso que tiene el Supremo por el caso del “hacker” Andrés Sepúlveda la cual viene desde 2014, también tiene que ver con seguimientos a importantes periodistas y figuras públicas de Colombia, en este caso los involucrados en el proceso de paz, y en la que Uribe también es mencionado.

Esta nueva investigación preliminar es el último de una larga lista de episodios que han enfrentado a Uirbe con el alto tribunal, el cual fue víctimas de seguimientos ilegales durante la presidencia del hoy senador por parte del DAS, el organismo de inteligencia de la presidencia. Uribe, por su parte, ha denunciado en reiteradas ocasiones una presunta persecución del Supremo contra él y miembros cercanos de su gobierno, como el exministro Andrés Felipe Arias, quien fue condenado por la Corte en el caso de Agro Ingreso Seguro por ser partícipe en desfalcos al Estado.

El pasado 8 de octubre de 2019 Uribe pasó a la historia al ser el primer expresidente al que la Corte Suprema le abre una investigación formal, por un caso de manipulación de testigos en el que el senador ya ha tenido que rendir indagatoria ante el alto tribunal.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Álvaro Uribe se convierte en el primer ex presidente en ser indagado por la Corte Suprema de Colombia

MAS NOTICIAS