Tras el incendio de seis vehículos en Antioquia, Iván Duque aseguró que “la estrategia del pánico no servirá”

El mandatario colombiano ha informado de que el Ejército ha recibido indicaciones para movilizar efectivos en la zona y evitar así nuevos ataques del grupo guerrillero

El presidente de Colombia, Iván Duque, habla durante un discurso al país desde el palacio presidencial en Bogotá (Reuters)
El presidente de Colombia, Iván Duque, habla durante un discurso al país desde el palacio presidencial en Bogotá (Reuters)

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha advertido al Ejército de Liberación Nacional (ELN) de que su estrategia del “pánico” no servirá “como mecanismo de presión al Estado”, después de que la guerrilla quemara seis vehículos en Antioquia, en el norte del país.

Duque ha cuestionado si realmente el ELN tiene algún tipo de interés en sentarse a dialogar, pues después de que el grupo armado, según la Policía, incendiara el lunes por la noche seis vehículos en el municipio de Valdivia, en el departamento norteño de Antioquia, parece que lo único que buscan es “generar pánico”.

Si el ELN quiere tener una aproximación hacia la paz, tiene que liberar a todos los secuestrados y poner fin a sus actos criminales”, ha defendido el presidente colombiano, para quien “una aproximación hacia la paz mientras se cometen actos de violencia” es un “mecanismo de presión al Estado”, una cuestión que su Gobierno no está dispuesto a permitir.

El dirigente colombiano ha informado de que el Ejército ha recibido indicaciones para movilizar efectivos en la zona y evitar así nuevos ataques del ELN, a quien se le abrió una puerta para el diálogo la semana pasada después del atentado cometido en la Escuela de Cadetes de la Policía de Bogotá.

Guerrilleros del ELN
Guerrilleros del ELN

Duque, quien ha estado presente en un acto de homenaje por el 71 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en Cartagena, ha instado al ELN a que “libere a todos los secuestrados y ponga fin a sus acciones criminales”, según ha contado la emisora colombiana Blu Radio.

Una de las peticiones que se están reivindicando estos días en las calles de Colombia durante las jornadas de movilizaciones es una negociación con los grupos armados que aún operan con impunidad en el país.

Varios sectores de la sociedad han pedido al Gobierno y a los guerrilleros que reanuden la mesa de diálogo y alcanzar así una paz ansiada durante décadas por generaciones de colombianos.

Desde que se firmaran los acuerdos de paz en 2016, más de 750 líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos han sido asesinados, según un informe del Instituto para el Desarrollo y la Paz (INDEPAZ).

Guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional
Guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional

El informe más reciente de la ONG, que data del 8 de septiembre, señala que se ha producido el asesinato de unos 155 líderes sindicales sólo en 2019. El departamento de Cauca, en el oeste del país, encabeza la lista negra con 35 dirigentes muertos.

Antioquia y Nariño son los otros departamentos donde más asesinatos han sido registrados, siendo el noroeste de Colombia la zona donde más homicidios se comenten contra dirigentes campesinos y sindicales. Sin embargo, esta lacra se ha cebado con 29 de los 32 departamentos, lo que representa el 90,62 por ciento del país.

Según el mismo informe, los autores principales de estos homicidios serían grupos armados organizados, como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), pero también la Policía y el Ejército.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Paramilitares de Los Rastrojos y guerrilleros del ELN se enfrentaron en territorio venezolano

El comandante colombiano Luis Fernando Navarro dijo que el ELN ya tiene más de mil hombres y 36 campamentos en Venezuela

MAS NOTICIAS