Líder del partido político FARC, Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko”
Líder del partido político FARC, Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko”

El partido de las FARC, que tiene representación en el Congreso colombiano como resultado del Acuerdo de Paz, condenó este jueves la decisión de la disidencia de la guerrilla, que anunció un regreso a la lucha armada.

Rodrigo Londoño, alias Timochenko, aseguró que la formación política sigue "comprometida con lo acordado" y reseñó a Manuel Marulanda, cofundador de la guerrilla, para manifestar su voluntad de cumplir lo firmado con el Gobierno colombiano. "Nuestra palabra hoy es la paz y la reconciliación", añadió.

En declaraciones a La W Radio, el ex líder guerrillero aseguró que el grupo que anunció el retorno a la lucha armada no tiene la mayoría de la representación: "Más del 90% de los excombatientes se mantienen en el proceso de paz. Aquí estamos los más y, modestia aparte, los mejores". Además, envió un mensaje al presidente de Colombia, Iván Duque. "Yo le pido que nos unamos para mandar un mensaje de optimismo a los excombatientes que continúan con el proceso".

En entrevista con La FM, Londoño pidió disculpas por el anuncio de sus ex camaradas: "Siento vergüenza por lo que hicieron los compañeros, pero es una decisión individual que no representa al resto".

Por su parte, Carlos Antonio Lozada, senador de las FARC, expresó: "Consideramos que es una gran equivocación".

La decisión anunciada en un video por Iván Márquez, ex líder negociador de la guerrilla, armado y rodeado de otros líderes, marca "una desconexión con la realidad que vive el país", añadió Lozada, en declaraciones a Caracol Radio.

Carlos Antonio Lozada (Reuters/ Luisa Gonzalez)
Carlos Antonio Lozada (Reuters/ Luisa Gonzalez)

"La lucha armada no tiene cabida en la actualidad de Colombia. Se desconoce el deseo, la voluntad, la necesidad de paz que tiene Colombia y los sectores populares, que han colocado la gran mayoría de víctimas. (…) Es un camino que ya intentamos por más de 50 años sin lograr el objetivo. Hay que mantenerse firmes en defensa del acuerdo", puntualizó.

Lozada también sostuvo que un alzamiento armado "requiere del apoyo popular para poderse prolongar en el tiempo", lo cual, opinó, no se produciría en este contexto.

Por ahora, el partido político está analizando cambiar su nombre. Los líderes decidieron tras la firma del acuerdo que el nombre sería Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, para mantener con las mismas siglas una conexión con los orígenes del grupo, pero el anuncio de Márquez le da impulso a la iniciativa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: