El narco de 44 años de edad ingresó a las FARC cuando era menor de edad y fue entrenado como explosivista.
El narco de 44 años de edad ingresó a las FARC cuando era menor de edad y fue entrenado como explosivista.

Pedro Oberman Goyes Cortés, alias 'Sinaloa', es el cabecilla de las disidencias de las FARC que controlaba gran parte del poder criminal en el departamento de Putumayo, al sur de Colombia, por las redes de narcotráfico hacia Europa que manejaba, y por ello uno de los más buscados por las autoridades. Pero, según información de inteligencia, habría sido asesinado por sus propios hombres en medio de una venganza.

El narco de 44 años de edad movía entre 4 y 6 toneladas de cocaína para el cartel 'Los Balcanes' de Europa Central y controlaba alrededor de 34.500 hectáreas de matas de coca en la frontera con Ecuador, que representan el 24% de los cultivos ilícitos de todo el país. El vecino país es utilizado como la ruta para su tráfico, por lo que él y sus hombres tienen doble nacional colombiana y ecuatoriana que le facilitarían la labor.

'Sinaloa' ingresó al frente 48 de las FARC siendo menor de edad, y fue entrenado como explosivista. Solo hasta 2010 inició en la producción de la base de coca, y poco después fue el encargado del acopio y tráfico de cocaína. Para seguir con el negocio ilegal, decidió distanciarse del proceso de paz a finales de 2016 y formó su propia estructura con 50 hombres en armas.


El capo controlaba 34.500 hectáreas de cultivos de coca en Putumayo.

Al principio, los investigadores pensaron que se trataba de un extranjero enviado por carteles mexicanos. Pero pronto descubrieron que es oriundo de Barbacoas, Nariño y que había formado una de las redes narcotraficantes más fuertes del sur del país, por lo que el gobierno ofrecía una recompensa de 159.491 dólares por información que diera con su captura.

Pero toda esa carrera criminal habría terminado el pasado domingo 17 de marzo, cuando fue asesinado por sus propios hombres, según conoció El Tiempo. Aunque no ha aparecido su cuerpo, información de inteligencia estableció que su muerte se debió a una pérdida de un cargamento de cocaína y la visibilidad que había adquirido tras aparecer en la lista de los más buscados por el Estado, revelada por el mismo presidente Iván Duque.

Y es que 'Sinaloa' había empezado a atacar a la Fuerza Pública de Ecuador en la zona de frontera donde hacía presencia. En enero de este año su grupo asesinó a un policía Antinarcóticos ecuatoriano en una emboscada, en la que también resultaron heridos dos de sus hombres, que al buscar atención médica en Colombia fueron capturados por las autoridades, aunque uno falleció; recuerda el medio nacional.

Uno de los hombres de ‘Sinaloa’ lo habría mandado a matar para quedarse como líder del grupo, conocido con el alias de el ‘Político’.
Uno de los hombres de ‘Sinaloa’ lo habría mandado a matar para quedarse como líder del grupo, conocido con el alias de el ‘Político’.

Ahora, las autoridades colombianas están perfilando a quien sería su posible sucesor en el negocio del narcotráfico en Putumayo. De acuerdo con El Tiempo sería otro disidente de las FARC conocido como el 'Político', que habría sido el que ordenó su muerte.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: