Guerrillas colombianas hostigan a la población y a líderes sociales para que no protesten contra el régimen de Nicolás Maduro. (AFP)
Guerrillas colombianas hostigan a la población y a líderes sociales para que no protesten contra el régimen de Nicolás Maduro. (AFP)

La Fundación Redes denunció que, como consecuencia del conflicto generado en los estados fronterizos por grupos armados colombianos, se han registrado 683 desaparecidos y 120 secuestrados, de los cuales 50 casos corresponden a dirigentes gremiales y sindicales. Y señalan a las guerrillas como los principales responsables.

Periodistas, productores agropecuarios, líderes sindicales del gremio docentes, comerciantes, estudiantes son los más afectados por la amenaza de organizaciones irregulares, según documentó el organismo de la sociedad civil a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El director de FundaRedes, Javier Tarazona, también mencionó el respaldo y cooperación permanente que brindan grupos terroristas como el ELN, FARC y Hezbolá al régimen de Nicolás Maduro, que además de generar violencia entre la población han evitado la llegada de ayuda humanitaria a zonas de frontera.

Grupos irregulares colombianos no permiten la entrada de ayuda humanitaria a zonas de frontera, según FundaRedes. (Reuters)
Grupos irregulares colombianos no permiten la entrada de ayuda humanitaria a zonas de frontera, según FundaRedes. (Reuters)

A ello se le suma el cierre de emisoras por tener programas de opinión en contra del dictador. "Para sorpresa nuestra, los diales que han sido objeto de la sanción, en la actualidad los ocupa el Ejército de Liberación Nacional a través de cinco emisoras que tienen en el espectro radioeléctrico venezolano", afirmó Tarazona.

En la frontera, el ELN también amedrenta y hostiga a planteles educativos para que sus docentes impartan material pedagógico con ideología de la insurgencia, y la utilización de  revistas con contenido bélico para la enseñanza de los niños. Además, hay casos de amenazas contra profesores por participar en protestas contra Maduro, como el de 14 dirigentes sindicales en el estado fronterizo de Táchira.

"En el año 2018, 32 delegados sindicales fueron amenazados formalmente por estas organizaciones irregulares. Y en lo que va del año 2019, el ELN y la disidencia de la FARC han actuado con armas largas para intimidar a los dirigentes sindicales a fin de que no ejerzan su derecho a la protesta en los estados fronterizos", dijo Tarazona.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: