Como ha señalado la policía, si antes las famosas eran el talón de Aquiles de los mafiosos más buscados, ahora son su escondite más certero
Como ha señalado la policía, si antes las famosas eran el talón de Aquiles de los mafiosos más buscados, ahora son su escondite más certero

Además de sus extravagantes hábitos, como cubrir de oro sus armas o coleccionar animales exóticos en sus mansiones, los narcotraficantes colombianos son conocidos por sus relaciones amorosas con bellas mujeres de la farándula criolla nacional e internacional. Esa era una forma de demostrar su poder y dinero, aunque ninguna de ellas aceptó alguna vez haberse enganchado en las relaciones por esas razones.

El caso más reciente es el de la presentadora del programa de humor 'Sábados Felices', Vaneza Peláez, y su ex esposo Sebastián Murillo Echeverry, alias Lindolfo, integrante de la cúpula de la Oficina de Envigado. El encargado de cobrar, bajo amenazas y muertes, el dinero de la organización criminal, fue capturado el 8 de febrero de este año.

Aunque ya estaban separados para entonces, Peláez se vio involucrada en las acciones delictivas de su ex al aceptar dinero ilegal para montar una empresa de vestidos de baño junto a su amiga, la modelo y deportista Daniela Ospina, ex esposa del centrocampista colombiano del Bayern Múnich, James Rodríguez. Además, le incautaron al menos 10 lujosas propiedades que tenía con Lindolfo en Medellín.

Sebastían Murillo Echverry, alias Lindolfo, y Vanesa Peláez
Sebastían Murillo Echverry, alias Lindolfo, y Vanesa Peláez

Ambas modelos todavía están dentro del proceso de investigación de la Fiscalía, aunque no han sido encarceladas. Lindolfo, por su parte, deberá responder por las extorsiones para exigir los pagos de los capos, a quienes les conseguía mujeres para celebrar los negocios. Pero él era reconocido públicamente por ser un importante empresario de Medellín.

Esa es la estrategia de los narcos actualmente, ha señalado la Policía. Si antes las famosas eran el talón de Aquiles de los mafiosos más buscados, ahora son su escondite más certero. Salen con personalidades del entretenimiento públicamente para no levantar sospechas de su real vida.

Si antes las famosas eran el talón de Aquiles de los mafiosos más buscados, ahora son su escondite más certero

Como lo hizo Juan Pablo Muñoz Hernández, alias Carlos Ciro, capturado el pasado 6 de marzo de 2018, acusado de dirigir una red de tráfico de cocaína hacia Sudamérica, Europa y Estados Unidos, relacionada con las organizaciones narcotraficantes de Los Rastrojos y el Clan del Golfo. Pero que en sus redes sociales ostentaba viajes a lugares exóticos con la farándula de Colombia, México y España. Amigo de actrices colombianas como Paola Turbay y Carolina Guerra, y hasta de María Zurita Borbón, prima del Rey Felipe VI de España.

Y esta eterna relación entre la mafia y la farándula, resaltan algunos de los casos más mediáticos y escandalosos de la historia de Colombia, como estos:

Pablo Escobar y Virginia Vallejo

Este es quizás el romance entre mafia y fama más conocido y comentado a nivel nacional e, incluso, internacional. En parte por tratarse de uno de los narcotraficantes más grandes de la historia, el más sanguinario de Colombia. Fueron cinco largos años de relación entre el jefe del Cartel de Medellín y la famosa presentadora de televisión Virginia Vallejo.

Pablo Escobar y Virginia Vallejo
Pablo Escobar y Virginia Vallejo

Tal fue el espectáculo que la ex presentadora, más reconocida por su amorío con Escobar que por su larga e importante trayectoria televisiva, escribió el libro 'Amando a Pablo, odiando a Escobar' publicado en 2006, donde cuenta la historia de amor. Ahí describe que se enamoró del narco en el barrio más peligroso de Medellín, cuando este la llevó a inaugurar una obra social, según ella, sin saber de dónde salía tanto dinero.

Además, relata también los encuentros de Escobar con políticos como los ex presidentes de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, Alfonso López Michelsen y Ernesto Samper. Y sobre sus amantes, de las cuales dice que solo tuvo prostitutas, a Wendy, a quien mandó a matar para prevenir que lo delatara, y ella. Pero Vallejo si tuvo más relaciones narcos, con el jefe del Cartel de Cali y principal enemigo de Escobar, Gilberto Rodríguez Orejuela.

Julio Fierro y Natalia París.

Julio César Correa, alias Julio Fierro, el encargado de las finanzas del capo Pablo Escobar, tuvo una cuestionada relación amorosa con la modelo Natalia París, una de las más reconocidas e importantes del país. Se conocieron en un gimnasio de Medellín, luego de que el narcotraficante regresara al país desde Estados Unidos, donde se escondía de las autoridades.

Julio Fierro y Natalia París
Julio Fierro y Natalia París

Julio Fierro le manejaba el dinero y el despacho de cocaína a Escobar, cuando este estaba recluido en la cárcel La Catedral. Con la famosa fuga del capo del Cartel de Medellín, Correa se establece en Estados Unidos. Pero una visita fortuita a Colombia fue su sentencia final; al conocer a la bella paisa, quien hoy es Dj de música electrónica. Tal fue el amor que tuvieron una hija, Mariana, hoy de 18 años.

El romance fue uno de los más mediáticos desde que paramilitares de las AUC asesinaran a Julio Fierro por orden del Cartel de Medellín, como una represalia por colaborar con la DEA con información de la mafia. Tras el acuerdo con el gobierno estadounidense por el que se convirtió en delator, había logrado comenzar una nueva vida con la modelo y su hija, pero sólo lo logró por unos tres años, hasta que  su cuerpo fue desmembrado y tirado en tres fosas comunes.

Alias Martelo y sus múltiples reinas de belleza
Durante la captura en 1998 de Luis Murcia Sierra, alias Martelo, ex jefe del cartel de Bogotá, la Policía incautó un álbum de fotos. No cualquiera, por supuesto. En él, el narcotraficante reunió una colección de fotos de todas sus grandes amantes: modelos, actrices, reinas de belleza, presentadoras. Todas de la vida pública nacional e internacional.

Sandra Muñoz una de las parejas de Martelo
Sandra Muñoz una de las parejas de Martelo

Pero su preferida fue la señorita Brasil 1993, Leila Cristine Schuster, una de las candidatas a llevarse la corona de Miss Universo el mismo año, pero que para sorpresa de todos no entró ni al Top 5. Al entregar la corona, en Sao Pablo, se dedicó al modelaje y la presentación de televisión. En una de las fotos de la brasilera en el álbum, ella escribió "No sé cómo pasó, pero pasó…".

Rocío Alexandra Bernal, señorira Cundinamarca, otra de las parejos de alias Martelo
Rocío Alexandra Bernal, señorira Cundinamarca, otra de las parejos de alias Martelo

Pero además de ella, el excéntrico narco de pistolas de oro mantuvo relaciones sexuales con varias reinas colombianas como la ex señorita Cundinamarca, Rocio Alexandra Bernal y la ex señorita Caquetá, Adriana Torres Giraldo. Además de la ex modelo Sandra Muñoz y la reconocida presentadora de televisión, Alexandra Serrano.

El Loco Barrera y Gabriela Fernández

Sobre la relación entre Daniel Barrera Barrera, alias El Loco Barrera, cabecilla de una Bacrim (Banda Criminal), y Gabriela Fernández, Señorita Venezuela 2008, no se sabía nada. Cada uno tenía, aparentemente, vidas aparte. Ella, coronada como la más linda de su país, portada de revistas como Playboy y presentadora de algunos programas de televisión. En el mundo de la farándula era protagonista de chismes que la conectaban con narcos.

El Loco Barrera y Gabriela Fernández
El Loco Barrera y Gabriela Fernández

Mientras que el narcoparamilitar tenía negocios al tiempo con las Autodefensas Unidas de Colombia y con la guerrilla de las FARC. Su imagen empieza a ser reconocida por sus constantes visitas a la zona de distención que el gobierno de Andrés Pastrana cedió a las FARC en los fallidos diálogos de paz. Según las autoridades, a ellos les compraba la cocaína que revendía al Bloque Centauros de las AUC.

La seria relación se conoció luego de la captura de El Loco Barrera el 18 de septiembre de 2012, en Táchira, Venezuela. La investigación contra él dio con la detención de todo su equipo, entre ellos la reina de belleza. El mismo año la después llamada 'narcomodelo' fue capturada y condenada a 8 años por los delitos de asociación para delinquir y legitimación de capitales. Ambos siguen en prisión.

El Indio y Sara Builes

La relación entre Jhon Fredy Manco Torres, alias El Indio, y la modelo Sara Builes fue la condena del narcotraficante. Por los extravagantes regalos a su novia, el criminal fue seguido por la Policía; y en un viaje que realizó ella para ver un partido amistoso entre Inglaterra y Brasil, dieron con él. Fue capturado el 31 de mayo de 2013 en Brasil, desde donde lo extraditaron a Colombia para pagar una condena de 21 años y ocho meses por el envío de cocaína a Alemania, Holanda y otros países europeos.

El Indio y Sara Builes
El Indio y Sara Builes

Precisamente, el talón de Aquiles de El Indio era el fútbol y las mujeres. Y la belleza exuberante de la modelo de Medellín, de entonces 22 años, lo impactó: 1,70 de estatura, voluptuosa, rostro angelical y ojos verdes. Builes era una modelo futbolera, intentó sin éxito ser señorita Antioquia en 2009 y era protagonista de algunos comerciales de televisión relacionados con el deporte. Pero alcanzó su mayor fama cuando se supo de su relación con el narcotraficante, uno de los más buscados de la época.

Héctor Fabio Vargas y Liliana Lozano
La muerte selló el amor entre Héctor Fabio Vargas, hermano del narcotraficante Leonidas Vargas, y la actriz y reina de belleza Liliana Lozano. A los pocos días del asesinato de Leonidas en Madrid, España, en 2009, fue encontrada sin vida la pareja en una finca del Valle, ambos semidesnudos, amarrados de manos y pies, boca abajo, con bolsas negras en la cabeza y varios impactos de bala.

Liliana Lozano
Liliana Lozano

En ese momento saltó a la opinión pública este amorío entre mafia y fama. Ella era muchos más conocida y famosa que el mismo narcotraficante. Fue coronada como la ganadora del Reinado Nacional del Bambuco de 1996, cuando solo tenía 17 años, convirtiéndose en el personaje del año en su municipio Florencia, en Caquetá. Y de ahí saltó a la fama como actriz, obteniendo varios papeles en telenovelas en las dos cadenas de televisión más grandes del país, Caracol y RCN.

En una entrevista con El Tiempo, dos años después de su muerte, su madre Dora Garzón se refirió a su relación con el narco como "estable, muy bonita". Y describió a Héctor Fabio como un hombre de buenos sentimientos y muy amable.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: