En total, 13 millones de archivos entregó el fiscal general Néstor Humberto Martínez Neira a su homólogo ecuatoriano, Carlos Baca Mancheno, para demostrar unos presuntos bienes que las extintas FARC guardarían en el vecino país. Además, anunciaron avances en el reconocimiento de estructuras de crimen organizado.

Los documentos tienen una relación detallada de cada activo, que serán analizados por la justicia ecuatoriana para ser identificados e incautados.

Así lo hizo saber en rueda de prensa el fiscal Baca, que reafirmó el compromiso de ambos países en cooperación jurídica internacional en la lucha contra la delincuencia organizada.

"Hemos avanzado en el reconocimiento de estructuras de crimen organizado que se encuentran en frontera y que continúan afectando la tranquilidad ciudadana, además de identificación de nuevas organizaciones de narcotráfico. Hemos tenido un intercambio fluido", manifestó el fiscal Martínez Neira.

Los funcionarios advirtieron de casos de corrupción, terrorismo, narcotráfico, tráfico ilegal de migrantes, trata de personas, minería ilegal y delitos medioambientales. Por lo que anunciaron la construcción de un frente común para combatir estas modalidades del crimen organizado.

Además, informaron sobre equipos de investigación que aumentarán el intercambio de información para afectar las estructuras financieras de estos grupos armados, con acciones como la extinción de dominio.