Encuentran una pista que explicaría por qué más hombres que mujeres sufren casos graves de COVID-19

Un estudio liderado por científicas de Estados Unidos con colegas de China, Australia y Reino Unido sugiere que el ácido quinurénico se asocia con diferencias específicas del sexo en las respuestas inmunes a COVID-19

Los hombres desarrollan más casos graves de COVID-19 y mueren. Una de las diferencias es que algunos tienen más niveles de ácido quinurénico que se asocia con diferencias específicas del sexo en las respuestas inmunes a COVID-19. EFE/Alberto Valdés/Archivo
Los hombres desarrollan más casos graves de COVID-19 y mueren. Una de las diferencias es que algunos tienen más niveles de ácido quinurénico que se asocia con diferencias específicas del sexo en las respuestas inmunes a COVID-19. EFE/Alberto Valdés/Archivo

Los hombres y las mujeres tienen el mismo riesgo de infectarse por coronavirus. Pero los varones -especialmente los que tienen más edad- tienen más riesgo de morir si el virus desarrolla un cuadro severo o crítico de la enfermedad. Desde el inicio de la pandemia, se investiga cuáles son los factores que impactan parar producir esas diferencias. Un equipo liderado por científicas de los Estados Unidos con investigadores de China, Australia y el Reino Unido encontró una nueva pista: revelaron que los niveles del ácido quinurénico están asociados a mayores cuadros severos en los hombres.

La colaboración entre las reconocidas científicas Akiko Iwasaki y Caroline H. Johnson, que forman parte de diferentes departamentos de la Universidad de Yale, Estados Unidos, se centró en en un análisis metabolómico del suero de pacientes que habían tenido la enfermedad COVID-19 y de los trabajadores sanitarios no infectados. Identificaron 17 metabolitos que estaban asociados a la enfermedad. Fue publicado en la revista especializada Science Signaling.

Encontraron que sólo en los pacientes varones con COVID-19, la cantidad del metabolito triptófano ácido quinurénico se correlacionó con la edad, la inflamación y el resultado de la enfermedad. Ese ácido inhibe la liberación de glutamato, y la abundancia de glutamato se redujo en los pacientes que se deterioraron. Esos hallazgos indican que el ácido quinurénico se asocia con diferencias específicas del sexo en las respuestas inmunes a COVID-19.

Akiko Iwasaki fue una de las líderes del estudio publicado en Science Singaling. Es investigadora en inmunología y ya ha publicado diversos trabajos relacionados con COVID-19
Akiko Iwasaki fue una de las líderes del estudio publicado en Science Singaling. Es investigadora en inmunología y ya ha publicado diversos trabajos relacionados con COVID-19

Aunque los resultados son correlativos, el estudio ayuda a explicar las diferencias observadas en la mortalidad y la respuesta inmunitaria al virus del SARS-CoV-2 en función del sexo. Los resultados también apuntan a que la selección de esta molécula podría mejorar los resultados en los pacientes masculinos.

Durante el estudio, el equipo científico analizó muestras de suero de 22 pacientes de COVID-19 de sexo femenino y 17 de sexo masculino e identificaron los 17 metabolitos que se correlacionaban con la gravedad de la enfermedad. En particular, los hombres con una mayor proporción de ácido cinurénico respecto a la cinurenina tendían a ser mayores y mostraban una activación más débil de las células de memoria T y una mayor inflamación. Estos hombres también presentaban un mayor riesgo de deterioro en el hospital y una menor abundancia del aminoácido glutamato.

Consultado por Infobae, el doctor Jorge Geffner, investigador superior del Conicet director del Departamento de Microbiología, Parasitología e Inmunología de la Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, investigador superior del Conicet y vicedirector del Instituto INBIRS, comentó sobre el estudio publicado en Science Signaling: “En los hombres, no en las mujeres, observaron que los niveles plasmáticos de ácido quinurénico correlacionan con la gravedad de la enfermedad COVID-19. También correlacionan con marcadores propios de la gravedad, como lo son los niveles de citoquinas inflamatorias y la disminución en el número de linfocitos T circulantes”.

El estudio entre científicos de EE.UU. Australia, China y el Reino Unido se hizo con muestras de suero de 22 pacientes de COVID-19 de sexo femenino y 17 de sexo masculino e identificaron los 17 metabolitos que se correlacionaban con la gravedad de la enfermedad/  EFE/ Alberto Valdes/Archivo
El estudio entre científicos de EE.UU. Australia, China y el Reino Unido se hizo con muestras de suero de 22 pacientes de COVID-19 de sexo femenino y 17 de sexo masculino e identificaron los 17 metabolitos que se correlacionaban con la gravedad de la enfermedad/ EFE/ Alberto Valdes/Archivo

De acuerdo con Geffner, “el ácido quinurénico es un metabolito del triptofano y actúa como estimulante de un receptor que se expresa en diferentes células de nuestro organismo que es el receptor AHR, que es capaz de mediar reacciones inflamatorias”. El investigador agregó: “Sabemos que los hombres tienen en términos generales peor pronóstico cuando desarrollan COVID-19 grave y este trabajo aporta un nuevo elemento a tener en cuenta, más allá de las hormonas sexuales, diferentes en el hombre y en la mujer”.

El ácido quinurénico había sido descubierto en 1853 por el químico alemán Justus von Liebig en la orina canina. En investigaciones anteriores, los niveles alterados de ese ácido fueron identificados en pacientes con encefalitis transmitida por garrapatas, esquizofrenia, psicosis y depresión. También se han encontrado asociados a desórdenes metabólicos, tales como la deficiencia de vitamina B6 y la deficiencia de la quinureninasa.

Anteriormente, se han señalado otras diferencias relacionadas con el sexo biológico que pueden influir en los peores resultados para los varones. Se considera que una enzima, que se llama ACE2, es importante en el riesgo de desarrollar la enfermedad grave por COVID19. La ACE2 se asienta en las membranas celulares y puede permitir que el virus entre en las células con mayor facilidad y, por tanto, comience su camino destructivo a través de los órganos vitales del cuerpo.

El fumar tabaco y el consumo nocivo de alcohol exponen a los hombres a desarrollar enfermedades que a su vez aumentan el riesgo de tener cuadros graves de COVID-19/ EFE/ Ballesteros/Archivo
El fumar tabaco y el consumo nocivo de alcohol exponen a los hombres a desarrollar enfermedades que a su vez aumentan el riesgo de tener cuadros graves de COVID-19/ EFE/ Ballesteros/Archivo

Los niveles de ACE2 son generalmente más altos en los hombres. Esa diferencia podría significa que más células pueden ser vulnerables al virus, y esto, a su vez, puede conducir a un mayor riesgo de resultados graves de COVID y la muerte de los hombres. “Sin embargo, es poco probable que la biología pueda explicar la diferencia por completo; es casi seguro que el género también desempeña un papel”, han subrayado los investigadores que llevan adelante la iniciativa Sexo, Género y COVID-19, una colaboración entre Global Health 50/50 (con sede en el Colegio Universitario de Londres, Centro de Investigación en Salud y Población Africana, y el Centro Internacional de Investigación y Mujeres.

El género de cada persona, que se refiere a los roles, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad determinada considera apropiados para hombres, mujeres y personas con identidades no binarias, también tendría su impacto en el COVID-19. Las tasas de tabaquismo y consumo de alcohol son sustancialmente más altas en los hombres que en las mujeres. “Estos comportamientos están relacionados tanto con el riesgo de desarrollar comorbilidades que ahora se han encontrado asociadas a resultados adversos en COVID-19″, sostienen los investigadores de Sexo, Género y COVID-19

SEGUIR LEYENDO: