Luis Fernando Camacho, líder de las protestas en Bolivia

Es el hombre del momento en Santa Cruz, la principal región económica de Bolivia, que jamás en su historia paró de forma indefinida sus actividades como lo hace ahora.Ya van cinco días en los que más de 2 millones de personas que viven en la ciudad protagonizan de la mano del joven abogado Luis Fernando Camacho una protesta inédita para que Evo Morales reconozca la segunda vuelta, en medio de denuncias de fraude.

Numerosos memes y videos lanzados en las redes sociales por jóvenes resaltan la osadía del presidente del Comité pro Santa Cruz para enfrentar al político boliviano con más años en el poder. “Macho Camacho”, se escribe en los grupos de WhatsApp. “Camacho, amigo, el pueblo está contigo”, le cantan en cada final de tarde cuando acude a los pies del monumento al Cristo para animar en persona a una multitud a que siga firme con el paro cívico indefinido.”Camacho, alcalde!”, le gritan cuando recorre a pie y escoltado por sus seguidores la céntrica y emblemática avenida Monseñor Rivero para retornar a la sede del Comité pro Santa Cruz, haciéndose centenares de selfies con chicas y chicos que se lo piden. “Camacho Lovers”, reza un letrero de una marcha de adolescentes que llegan a manifestarse al Cristo.

Luis Fernando Camacho Bolivia (Crédito: Samy Schwartz)
Luis Fernando Camacho Bolivia (Crédito: Samy Schwartz)

Entra y sale casi todo el día de reuniones en su oficina o en una amplia sala del edificio del Comité Cívico, desde donde comanda la movilización ciudadana para conseguir la segunda vuelta. Atiende uno por uno a los vecinos de la ciudad que hacen fila para hablar con él. Unas mujeres mayores le piden ser más duros en Santa Cruz con las medidas de protesta, como lo hacen en La Paz. Él escucha y les promete analizarlo. Atiende en la puerta de pie a los medios de comunicación. Por momentos está ronco de tanto hablarle a la gente por megáfono. Un médico llega voluntariamente a la oficina de los cívicos para dejarle de regalo tabletas para cuidar su voz. Bebe agua a cada instante y conduce él mismo su vagoneta negra que transita la ciudad parada de norte a sur y de este a oeste, con una caravana de al menos doce vehículos que lo acompañan. Su esposa va a su lado. Y es el asiento delantero donde ha decidido atender aInfobae para una entrevista exclusiva, mientras se dirige por el centro de la ciudad a visitar a un piquete de huelguistas de la universidad pública, que han dejado de comer hasta que en Bolivia se consiga que Evo Morales vaya a un balotaje.

Luis Fernando Camacho es un abogado de 40 años nacido en Santa Cruz. Su padre José Luis Camacho fue también presidente del Comité Cívico cuando tenía 35 años. El recuerda con frecuencia las persecuciones que sufrió en 1982 por la lucha para recuperar la democracia. Camacho estudió abogacía e hizo una maestría en derecho empresarial y otra en derecho tributario en España. Su experiencia en la dirigencia institucional la empezó muy joven como vicepresidente de la Unión Juvenil Cruceñista. Es empresario y tiene compañías en el rubro de los seguros, el gas y los servicios. Precisamente, su mayor denuncia en la entrevista con Infobae remarca un ofrecimiento del Gobierno en plena escalada del grave conflicto para pagarle una deuda millonaria que tiene el Estado con una de sus empresas a cambio de que levante el paro indefinido.”No voy a negociar nada. Sólo quiero la segunda vuelta. No hay retro”, enfatiza en plena entrevista, mientras maneja su vagoneta oscura en la caravana que recibe el aliento de los vecinos que identifican en ella al dirigente cívico.

-¿Cómo maneja la situación de ser el protagonista del paro más largo de la historia de Santa Cruz y de tener tanto apoyo ciudadano?

-Necesitábamos solo tener unidad y la unidad se refleja cuando usted tiene en peligro algo importante como es la democracia o la libertad, reflejadas sobre todo en el voto. Cuando le violan el voto le están violando la democracia y un país sin democracia es un país que no tiene libertad. Evo Morales ha violado su Constitución y lo único que quiere es quedarse en el poder. El pueblo ya está molesto y sabe que le ha mentido burdamente.Organismos internacionales como la OEA y la UE han emitido informes y el pueblo lo sabe.No sólo el mundo está al tanto. El pueblo está en las calles y va a quedarse hasta hacer respetar su voto.

A Camacho le piden selfies en las calles y ya hay un grupo autodenominado
A Camacho le piden selfies en las calles y ya hay un grupo autodenominado "Camacho Lovers" (Crédito: Samy Schwartz)

-¿Cuánto tiene que ver su liderazgo personal en esta unidad?

-El presidente Morales ha ejercido una presión con todos los líderes para poder callarles sus voces. Cuando uno ve un pueblo que está siendo humillado por un Gobierno con su voto, con su voz, es cuando debe salir.Lo único que quería el pueblo era salir a través de una institución que es la aglutinadora de la sociedad civil. Se tenía que sacar una vez más lo que sentía y siente el pueblo. Lo que hice fue lecturar lo que quería la gente.El pueblo es la fortaleza, no Luis Fernando Camacho. Es el pueblo el que quiere recuperar las calles

-Los comentarios que se leen y escuchan es que faltaba alguien con coraje como usted para conducir el Comité pro Santa Cruz. ¿Qué dice?

-Lo único que valen son los principios democráticos. Cuando hay principios, cuando hay amor a tu país no importan los intereses económicos ni los personales. Cuando estás decidido a arriesgar tu vida, tu democracia, es lo que va a permanecer. Cuando uno entra a luchar por su pueblo debe estar dispuesto a perder su libertad o su vida. Frente a un gobierno como este que es dictador, los principios no se negocian. Uno comienza a darse cuenta de que eso es lo único que te puede mantener.

-¿Cómo maneja tanta popularidad, que los jóvenes le pidan selfies a cada paso que da?

-Lo único que busca el pueblo es que uno pueda lecturar lo que quería, que es estar en las calles y no negociar. No negociar nuestros principios y la democracia. El hecho que te pidam una foto te da la satisfacción de que estás haciendo un buen trabajo.

-Si no funciona el paro indefinido, ¿qué es lo que viene?

-Hasta que volvamos a recuperar la democracia, estas medidas no tienen retro. Tenemos un compromiso con Santa Cruz y con Bolivia de que esta era una medida extrema a la que podíamos llegar los cruceños y bolivianos cuando teníamos unidad. Esa unidad se ha reflejado hoy. Está en las calles y es lo que quiere el pueblo. Tenemos que seguir en las calles, en la lucha.

-Usted denunció que el Gobierno envió emisarios a negociar, pero el un ministro dice que es una afirmación suya falsa. ¿Qué dice?

-Desde el momento en que un hombre no reconoce el voto del pueblo, viola la Constitución y no respeta el voto no es pasible de crediblidad. Creían que me podían comprar y que los principios tenían precio. Tres personas llamaron y querían reunirse conmigo, pero les dije que no. Tenían datos exactos de mis empresas, del patrimonio que manejo. Me a usan en los Panamá Papers, dicen que debo plata de mi empresa Sergas, cuando es el gobierno el que nos debe varios millones de dólares y no los quieren pagar. Han querido negociar y los números los maneja sólo el Gobierno

-¿Significa esto que lo han querido chantajear?

-Así es. Sobre la base de pagarnos lo que nos deben estaba la posibilidad de levantar el paro, que yo pida lo que quiera, pero les dije que no quería nada de lo que ofrecían. Les dije que con la segunda vuelta se levantaba la medida.

-¿Ha recibido algún otro tipo de presión?

-La única presión es la que hace la Policía constantemente de querer generar discursos falsos. Lo invito al Presidente Morales, al mismo comandante de la Policía o al Ministro de Gobierno a que nos sentemos con la prensa, no a escondidas. Hace un mes he pedido una reunión al Presidente para hacerle las preguntas que quiero que me responda, pero no en una habitación cerrada. No puede tener miedo a dialogar y discutir un tema en público.

Evo Morales asegura que ganó en primera vueklta pero la oposición, la oEA y la UE exigen un balotaje (AP Photo/Jorge Saenz)
Evo Morales asegura que ganó en primera vueklta pero la oposición, la oEA y la UE exigen un balotaje (AP Photo/Jorge Saenz)

-¿Si no prospera el paro indefinido, mantiene la idea de realizar un Cabildo para desconocer a Evo Morales y posesionar a un nuevo Presidente?

-El Cabildo tuvo un mandato que era ir a las urnas y ganar en el escenario que sea. Lo hicimos y ganamos. La OEA y la UE dicen que hay una segunda vuelta y no lo quieren reconocer. El mandato es desconocer un cuarto periodo de Evo Morales y es lo que vamos a hacer. La medida es la que teníamos programada y si vamos a un Cabildo resolveremos lo que esta medida del paro ha tocado. Por el momento vamos a seguir lecturando.

-Hay quienes proponen anular las elecciones por las irregularidades que tuvieron, pero otros la segunda vuelta. ¿Qué opina?

-Sería correcto anular las elecciones, pero siempre y cuando tuviéramos las garantías de que se llevarán adelante dentro de dos meses. Entrar a un escenario donde se anulen para hacerlas en seis u ocho meses no estamos dispuestos a tener a este Gobierno ni un día más. Por eso ir a una segunda vuelta nos lo va a garantizar. A eso le tiene miedo el Gobierno. Por otro lado, le firmo al Presidente que no seré candidato ahora ni nunca a nada mentras él firme que vamos a segunda vuelta.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: