Damares Alves
Damares Alves

"Dentro de mi concepción cristiana, la mujer, sí, en el matrimonio, debe ser sumisa al hombre y eso es una cuestión de fe", afirmó la funcionaria del Gobierno de Jair Bolsonaro en la Comisión de Defensa de los Derechos de la Mujer en la Cámara de Diputados.

Damares Alvesquien hace unos meses había dicho que los niños se deben vestir de azul y las niñas de rosado, explicó que "dentro de la doctrina cristiana, dentro de la Iglesia" se entiende que en el matrimonio "el hombre es el líder".

Damares Alves volvió a encender la polémica en Brasil
Damares Alves volvió a encender la polémica en Brasil

"Eso no significa que todas las mujeres deben ser sumisas y bajar la cabeza al patrón, al agresor y a los hombres que están ahí", matizó después. Sin embargo, la polémica se instaló en Brasil, donde las críticas no tardaron en llegar.

Tras la repercusión que tuvieron sus dichos, la propia ministra afirmó en su cuenta de Twitter: "Es una cuestión de libertad religiosa, garantizada por la Constitución. No crean las mentiras que dicen al respecto. La mujer que es víctima de violencia jamás debe de ser sumisa. Debe denunciar a su agresor", afirmó.

Y agregó: "La mujer cristiana, o de cualquier otra religión, víctima de la violencia, debe denunciar a su atacante. Los líderes religiosos tienen el papel fundamental de dar apoyo espiritual. Pero también guiar e, incluso, acompañar a la mujer abusada o amenazada".

Jair Bolsonaro junto a Damares Alves, ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos
Jair Bolsonaro junto a Damares Alves, ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos

"Los niños de azul y las niñas de rosa"

A comienzos de año, apenas asumió su puesto, Alves encendió la polémica al aparecer festejando en un video el inicio de una "nueva era" en Brasil, en la que "niño viste de azul y niña de rosa".

Abogada, pastora de una iglesia evangélica y contraria al aborto, Alves declaró durante su discurso oficial que "el Estado es laico, pero esta ministra es terriblemente cristiana".

"En este gobierno, la niña será princesa y el niño será príncipe. Nadie va a impedirnos que llamemos a las niñas princesas y a los niños príncipes. Vamos a acabar con el abuso del adoctrinamiento ideológico", lanzó.

Al frente de una de las carteras más delicadas del gobierno de Bolsonaro -que asumió sus funciones el 1 de enero-, Alves es una de las dos únicas mujeres del gabinete de 22 ministros, donde siete de ellos son militares.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: