El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas)
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas)

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, insinuó este lunes un interés de Colombia en la crisis política de su país con la intención de anular un fallo de límites marítimos de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"No dudaría que los golpistas le estén ofreciendo a Colombia anular ese fallo y se quede con todo ese mar territorial a cambio de que se meta de lleno en la conspiración golpista", dijo Ortega durante un acto del 39 aniversario de la Fuerza Naval.

El mandatario, que afronta una severa crisis política desde hace casi cuatro meses, manifestó que "no podemos descartar nada porque para un traidor vende patria poco le interesa la soberanía", en alusión a la oposición que demanda anticipar elecciones como solución a la crisis.

Los adversarios de Ortega, de 72 años, que gobierna desde 2007, lo acusan de corrupción, nepotismo e instaurar una dictadura junto a su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo y demandan su salida del poder.

Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, la pareja presidencial de Nicaragua
Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, la pareja presidencial de Nicaragua

Las protestas inciaron el 18 de abril contra una fallida reforma a la ley de seguridad social pero se extendió todo el país tras la represión que ha dejado más de 300 muertos, 2.000 heridos, decenas de detenidos y desaparecidos.

Ortega reaccionó a la posición de Colombia, uno de los 12 países que integran el "Grupo de Trabajo" creado por el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para dar seguimiento a la crisis nicaragüense.

"Cuidado, (la oposición) ya les fueron a plantear que les ayuden a salir de este gobierno y que ellos (Colombia) van a desconocer el fallo" de la CIJ de 2012 que fijó los límites marítimos en el mar Caribe, dijo Ortega.

Bogotá aún no reconoce el fallo de la CIJ, de 2012.

"Ojalá Colombia entienda que aquí no hay más camino que respetar el fallo de la Corte y que ese es el principio que defiende este gobierno", dijo Ortega.

Para Bogotá, la plataforma continental de las Islas del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que se extiende hacia oriente en 200 millas náuticas, se une incuestionablemente con la plataforma continental que tiene la costa caribe colombiana, razón por la que consideró que La Haya no tenía competencia para tratar la controversia.

Sin embargo, el tribunal le dio la razón a Nicaragua el 17 marzo de 2016 y se declaró competente para juzgar este segundo caso, lo que provocó el rechazo de Colombia, cuyo Gobierno declaró que los asuntos entre ambos Estados deben resolverse mediante relaciones bilaterales.

El 9 de julio pasado, Nicaragua entregó una réplica escrita ante la CIJ por ese caso, y Bogotá tiene hasta el 11 de febrero de 2019 para entregar su contra réplica, lo que pondría punto final a la fase escrita del caso.

(Con información de AFP y EFE)