Evo Morales, presidente de Bolivia
Evo Morales, presidente de Bolivia

Standard & Poor's bajó la nota soberana de Bolivia a "BB-" desde "BB". La principal causa del cambio es el deterioro de la posición externa del país sudamericano.

"La rebaja refleja nuestra visión de que la posición externa de Bolivia ha sido debilitada por un sostenido déficit de cuenta corriente", dijo S&P en un comunicado.

La agencia calificadora espera que el crecimiento del crédito en el país se ralentice en los próximos años tras un período de rápida expansión.

Esta semana se conoció un dato que explica, en parte, los problemas externos que enfrenta Bolivia. La cosecha de soja de verano fue menor a la producción proyectada, a causa de factores meteorológicos, por lo que el sector percibirá unos 90 millones de dólares menos, según informó la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

La producción de este año concluyó con alrededor de 1,9 millones de toneladas, mientras que se espera llegar a los 2,3 millones, según detalló el presidente de Anapo, Richard Paz, en un comunicado.

"En esta campaña nos quedamos con sabor a poco porque a mitad del desarrollo del cultivo se perfilaba con un buen potencial de rendimiento, pero a finales de febrero y marzo comenzó a escasear el agua y afectó a un buen porcentaje de la soja sembrada", sostuvo.

Por ello, la producción fue de aproximadamente 260.000 toneladas menos que lo esperado, lo que representó al menos 90 millones de dólares que el sector dejó de percibir, recalcó Paz.

Sin embargo, no todas fueron noticias negativas para Bolivia. S&P mejoró su panorama a "estable" desde "negativo", lo que refleja la opinión de que la economía del país seguirá creciendo en torno a un 4,3 por ciento durante los próximos 12 a 24 meses.

(Con información de Reuters y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: