"El auténtico viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener una mirada nueva". La frase de Marcel Proust acerca de la experiencia enriquecedora que uno adquiere en el viaje es atemporal. Hoy existe una mayor accesibilidad para viajar, y a veces -si se cuenta con el dinero suficiente, claro- el único inconveniente es decidir el destino dentro de un abanico de posibilidades que parece infinito.

Viajar sin compañía y arrojarse a la aventura es cada vez más común. Y las mujeres están al frente de esta tendencia. Según la revista Harvard Business Review, el número de mujeres que viajan solas ha aumentado en más de 230%.

Pero antes no era tan fácil para el género femenino y en la mayoría de lo casos traía aparejado condenas sociales. Sin embargo, hubo seis viajeras que fueron pioneras en conocer el mundo por sí solas.

Louise Arner Boyd, la primera mujer en sobrevolar el Polo Norte en avión

(Wikipedia)
(Wikipedia)

Louise Arner Boyd nació el 16 de septiembre de 1887 en San Rafael, California. A pesar de que la joven era feliz y estaba cómoda en su hogar, siempre sintió curiosidad por saber qué había más allá del horizonte.

La comodidad y el confort que tenía a raíz de su inmensa y heredada fortuna nunca la sedujo, ya que supo que debía realizar algo mucho más relevante con su curiosidad. Fue así que en 1924 dejó su cómoda mansión de California para ir a conocer por primera vez las regiones polares del Océano Ártico.

(@edicionescasiopea)
(@edicionescasiopea)

Luego de años de distintas expediciones, fue en 1955, con 67 años, que se convirtió en la primera mujer en volar a través del Polo Norte en un avión privado. Finalmente murió en San Francisco en 1972 a los 85 años. Fue la curiosidad a lo largo de su vida la que posicionó a Louise como una de las viajeras más revolucionarias de su época.

 May French Sheldon 

(Wikipedia)
(Wikipedia)

May French Sheldon nació en 1847 y desde muy joven se empeñó en destacar. Tal es así que fue la primera mujer en organizar una expedición al corazón de África con el fin de demostrar que las mujeres también podían ser exploradoras.

A pesar de la gran atracción que sentía Sheldon por explorar África, no era su única pasión. De hecho, también quería interiorizarse en el impacto de la colonización en la población nativa, ya que esperaba -con su expedición- demostrar que los europeos podrían obtener la cooperación de los pueblos originarios con la paz en lugar de con la fuerza.

Conocida popularmente como "la reina blanca del Kilimanjaro" realizó dos expediciones más y en 1892 volcó sus experiencias en su primer escrito titulado De Sultán en Sultán en español, donde plasmó todo tipo de aventuras, encuentros y desencuentros con la cultura.

Fue así que May consiguió su objetivo: viajar por el corazón de África y poder conocer distintas formas de vidas, de una manera pacífica y demostrando que las mujeres también podían ser exploradoras y grandes investigadoras. Falleció finalmente en el año 1936 en Reino Unido.

Fanny Workman y su amada bicicleta

Fanny Workman nació en Massachussets en 1859. A sus 38 años decidió emprender una travesía que causaría un enorme revuelo en todo el mundo: cruzar España en bicicleta. 

Fueron en total 5.000 kilómetros y un objetivo como norte: revindicar el voto femenino en cada lugar al que llegara con su bici. En sus escritos en Sketches a wheel in Modern Iberia, narró sus múltiples aventuras y desafíos que enfrentó a lo largo de las provincias del país español junto a su marido. Sin embargo, ese fue sólo el comienzo, dado que Workman siguió pedaleando durante 22.500 kilómetros más y recorrió otros destinos como India, Sumatra e Indochina, entre otros.

Workman marcó récords en cada lugar a donde fue, y destacó como una de las primeras alpinistas profesionales. Supo describir con lujo de detalle cada una de sus aventuras para animar a otras mujeres a que tomen la iniciativa de salir a conocer el mundo. Falleció en 1925 en Francia.

Lady Brassey y una aventura familiar en velero 

Lady Anna Brassey nació en 1839 en Londres. Fue una escritora y exploradora que transmitió a través de sus libros su pasión por los viajes en un velero. Uno de sus libros más famosos fue Voyage in the Sunbean, A bordo del Sunbean, el nombre del velero, describió su viaje alrededor del mundo en 1876–77 con 43 personas abordo, incluidos familiares, amigos y tripulación. Su éxito fue tal que se publicó en inglés y se tradujo a al menos otros cinco idiomas. Finalmente falleció en 1887 en el océano Pacífico.

Mary Hall y una travesía en África Central 

(Wikipedia)
(Wikipedia)

Mary Hall nació en 1843 en Connecticut. Su nombre fue conocido como sinónimo de lucha por los derechos e igualdad de la mujer. De hecho, fue la primera mujer en obtener permiso para estudiar y finalmente graduarse como abogada en su ciudad natal. Poeta, sufragista y filántropa Mary desafiaba constantemente los estereotipos de la época

Su travesía comenzó en Ciudad del Cabo en el año 1905 utilizando distintos medios de transporte y sin ningún tipo de compañía. Trenes, barcos, a pie o en pequeñas embarcaciones, la aventurera descubrió y se enamoró completamente de África Central para luego volcar sus vivencias en su diario de viajes. Finalmente falleció en 1927 y su legado pasó a la historia.

Ethel Tweedie, del Reino Unido a la mágica Islandia

(Wikipedia)
(Wikipedia)

Ethel Brilliana Tweedie, nació en 1862 en Londres, Reino Unido. Historiadora, periodista, fotógrafa e ilustradora siempre fue un alma libre y curiosa por saber qué le deparaba el mundo a una joven como ella.

Con distintos viajes planeados Tweedie conoció destinos inusuales para la época como Islandia. La joven revolucionó y escandalizó al mundo al poner en manifiesto en su libro A Girl's Ride in Iceland (El viaje de una chica en Islandia) relatos de diferentes realidades que veía sobre las costumbres de la población como los saunas mixtos, algo impensado para una sociedad de la época victoriana.

La escritura se convirtió en uno de sus aliados personales durante sus largos viajes en donde pudo plasmar sus vivencias, críticas de las barreras sociales que conoció por ser mujer pero por sobre todo informar lo que había del otro lado. Finalmente falleció en 1940 en su ciudad natal.

SEGUÍ LEYENDO