Aunque sea difícil de imaginar en el siglo XXI, aún existen lugares que prohíben la presencia de una mujer (Getty Images)
Aunque sea difícil de imaginar en el siglo XXI, aún existen lugares que prohíben la presencia de una mujer (Getty Images)

Las prohibiciones que sufrían las mujeres hace más de cien años hoy parecen estar muy lejanas. La idea de no poder votar, usar pantalones o participar de las fuerzas armadas, entre otras restricciones, suena como una locura en la actualidad, pero lo cierto es que, además de todo el camino que resta por andar en pos de la igualdad de género, todavía hay lugares alrededor del mundo que prohíben el acceso a la mujer.

Monte Athos, Grecia

En Grecia se encuentra el monasterio de Monte Athos que le prohíbe el ingreso a las mujeres
En Grecia se encuentra el monasterio de Monte Athos que le prohíbe el ingreso a las mujeres

El Monte Athos es una península griega dedicada al estudio y ejercicio de religiones ortodoxas en Europa. También conocida como "La montaña Sagrada", tiene un particular detalle: los monjes que habitan en este monasterio jamás volverán a ver a una mujer, ya que ellas tienen prohibido el acceso desde el año 1046.

El monasterio, que fue en 1988 nombrado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y está formado por 20 monasterios dentro de una extensión de más de 30.000 hectáreas, tiene también el acceso prohibido para animales hembras, excepto gatos.

Templo Padmanabhaswamy, India

En India se encuentra el templo que tiene como premisa negar el acceso a las mujeres a este templo
En India se encuentra el templo que tiene como premisa negar el acceso a las mujeres a este templo

En esta ocasión las mujeres no tienen denegado el acceso de forma total pero sí existen lugares a los que no pueden ingresar dentro del mismo templo. Y aunque no sea total la decisión de no dejar ingresar a las mujeres a partes del increíble templo, fue en el 2012 que por primera vez la noticia causó revuelo.

Y es que ninguna mujer podría ingresar a las bóvedas del templo cuando estaban realizando un inventario de objetos, ni siquiera si fueran las mismas profesionales que se encontraban trabajando en el lugar. La razón principal que esgrimieron para tal decisión fue porque decían que la participación de las mujeres estaba "en contra" de las tradiciones del templo.

Monte Ōmine, Japón

En Japón se encuentra, al igual que en el monte Ethos, un templo que no admite la presencia de mujeres
En Japón se encuentra, al igual que en el monte Ethos, un templo que no admite la presencia de mujeres

Un caso similar al del monasterio del Monte Athos, pero esta vez en el continente asiático. Se trata de una montaña en Japón que alberga al templo Ōminesanji.

La punta del Monte Ōmine se encuentra a 1.719 metros sobre el nivel del mar. La montaña fue declarada patrimonio de la humanidad en 1980 y es una gran atracción para los turistas masculinos.

Es conocido por ser uno de los templos más grandes de Japón
Es conocido por ser uno de los templos más grandes de Japón

Aunque sólo los hombres pueden ingresar al Monte, el lugar cuenta con una sección sólo para mujeres, llamada Nyonin Ōmine. Quienes apoyan esta antigua regla sostienen que la segregación no es lo mismo que la discriminación, ya que existen otros sitios en Japón en donde sólo las mujeres son bienvenidas.

Templo Ranakpur Jain, India

El jainismo es una antigua religión india, cuyo principal mandamiento es  practicar la no violencia, el ayuno y la mortificación del propio cuerpo. El templo Ranakpur Jain honra a este sistema de creencias y se promociona como uno de los más impresionantes debido a su increíble arquitectura.

Y es que el templo cuenta con 29 pasillos y 1.444 pilares tallados con un diseño totalmente único. Sin embargo, llama la atención una de las reglas más insólitas que predominan en el santuario: las mujeres no pueden entrar a él si se encuentran en su período.

Arabia Saudita

En Arabia Saudita son distintas las políticas para entrar como mujer al país en relación a los hombres (Getty Images)
En Arabia Saudita son distintas las políticas para entrar como mujer al país en relación a los hombres (Getty Images)

Aunque no es imposible entrar siendo mujer a Arabia Saudita, es muy difícil que puedan ingresar sin la compañía de un hombre. De hecho, en enero de 2018, el medio Saudi Gazette describió cuáles son los requisitos para que el sexo femenino consiga una visa de turista. Las menores de 25 años deben ir acompañadas de otros miembros de su familia. Las mayores de 25 deben ser parte de un grupo de turistas certificado por una agencia de viajes.

A su vez, algo muy importante para la cultura del lugar es que las viajeras respeten las leyes, tradiciones y costumbres locales. A pesar de que no es un requisito atarse el pelo, es importante que las mujeres turistas respeten los lugares sagrados de esta manera.

SEGUÍ LEYENDO