Reese Witherspoon, Eva Longoria, Salma Hayek y Ashley Judd adoptaron el negro en los Golden Globes, impulsando el movimiento Time’s Up en la alfombra roja
Reese Witherspoon, Eva Longoria, Salma Hayek y Ashley Judd adoptaron el negro en los Golden Globes, impulsando el movimiento Time’s Up en la alfombra roja

En los últimos meses, la indumentaria fue la gran protagonista de las alfombras rojas, y no por los modelos creados por los diseñadores más conocidos, sino por convertirse en un vehículo para luchar por la igualdad de género y solidarizarse con las víctimas que sufrieron abusos sexuales en Hollywood, la iniciativa desafiante de Time's Up. Con esta influencia, el dress code sugerido para la galas de premiación fue el total black. En una imagen histórica, el color negro fue resignificado.

El negro unió a las estrellas de Hollywood de todas las generaciones, desde actrices veteranas y virtuosas como Meryl Streep hasta el clan centennial de Stranger Things; desde conductores de la talla de Oprah Winfrey hasta el mundo del detrás de cámaras compuesto por productores y guionistas. Los Golden Globes marcaron el rumbo.

Lo mismo sucedió el martes pasado cuando un grupo de hombres y mujeres de diferentes partidos del congreso de Estados Unidos se vistieron de negro, pero esta vez en contra del presidente Donald Trump, poniendo de nuevo en el centro de atención las 16 denuncias que tiene por acoso. Parece que esta tonalidad -relacionada históricamente con el luto o la solemnidad- hoy es un potente símbolo activista alrededor del mundo por la igualdad de género. Una vez más, el universo de la moda cumple una función más allá de lo estético.

Lo mismo había ocurrido en Argentina durante el "miércoles negro", la multitudinaria marcha de octubre del 2016 que se gestó a raíz del brutal crimen de Lucía Pérez en Mar del Plata, por iniciativa de la ONG #NiUnaMenos y otras organizaciones. La consigna era vestirse de negro.

"El color negro es la ausencia de todos los colores, significa restricción, todos los colores asociados a esta tonalidad tienen una impronta negativa", resaltó en diálogo con Infobae Yamila Pica, asesora de moda y especialista en colorimetría.

A su vez, más allá de ser considerado un comodín, ideal para todo tipo de eventos, al negro "no se lo vincula a lo festivo, al contrario, significa una limitación, cierre, representa la solemnidad", agregó la experta.

Miley Cirus de negro en los Emmy se unió al movimiento que vela por los derechos de la mujer (Jamie McCarthy, Getty Images)
Miley Cirus de negro en los Emmy se unió al movimiento que vela por los derechos de la mujer (Jamie McCarthy, Getty Images)

Los colores en la vestimenta tienen un impacto psíquico en la percepeción, resaltó Pica. "Para el 75%, el negro tiene connotación negativa, vinculada a la tristeza o el luto".

La implementación de la indumentaria negra es una máquina de poderosas connotaciones. Denota la seriedad y diligencia, como se puede ver en los trajes negros que se utilizan, por ejemplo, en diferentes órdenes religiosas. Puede ser pecador o revelador. En muchas culturas se lo liga a la elegancia, mientras que en otras al erotismo; varía su significado, pero siempre está presente de manera atemporal.

#TIMESUP #WHYWEWEARBLACK

A post shared by #TIMESUP (@timesupnow) on

El negro en la historia de la moda

En los años 20 fue la gran Coco Chanel quien instaló el negro en la moda, tratando de quitarle la connotación de luto, a través del diseño del icónico Little Black Dress, dándole a la mujer otro papel en la sociedad a partir de una prenda elegante y sencilla a la vez.

Antes de ese período se utilizaba en los uniformes del personal doméstico y en las mujeres que vendían mercadería en los negocios. Las normas sociales, sin embargo, fueron perdiendo poco a poco formalidad y la indumentaria deportiva comenzaba a ganar espacio. Las jóvenes se estaban corriendo de lo restrictivo para comenzar a ser más modernas y libres.

La diseñadora del ícono Little black dress
La diseñadora del ícono Little black dress

Había otro factor que comenzó a estar en juego: el cine. Una de las películas que marcaron un hito en cuanto a íconos femeninos del negro fue Desayuno con diamantes, con Audrey Hepburn.

La icónica escena de “Breakfast at Tiffany’s”, protagonizada por Audrey Hepburn
La icónica escena de “Breakfast at Tiffany’s”, protagonizada por Audrey Hepburn

Diseñadores de marcas como Balenciaga e Yves Saint Laurent comenzaron a realizar diseños bajo la influencia del nuevo paradigma, y así fue como el negro fue adquiriendo estatus fashionista.

A mitad del siglo XXI, se lo comenzó a asociar con diferentes grupos y con una rebelión. Los bikers lo adoptaron, las tribus urbanas como los góticos combinaban sus ropas con delineador negro y así fue elegido para representar diversos estilos.

El negro es hoy sinónimo de lucha, de disconformismo, de respeto. Hoy, más que un color o una tendencia, el negro se convirtió en el símbolo de un movimiento que une a las mujeres y a los hombres de todo el mundo en una lucha que traspasa la barrera de género.

LEA MÁS: