Máxima Zorreguieta, la reina de Holande, es una referente en el mundo de la moda por su espontaneidad y sencillez a la hora de vestirse. Apuesta a reciclar prendas de su guardarropa como este Valentino clásico que eligión en dos oportunidades (Télam)
Máxima Zorreguieta, la reina de Holande, es una referente en el mundo de la moda por su espontaneidad y sencillez a la hora de vestirse. Apuesta a reciclar prendas de su guardarropa como este Valentino clásico que eligión en dos oportunidades (Télam)

Son mujeres destacadas -primeras damas, reinas y princesas- que ocupan un rol social trascendental, con altos niveles de popularidad y admiradas por sus elecciones a la hora de vestirse. Cada una con una impronta diferente pero con una norma en común: ser fiel a su estilo.

Volver a reutilizar un pieza del guardarropa es una tendencia que imponen desde hace tiempo. Una práctica habitual en la vida cotidiana femenina. Para muchas un desafío, para Juliana Awada, la Reina Máxima, la Duquesa de Cambrigde Kate Middleton, Michelle Obama y la Reina Letizia un arte que dominan a la perfección.

"Representan a las mujeres de hoy" y es ahí donde radica la clave de su encanto, destacó a Infobae el diseñador argentino Benito Fernández, el preferido de Máxima Zorreigueta.

Las cinco mujeres que se establecen como referentes del mundo de la moda cada una conduce un estilo propia sin dejar atrás la sencillez

Para otros, como el referente César Juricich aggiornar prendas olvidadas o de colecciones anteriores es una medida que tanto hombres y mujeres deberían emprender. Transformar un vestido de gala en uno de cocktail, complementarlo con accesorios diferentes, hay muchas maneras. "Es una ostentación ridícula lucir una vestido una sola vez, más aún cuando se trata de referentes de moda", sentenció Juricich.

No existe una normativa protocolar que establezca que tanto primeras dama, reinas y duquesas deban siempre estrenar una pieza. De esta manera, Karina Villela, especialista en protocolo, dijo a Infobae que esta tendencia es un gesto de cercanía hacia al ciudadano común,  algo impensado décadas atrás donde las monarquías ostentaban sus riquezas.

Juliana Awada, chic sin esfuerzo

Cautiva a todos en cada aparición pública por su frescura y elecciones acertadas a la hora de vestirse. Esta vez, sorprendió por un gesto que tanto Reinas, first ladys y el común de las mujeres suele implementar: reciclar un outfit.

Juliana lució un vestido corto en tono negro en damero con pedrería en el escote, de la firma italiana Marco De Vincenzo. Un modelo que ya había elegido, el año pasado, para su visita a ShowMatch durante la campaña electoral. En esta oportunidad, sumó sandalias negras de tiras y un clutch con piedras que sirvió para completar su look a la perfección.

Juliana Awada en Showmatch junto a Mauricio Macri con el mismo vestido y peinado que lució en inauguración de las Olimpiadas de Río 2016
Juliana Awada en Showmatch junto a Mauricio Macri con el mismo vestido y peinado que lució en inauguración de las Olimpiadas de Río 2016

Devota del chic sin esfuerzo no es la primera vez que no está de estreno. Lo hizo previamente con una prenda básica como es la campera militar que vistió en el Carnaval de Jujuy en febrero de este año, antes lo había hecho durante el acto de cierre de campaña en noviembre de 2015 junto a Mauricio Macri.

Fiel a su estilo Juliana es gran defensora del diseño local apostando a estilistas argentinos. No duda, ni teme volver a elegir prendas con las que se siente cómoda y femenina. Los sacos que son otra de sus piezas fetiches,  lo llevó en la inauguración ArteBa en mayo de este año y en los festejos del Bicentenario en Humahuca hace apenas algunos meses.

Saco camel oversize, lo lució en los festejos del Bicentenario el pasado 8 de julio en Humahuaca y antes en mayo 2016 en el ArteBa
Saco camel oversize, lo lució en los festejos del Bicentenario el pasado 8 de julio en Humahuaca y antes en mayo 2016 en el ArteBa

Esta tendencia mundial es bien aceptada, las mujeres en general se sienten identificadas con estos gestos de las principales referentes mundiales. Con respecto al protocolo, la especialista Karina Vilela-que también dicta clases protocolares- comentó que no existe una normativa que indique que estas mujeres representativas de Estados deban lucir trajes únicos en cada aparición pública.

Campera militar: el Carnaval de Jujuy en febrero de este año y previamente a ser primera dama en el acto de cierre de campaña en noviembre de 2015 junto a Antonia y Mauricio Macri
Campera militar: el Carnaval de Jujuy en febrero de este año y previamente a ser primera dama en el acto de cierre de campaña en noviembre de 2015 junto a Antonia y Mauricio Macri

Lo que se rige son recaudos con los largos y los colores a lucir en ocasiones especiales "como visitas al Santo Padre por ejemplo" dijo la experta. Resaltó la elegancia natural y las elecciones de Juliana, sin embargo alertó sobre el exceso de informalidad a la hora de inclinarse por el uso de jeans en situaciones "casuales".

Por otra parte, Gabriel Lage, uno de los diseñadores preferidos de la primera dama comentó a Infobae que los vestidos de alta costura son para volver a lucirse una y otra vez "con la misma intención que una joya".

Además Lage sugirió variar pequeños detalles del look como puede ser un complemento -es decir- el clutch, los aros, el peinado o los stilettos. "Renovar la misma pieza habla de la habilidad de cada mujer a la hora de vestirse y customizar una prenda" agregó el creador.

Máxima Zorreigueta, la reina que se reinventa 

La revista Time dio a conocer su 13ª lista anual con las 100 personas más influyentes del mundo, donde la argentina se destacó por su labor humanitaria, pero además por establecerse como un ícono de la moda.

Como referente marca tendencias en el mundo fashion posicionándose como una figura que no le teme reciclar una prenda una y otra vez. Su perfil bajo la convirtió en la figura más popular de la monarquía holandesa, algo jamás logrado por una reina consorte.

Definida por los expertos como una de las reinas más elegantes de Europa, Máxima combina un mix de glamour y elegancia sin perder su sencillez. Para su diseñador preferido, Bénito Fernández la imagen de Zorreguieta se  "acerca a la mujer real".

En 2006 Máxima impactó al mundo con un vestido strapless rojo con falda de crochet detalles en organza del diseñador argentino Benito Fernández, luego lo remasterizo en 2011 para la cena anual de gala en el Palacio Real
En 2006 Máxima impactó al mundo con un vestido strapless rojo con falda de crochet detalles en organza del diseñador argentino Benito Fernández, luego lo remasterizo en 2011 para la cena anual de gala en el Palacio Real

Se animó a ir más lejos "es clásica, pero a la vez moderna e impactante. Es una mujer que corre riesgos y le gusta desafiar con la elección de una misma prenda pero otorgándole otro valor, y eso la hace más atractiva", comentó a Infobae Benito Fernández, que la viste desde hace más de diez años.

Con los imponentes diseños de Benito, Máxima no dudó resemantizar en cuatros ocasiones diferentes el vestido rojo strapless de shantung de seda con una falda con crochet de cintas de organza. Primero para los 60 años del Príncipe Carlos Gustavo de Suecia en 2006. Cinco años más tarde, en el una gala anual ofrecida por el cuerpo diplomático extranjero en el Palacio Real dio que hablar por volver a encandilar a todos con la misma pieza que supo mantener vigente.

Enfudada en una pieza de alta costura del diseñador Valentino que lució en la cena gala previa a la coronación de Guillermo (2013) pero también lo hizo antes en 2008 durante la celebración del 60º cumpleaños del Príncipe Carlos de Inglaterra
Enfudada en una pieza de alta costura del diseñador Valentino que lució en la cena gala previa a la coronación de Guillermo (2013) pero también lo hizo antes en 2008 durante la celebración del 60º cumpleaños del Príncipe Carlos de Inglaterra

La Reina Beatriz se despidió de su reinado con una comida para miembros de 18 casas reales, dirigentes de organismos internacionales y funcionarios de otros países. La estrella de la noche debía ser la reina, pero terminó siendo -una vez más-la argentina y su vestido Valentino. El mismo modelo strapless con volados plisados fue usado -con otras joyas y peinado- por la entonces princesa de Holanda en 2008, en los festejos del cumpleaños número 60 de Carlos de Inglaterra.

Sobria y elegante, así luce siempre Máxima Zorreguieta
Sobria y elegante, así luce siempre Máxima Zorreguieta

Lo de Máxima ya es un arte, la reina recicló una reliquia familiar el vestido que lució la Reina Beatriz en 1981 en una visita de Estado

Pero el estilo indiscutido la Reina de Orange va más allá de no temer a repetir un look -como una maga de la moda-  convierte piezas únicas en prendas atemporales resigificándolas con una impronta diferente en cada puesta.

Se consagró como 'reina del reciclaje' el día que optó por rescatar el traje verde esmeralda confeccionado en seda con bordados en el pecho y cintura, usado por Reina Beatriz durante una visita de Estado a Bélgica en 1981.

Máxima Zorreguieta también se animó a repetir algunos vestuarios
Máxima Zorreguieta también se animó a repetir algunos vestuarios

En el barco en la coronación de Guillermo en 2013 diseño del holandés Jan Taminiau, y dos años después en la boda de Felipe de Suecia y Sofía

"Tiene personalidad y es atrevida. Ella nació para este rol", aseguró Jan Taminiau, su modisto holandés de cabecera, que se hizo mundialmente conocido al vestirla el día de la coronación de Guillermo.

Hasta el historiador De Velde se animó a explicar el fenómeno Máxima: "Es exótica, tiene pasión y chispa, y la gente puede sentir su autenticidad. Por eso la amamos".

En tres contextos diferentes lució una prenda de lino en tono mostaza, primero lo estrenó en Villa Langostura en 2007; luego en su encuentro con Lula en 2012 y por último en Italia en el encuentro con Kanayo F. Nwanze. | AFP (AP)
En tres contextos diferentes lució una prenda de lino en tono mostaza, primero lo estrenó en Villa Langostura en 2007; luego en su encuentro con Lula en 2012 y por último en Italia en el encuentro con Kanayo F. Nwanze. | AFP (AP)

Michelle Obama, naturalmente sencilla

Desde hace tiempo la primera dama de los Estados Unidos se convirtió en embajadora de la moda en su país. Los críticos de la industria resaltan sus elecciones de estilo en cada ocasión.

Michelle Obama figura en la lista de las 50 mujeres mejor vestidas que elaboró The Sunday Times hace algunos años. En la publicación se explicó que el éxito residía en que la primera dama "supo entender que su rol más importante es visual y que la moda puede ser una fuerza si se usa para inspirar y entretener".

En su afán de mantener vigente esa definición, la mujer de Barack Obama viste modelos de bajo costo J.Crew o Target, escapándole a marcas exclusivas como Chanel o Bill Blass que lucieron otras mujeres en la Casa Blanca. Pero también apuesta por diseñadores locales y emergentes.

Su pieza fetiche del diseñador Michael Kors la reinventa en cada relección
Su pieza fetiche del diseñador Michael Kors la reinventa en cada relección

Jack Crew, una firma a la que la Primera Dama prefirió durante más de cinco años, alabó su valor a la hora de vestirse: "la primera dama abrió un nuevo panorama en la moda americana al allanar su propio camino al combinar ropa hecha a la medida con piezas ready to wear", dijo la presidenta de la marca, Jenna Lyons, al medio Daily News.

Otra de las claves de su éxito y que la hace más admirada por miles de mujeres, es su arte de lucir piezas que no son de estreno y aún así marcar tendencia. Radiante, como no podía ser de otra manera Michelle Obama apostó por llevar un vestido estampado en tono vino color de Michael Kors para celebrar la victoria de su marido, Barack Obama, como presidente de los Estados Unidos en 2009. Durante las elecciones de 2012, la reelecta primera dama se inclinó por la misma pieza fetiche interpretado por muchos como un gesto de continuidad.

Algo impensado para las anteriores primeras damas de los EEUU. La única que lo hizo fue- la majestuosa Jackie Kennedy- un referente eterno para las mujeres. Y es que su espontaneidad y permisos fuera del protocolo la acercan aún más al mundo terrenal.

Dos modelos que suele remasterizar en cada oportunidad y que agotan a pocas horas de su aparición. En verde agua un diseño de Chris Benz. En print geométrico pieza de Michael Kors
Dos modelos que suele remasterizar en cada oportunidad y que agotan a pocas horas de su aparición. En verde agua un diseño de Chris Benz. En print geométrico pieza de Michael Kors

Jugada y espontánea, suele llevar un vestido de alta costura y renombre, pero luego presentarse con un saco de una multimarca.  Por ejemplo, sus zapatos para la Convención Demócrata o el cinturón de USD 20 que se agotó minutos después de su aparición.

Letizia Ortiz, perfeccionista una y otra vez

Es atrevida e inovadora, amante de la moda, la actual reina consorte se anima a experimentar diferentes looks: desde el pelo lacio a peinados años 20, de las faldas tubo que marcaban su figura a los vestidos de noche más clásicos y conservadores,y lo que tuvo éxito lo volvió a elegir.

Durante años Letizia brindó lecciones de estilo donde siempre rige la elegancia sin estridencias. "Es una mujer que sabe perdurar en el tiempo, nunca cambió en sus diferentes roles como periodista, luego princesa y hoy reina, es fiel a su personalidad", comentó César Jurich.

Puede hacer gala de cómo explotar las prendas de su armario, aplicando a sí misma esa regla que rige para toda de la población: reinventar vestidos es posible. Pero fascina aún más cuando combina piezas de autor con prendas low cost.

Tal fue el caso de un vestido floral que compró en Zara en rebaja en el 2011 lo lució para la entrega de los Premios Nacionales de la Moda, un año más tarde, se inclinó por otros accesorios y peinado.

El mismo vestido de Zara -dos looks diferentes – en el 2011 con zapatos off white y cabello recogido, un años después con un cinturón que resaltaba su figura y el cabello suelto
El mismo vestido de Zara -dos looks diferentes – en el 2011 con zapatos off white y cabello recogido, un años después con un cinturón que resaltaba su figura y el cabello suelto

Tal como un little black dress, Letizia tiene varias piezas "comodin", se trata de un traje rojo de Felipe Valera-uno de sus diseñadores preferidos- de línea recta que eligió para siete eventos diferentes. Lo estrenó en la inauguración de la feria Arco en 2011. En esa ocasión, la princesa de Asturias utilizó un cinturón, zapatos y clutch color gris – y el cabello suelto con ondas relajas. En la segunda aparición , unos meses más tarde, en la visita a Madrid de la monarquía inglesa- Carlos y Camila- ; ahí, Letizia optó por cinturón y zapatos en tonos off white. También supo escogerlo para celebrar sus 40 años y en la entrega de los Premios Nacionales del Deporte en 2015.

Doña Letizia con un conjunto de dos piezas al estilo Jackie Kennedy que lució en siete oportunidades algunas hasta con los mismos accesorios
Doña Letizia con un conjunto de dos piezas al estilo Jackie Kennedy que lució en siete oportunidades algunas hasta con los mismos accesorios

Otra de sus prendas fetiches es un conjunto de dos piezas en tono off white, al mejor estilo Jackie Kennedy que también repitió por lo menos 7 veces. Lo estrenó en su gira como princesa a EEUU en 2011 y la última vez fue en los Premio Príncipe Viana en Tudela en 2015 con zapatos peep toes en tono rosa y unos alhajas de Tous.

También suele aggiornar looks antiguos como vestidos de encaje, pantalones modernos de la firma Uterqüe, chaquetas de lino y monos que también son una de sus elecciones preferidas para outfits más casuales.

Y como toda mujer inspiradora cada pieza que luce se agota a pocos minutos de su aparición pública. El peso estilístico es el elixir perfecto para las ventas.

Kate Middleton, la princesa del lujo austero

Los expertos de la moda coinciden que "si es bueno vale repetir". La Duquesa de Cambrigde se rige por esa regla. Tiempo antes de convertirse en realeza eclipsaba por su frescura natural, hoy se establece como un ícono de la moda. Según la revista Vanity Fair fue catalogada como una de las mujeres mejor vestidas.

Su estilo es sobrio, chic y simple. Como las otras referente del poder, la duquesa apuesta al diseño nacional de la mano de sus preferidos Jenny Packham y Alexander Mcqueen. Pero de también domina el arte de lucir firmas low cost como Zara y Topshop, y ahí es cuando brinda una lección de savoir-faire.

Conjunto de Alexander McQueen que lució en primero en el bautismo de su hija Charlotte en julio de 2015 y luego en junio de 2016 para los festejos por los 90 años de la Reina Isabel
Conjunto de Alexander McQueen que lució en primero en el bautismo de su hija Charlotte en julio de 2015 y luego en junio de 2016 para los festejos por los 90 años de la Reina Isabel

Pero su otro secreto es recuperar de su guardarropa piezas de otras temporadas como lo hizo en la semana de los festejos de los 90 años de la reina Isabel II en el que lució el mismo look con el que se dejó ver en el bautismo su hija, la princesa Charlotte. Hasta los accesorios fueron los mismos. Una pieza del reconocido diseñador Alexander Alexander McQueen. Lo acompaño con su tocado de Jane Taylor. En esta ocasión escogió unos pendientes de perlas, un clutch L.K. Bennett y stilletos de gamuza, de Gianvito Rossi. foto

Otro de los looks inolvidables de la Duquesa que no dudo en volver a usar fue el impactante vestido en tono rosa de una de sus diseñadoras preferidas Jenny Packham, con el que apareció en la gala celebrada en 2011 en Perk's Field Londres y luego cinco años más tarde.

Pieza corte peplum de Matthew Williamson lo rescató de su guardarropa para brindar un discurso en 2015, antes en 2012 junto al preestreno de African Cats
Pieza corte peplum de Matthew Williamson lo rescató de su guardarropa para brindar un discurso en 2015, antes en 2012 junto al preestreno de African Cats

En abril de 2012, acudió junto a su marido, el príncipe Guillermo, al preestreno de African Cats. Para la ocasión escogió un vestido con silueta peplum del diseñador Matthew Williamson. En noviembre de 2015 repitió exactamente el mismo look –hasta los mismos accesorios– para acudir a la conferencia Place2Be Headteacher.

Una y otra vez las reinas, primeras damas y princesas bridan una clase de estilo donde el buen gusto no lucir una pieza único sino como reinventarla.