Las estatuillas de los premios Sirí este año fueron realizadas por Marcelo Toledo
Las estatuillas de los premios Sirí este año fueron realizadas por Marcelo Toledo

El lunes pasado, en Las Garzas, Punta Del Este, se llevó los premios que reconocen a los mejores restaurantes, bodegas, cocineros, vinos revelación y productores del Este de Uruguay, los Premios Sirí otorgados por la prestigiosa revista de gastronomía Cuisine&Vins.

Desde su nacimiento en 2010, los premios Sirí en la Argentina pusieron de relieve a jóvenes cocineros y cocineras que obtuvieron su recompensa para seguir creciendo. Gracias a estas distinciones se abrió un nuevo espacio para valorar el talento en la gastronomía argentina.

El prestigioso jurado: Fernando Trocca, Inés Berton, Cristina Goto, Martín Pittaluga, Gastón Figún, Jorge Simeone, Jean-Paul Bondoux, Donato de Santis, Hugo Soca, Marcela Baruch y Rodrigo Calderón
El prestigioso jurado: Fernando Trocca, Inés Berton, Cristina Goto, Martín Pittaluga, Gastón Figún, Jorge Simeone, Jean-Paul Bondoux, Donato de Santis, Hugo Soca, Marcela Baruch y Rodrigo Calderón

Este año los Premios Sirí comenzaron a las 16 horas en el Club House de Las Garzas. La antesala de la premiación fue una degustación a cargo de restaurantes, productores y bodegas de los departamentos de Rocha y Maldonado, que propusieron un recorrido por los principales productos de la zona. El Novillo Alegre, Itaca, Bendita Kombucha Caviar Polanco, Finca La Corona, Almejas Palmares, La Faustina, Mieles del Este, Crêpas, Zafferano, Bodega Bouza, Bodega Garzón, Píccolo Banfi, Bodega Océanica José Ignacio, Salus y Vinos del Mundo, sorprendieron a los invitados, celebridades argentinas y uruguayas, artistas plásticos y empresarios, con la mejor selección de vinos veraniegos y delicias locales, ubicados en puestos y livings ambientados por Wila Interior y rodeados de naturaleza.

Los premios propiamente dichos, divididos en 20 categorías, toman la forma de espectaculares estatuillas que representan las tenazas del cangrejo sirí, realizadas a mano por el prestigioso artista Marcelo Toledo, quien además creó este año una versión más grande e imponente, conocida hoy el “Gran Sirí". Esta obra de arte realizó un recorrido especial por toda la “Ruta del Sirí” durante la temporada, visitando a algunos restaurantes, bodegas y productores nominados.

El jurado de lujo de esta segunda edición, integrado por Fernando Trocca, Inés Berton, Cristina Goto, Martín Pittaluga, Gastón Figún, Jorge Simeone, Jean-Paul Bondoux, Donato de Santis, Hugo Soca, Marcela Baruch y Rodrigo Calderón, determinó a los ganadores de las diferentes categorías:

María Elena Marfetán fue elegida como mejor cocinera
María Elena Marfetán fue elegida como mejor cocinera

-Mejor cocinero/a 2019: María Elena Marfetán

-Mejor restaurante: La Bourgogne

-Mejor restaurante de temporada: La Susana

-Plato icónico: El Abrazo, con su cordero esteño

-Mejor cava de vinos: St. Tropez

-Mejor bodega boutique: Bodega Océanica

-Vino revelación: Petit Clos Cabernet Franc 2016 de Bodega Garzón

-Mejor camarero/a: Camila Vitabar de La Huella

-Mejor barra de coctelería: Moby Dick

-Mejor emprendimiento de enoturismo: Bodega Garzón

-Mejor panadería y cafetería: Zunino

Así se vio desde el drone la tarde de la premiación de los Sirí 2020
Así se vio desde el drone la tarde de la premiación de los Sirí 2020

-Mejor parador de playa: Ovo Beach

-Mejor productor/a de productos locales: Almejas Palmares

-Mejor experiencia de buena vida: La Caracola

-Mejor productor orgánico: Lucía Bush

-Mejor Clericot: La Huella

Además de los ganadores, hubo menciones especiales: a Enjoy Punta del Este, por su invaluable aporte al desarrollo de Maldonado; a L’Auberge, por sus 70 años de excelencia; a Isabel Patrone de Allegresa, por su contribución al desarrollo de la gastronomía en Punta del Este; y a Bodega Garzón, por sus altos estándares de sustentabilidad.

Marcelo Toledo, el artista detrás de la estatuilla del Sirí, dijo al respecto: “Cuando comencé a bocetar la escultura pensé en la pinza del cangrejo sirí, en qué es y en qué está haciendo; puede ser una pinza en actitud de caza o un brazo pidiendo auxilio. La garra del sirí es todo eso, es un cangrejo en todo su esplendor y un animal pidiendo auxilio. Siento que con la sutileza del arte se puede enunciar, denunciar y poner sobre el tapete temas de una manera no convencional. Trabajé con cobre, un material que es buen conductor, que une, es maleable y duradero. Se encuentra en muchísimos alimentos y en el agua, y eso me pareció muy poético, el pensar que tanto argentinos como uruguayos estamos conectados por las aguas, por las especies y además por este premio”.

SEGUÍ LEYENDO: