Debido a su excelente sabor y valor nutricional, la espinaca es una hoja popular en todo el mundo (Shutterstock)
Debido a su excelente sabor y valor nutricional, la espinaca es una hoja popular en todo el mundo (Shutterstock)

Por Laura Sujoy

Por su alto contenido en agua (89%), hierro y calcio y potasio, además de otro minerales y vitaminas, la espinaca es una de los ingredientes con mayores beneficios nutricionales de la cocina. Aunque se puede comer cruda, cocinada al vapor, salteada u horneada, cocinarla destruye las paredes celulares e incrementa la disponibilidad de nutrientes.

Debido a su contenido de ácido, hervir sus hojas en una gran olla de agua descubierta es el mejor método de cocción para las espinacas. Hacerlo permite que los ácidos se filtren al agua, lo que le da a la espinaca un sabor más dulce y reduce el contenido de ácido oxálico hasta en un 50%.

A continuación, tres exquisitas recetas creadas por la chef argentina Laura Sujoy para cocinar en casa:

Corona rellena de pollo, espinacas y queso

Preparación: 30′
Tiempo total: 50′

Ingredientes para 4 personas:

360 g de masa para pizza de harina integral
1 cucharada sopera de aceite de oliva
4 dientes de ajo picado
240 g de espinacas frescas
250 g de ricota semi descremada
30 g de queso parmesano rallado
180 g de pollo (pechuga) grillado desmenuzado

Preparación:

Dejar la masa de pizza a temperatura ambiente durante unos 15 minutos. Precalentar el horno a 250°C.

Calentar una sartén de buen tamaño a fuego medio/bajo. Agregar el aceite y el ajo y cocinar, revolviendo de vez en cuando hasta que el ajo esté dorado entre 2 y 4 minutos. Poner el aceite en un recipiente y dejar el ajo en la sartén. Agregar las espinacas y cocinar a fuego medio/alto durante unos 2 minutos sin dejar de revolver, hasta que las espinacas estén blandas. Dejar enfriar durante 10 minutos.

En un recipiente mediano, mezclar la ricota y el queso parmesano; agregar las espinacas y el pollo desmenuzado y mezclar muy bien.

Colocar la masa en papel manteca y amasarla hasta formar un rectángulo. Colocar la mezcla de pollo empezando por el centro de la masa y hacer una banda de unos 50×3 cm. Con un cortante de pizza, hacer incisiones en la masa en ambos lados del relleno. Empezando por el borde de la masa, hacer cortes diagonales cada 1,5 cm aproximadamente. Plegar las tiras sobre el relleno y sellarlas entre sí. Con mucho cuidado, darle a la tira la forma de una corona y sellar las extremidades.

Pasar la corona con el papel manteca a una placa de aluminio, y emprolijar los bordes del papel para que se ajusten a las medidas de la placa. Con un pincel, pintar la corona con la mitad del aceite en el que reposó el ajo. Cocinar a 250°C, hasta que la masa esté dorada unos 18 minutos aproximadamente. Retirar del horno, pincelar nuevamente con el resto del aceite de ajo y dejar reposar durante 5 minutos antes de servir.

Croquetas de espinaca con arroz

Las croquetas son un plato muy común aunque no presenta grandes dificultades a la hora de elaborarlo
Las croquetas son un plato muy común aunque no presenta grandes dificultades a la hora de elaborarlo

Ingredientes:

1 tasa de café de arroz cocido
1 atado espinaca
c/n de queso rallado
c/n de sal y pimienta
2 pizcas de nuez moscada
1 puerro y verdeo
1 huevo

Para el apanado:

3 huevos
c/n de pan rallado

Preparación:

Cocinar el arroz unos 12 minutos y dejar enfriar. Retirar los tallos a la espinaca y en una sartén caliente cocinar. Por sus altas cantidades de agua no necesita ningún agregado. Cuando se cocina, (son 2 minutos), dejar reposar en la sartén un poco mas para que se seque el agua. Luego la exprimir con un repasador.

Cortar en rodajas finas el puerro y el verdeo y saltearlos con un poco de aceite. Una vez que todo está cocinado, colocar en un bowl la espinaca picada, el puerro y el verdeo, la sal, la pimienta, la nuez moscada, el queso rallado y el arroz y mezclar. Por último agregar el huevo. Llevar a la heladera por 2 horas.

Pasadas las dos horas, en un bowl mezclar los 3 huevos batidos y en otro el pan rallado. Formar bolitas con la mezcla, pasarlas por los huevos y luego por el pan rallado y dejar enfriar en la heladera durante 30 minutos.

Por último, freírlas con abundante aceite o cocinarlas a 200°C en una fuente de horno rociadas por aceite. Y, ¡a comer!

Espinacas a la catalana

La receta de espinacas a la catalana es ideal para una cena ligera, rápida y saludable
La receta de espinacas a la catalana es ideal para una cena ligera, rápida y saludable

Ingredientes para 8 personas:

75 g de pasas de uva
70 g de piñones
300 g de hojas de espinacas
60 ml de aceite de oliva extra virgen
4 dientes de ajo picados muy finitos
Sal y pimienta

Preparación:

Poner las pasas de uva en un pequeño bowl y cubrirlas con agua caliente. Dejar reposar unos 10 minutos hasta que se hayan hidratado y escurrir en un colador. Por otra lado, en una sartén mediana, tostar los piñones a fuego medio hasta que estén dorados durante 5 minutos y reservarlos en un plato.

En una sartén grande, hervir 125 ml de agua. Agregar la mitad de las espinacas de a poco, dejando que las primeras "se desmayen" antes de poner las siguientes. Cocinar durante 5 minutos a fuego moderado hasta que estén apenas cocidas. Pasar por un colador y repetir la operación con otros 125 ml de agua y el resto de las espinacas.

Calentar el aceite de oliva en la sartén hasta que se ponga más líquido y brillante. Agregar el ajo y cocinar a fuego moderado. Mezclar hasta que despida su olor y esté apenas tostado por aproximadamente 3 minutos. Agregar las espinacas, las pasas de uva, los piñones y una buena pizca de sal. Cocinar sin dejar de mezclar hasta que las espinacas estén calientes durante 5 minutos. Sazonar con sal y pimienta y servir.

SEGUÍ LEYENDO: