La gastronomía de Oriente Medio es una mezcla de diferentes estilos entre ellos parte de la cocina mediterránea y parte de la cocina del Magreb (Shutterstock)
La gastronomía de Oriente Medio es una mezcla de diferentes estilos entre ellos parte de la cocina mediterránea y parte de la cocina del Magreb (Shutterstock)

Por Laura Sujoy

Fresca, saludable, rica y aromática: no es de extrañar que en la última década la cocina de Oriente Medio se haya destacado por su excelencia a nivel mundial. En esencia, se trata de un collage culinario definido por su pasado.

La cocina inglesa es famosa por los fish and chips, la italiana es conocida por sus increíbles platos de pasta y el Medio Oriente es reconocido mundialmente por el hummus. Sin embargo, hay mucho más de estos sabores que despiertan las papilas gustativas.

La gastronomía de Oriente Medio es una mezcla de diferentes estilos entre ellos parte de la cocina mediterránea y parte de la cocina del Magreb. Desde el norte de África hasta Asia, muchos platos de la cocina llevan el mismo nombre pero son dueños de distintos sabores según la región.

Estas diferencias están impulsadas por la disponibilidad de ingredientes nativos, lo que se comercializó en la región y lo que se ofreció en el mercado en el pasado. Dentro de los ingredientes que caracterizan la comida autóctona de la región se destacan las aceitunas, los garbanzos, las lentejas, los frijoles y las verduras, y a veces se excluye la carne. Cuando se come carne, es pollo, carne de res y cordero, a menudo ensartados y asados ​​como brochetas. El yogur y los quesos, junto con las legumbres, constituyen el resto del contenido de proteínas de la dieta.

A continuación, tres deliciosas recetas creadas por la chef argentina Laura Sujoy para cocinar en casa:

Budín de nueces

Ingredientes:

  • 250 g de nueces mariposa o pecanas
  • 100 g de pasas de uvas rubias sin semillas
  • 100 g de pasas de uvas marrones sin semillas
  • 150 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 150 g de harina 0000
  • 75 g de manteca pomada
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

Calentar el horno a 180°C. Colocar las nueces y las pasas en un bowl con un poco de harina y mezclar.

Batir el azúcar con la manteca pomada hasta que quede una crema amarilla clara y el azúcar esté bien incorporada. Agregar la esencia de vainilla, la harina y el polvo de hornear. Por último, incorporar al batido las nueces y las pasas.

Un tip para que resulte mas fácil desmoldar el budín: colocar en el molde papel manteca. Cocinar por 40′ aproximadamente y controlar la cocción con un pincho de madera. Dejar enfriar a temperatura ambiente antes de desmoldar. Servir y ¡a degustar!

Tabbouleh de quinoa colorada:

El tabulé es una ensalada hecha con trigo partido (también conocido como trigo bulgur), menta, perejil y vegetales. Se sirve como aperitivo o simplemente como un almuerzo ligero y saludable
El tabulé es una ensalada hecha con trigo partido (también conocido como trigo bulgur), menta, perejil y vegetales. Se sirve como aperitivo o simplemente como un almuerzo ligero y saludable

Ingredientes para 8 porciones:

170g de quinoa colorada, lavada y escurrida
1 pedazo de jengibre de unos 2,5 cm
Sal y pimienta
60 ml de aceite de oliva extra virgen
1 cucharadita de miel
1/2 cucharadita de ralladura de limón
3 cucharadas soperas de jugo de limón
1 manzana colorada cortada en cubitos
1 pepino pelado y cortado en cubitos
1 morrón colorado (sin tallo ni semillas y cortado en cubitos)
200 g de tomates cherry cortados por la mitad, y algunos más para decorar
25 g de hojas de menta picadas
Gajos de limón

Preparación:

En una cacerola mediana colocar la quinoa con el jengibre, ½ cucharadita de sal y 700 ml de agua. Llevar a punto de hervor, tapar la olla y dejar hervir lentamente. Cocinar a fuego bajo hasta que la quinoa haya absorbido todo el agua y esté tierna aproximadamente unos 15′.

Separar los granos con un tenedor y agregar el jengibre. Tapar y dejar enfriar en la heladera durante 1 hora.

En una ensaladera grande mezclar el aceite de oliva con la miel, el jugo y la ralladura de limón. Salpimentar, agregar la quinoa, la manzana, el pepino, el morrón, 200 g de tomates y las hojas de menta picadas. Volver a salpimentar. Decorar con algunos tomates y servir con gajos de limón.

Tabbouleh de coliflor: 

Tip: se puede reemplazar el coliflor por flores de bróccoli o bien mezclar ambas verduras
Tip: se puede reemplazar el coliflor por flores de bróccoli o bien mezclar ambas verduras

Ingredientes:

650 g de flores de coliflor (blanco, verde, amarillo o violeta)
40 g de pasas de uva
40 g de arándanos disecados
40 g de almendras tostadas
8 ramas de menta
8 ramas de cilantro
Jugo de 2 limas
6 cucharadas soperas de aceite de sésamo tostado

Preparación:

Primero, rehidratar las pasas de uva en un poco de agua. En una procesadora, picar las flores de coliflor hasta que la textura se parezca a una sémola. Luego, picar las almendras tostadas; lavar, secar y quitar los tallos de las ramitas de cilantro y menta y picarlas finamente.

Para el condimento, rallar una de las limas y exprimir el jugo de las dos. Mezclar el jugo con el aceite de sésamo; agregar sal y pimienta y batir hasta obtener casi una emulsión. Mezclar bien todos los ingredientes, aliñar con la vinagreta, volver a mezclar y dejar reposar durante una hora.

Tip: se puede reemplazar el coliflor por flores de bróccoli o bien mezclar ambas verduras.

SEGUÍ LEYENDO: